LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Wow Can, el último ladrido de la gastronomía canina

Actualmente Wow Can produce ocho toneladas de alimento al mes y tiene capacidad instalada para producir hasta una tonelada al día. El equipo está conformado por once personas: cinco en producción, dos en administración, dos domiciliarios y dos directivos.

  • Wow Can es una compañía que ofrece productos alimenticios 100% naturales, basados en una dieta balanceada para los perros.
  • Un triste episodio de una mascota enferma fue el punto de partida para un emprendimiento que ofrece productos alimenticios 100% naturales, libres de preservantes y totalmente frescos para perros.


Por María Angélica Huérfano B.

BOGOTÁ, 16 sep (Colombia-inn) – El triste episodio de una mascota enferma fue el punto de partida de Wow Can, un emprendimiento bogotano que ofrece productos alimenticios para perros con base en una dieta balanceada similar a la de los seres humanos, 100% natural, libre de preservantes y totalmente fresca.

Hace poco más de tres años, Congo, un Golden Retriever, sufría de constantes enfermedades gastrointestinales y lucía poco saludable. Luego de diversas consultas y después de ensayar distintos productos de concentrado para mascotas, el animal no mostraba mejoría.

El veterinario le recomendó a Andrés Garcés, su dueño, que empezara a alimentar al canino con comida como la que consumen los humanos, pero con una dieta balanceada de proteínas, minerales y carbohidratos. Pronto la salud de Congo mejoró, sus episodios se redujeron y recuperó su energía y vitalidad.

Los buenos resultados de esta dieta motivaron a Andrés y su familia a empezar a ofrecer esta misma receta para los caninos de sus demás familiares y amigos cercanos. La respuesta fue tan satisfactoria que decidieron darle vida a Wow Can, un emprendimiento que produce y comercializa alimento 100% natural para perros, basado en una dieta balanceada y deliciosa.  

“Lo más importante de nuestra dieta es la proteína de alta calidad. Usamos los mejores cortes de res y de pollo. Igual ocurre con el salmón. Adicionalmente le agregamos fibra, avena, carbohidratos, arroz integral, alfalfa, zanahoria, alverja y remolacha. No usamos preservantes de ninguna clase”, aseguró Garcés, socio fundador de Wow Can.

La empresa tiene una línea de comida húmeda porcionada cruda y otra cocinada. Se comercializa en presentaciones de 100, 200, 300 y 500 gramos. Se hace de esta manera para facilitar la labor de alimentación por parte de los propietarios de las mascotas, pues un perro debe consumir, en promedio, el 3% de su peso en comida al día (aunque este cálculo puede variar dependiendo de la raza, tamaño y edad del canino).

“Creemos en una dieta balanceada, no solo de proteína. En la actualidad muchos alimentos ofrecen un contenido del 80% de proteína. La evidencia nos ha demostrado que los perros, como los humanos, necesitan de una alimentación equilibrada que les ofrezca diversos beneficios”, agregó Garcés.

El proceso de desarrollo e innovación se logró con el acompañamiento de expertos veterinarios y zootecnistas, quienes con sus conocimientos y experiencia profesional, aportaron en la definición de los ingredientes esenciales para obtener un alimento óptimo para los caninos.

Andrés Garcés, socio fundador de Wow Can

¿Crudo o cocinado? La elección de las mascotas

En la línea de alimento crudo, todos los ingredientes se procesan de forma natural. Una vez se obtiene el producto, se empaca al vacío y se congela. No se usan conservantes, ni aditivos. Por su parte, la comida cocinada pasa por un proceso de cocción al vapor, se empaca, también al vacío, pero en este caso, en una bolsa especial que permite alargar la vida útil del producto, sin necesidad de refrigeración.

“En este momento contamos con tres sabores distintos: salmón, carne, y pollo. Todos tienen una edición especial diseñada exclusivamente para caninos con problemas de digestión. En el proceso de producción recibimos la materia prima y luego de pasar por un proceso de lavado, se trabaja en frío para evitar la proliferación de microrganismos”, afirmó Andrés Pérez, jefe de la planta de producción de Wow Can.

La compañía llega al cliente por diversos canales, entre estos su página web, los centros de medicina veterinaria y un equipo de distribuidores que lleva el producto hasta los hogares de los consumidores finales.

Sin embargo, uno de los retos más grandes ha sido convencer a los veterinarios de las bondades que tiene la comida 100% natural, fresca y libre de conservantes para las mascotas. Entre otras razones porque muchos tienen relaciones de años con marcas de concentrado. Pese a ello, quienes han tenido la oportunidad de comprobar los beneficios de los productos de Wow Can, han empezado a recomendar la marca.

Soñar en grande

Andrés recuerda que los inicios de Wow Can se dieron en la cocina de su casa, en un proceso de molienda y mezcla de los ingredientes utilizando máquinas muy pequeñas. “Poco a poco empezamos a crecer y a diferenciar procesos, como lo exige el ICA. Gracias a esto logramos obtener el certificado como productores de alimentos de mascotas”, anotó.

Actualmente la compañía produce ocho toneladas de alimento al mes y tiene capacidad instalada para producir hasta una tonelada al día. El equipo está conformado por once personas: cinco en producción, dos en administración, dos domiciliarios y dos directivos.

Aunque son cuatro socios, Wow Can es fundamentalmente una empresa familiar que pudo aprovechar el triste momento de una mascota, para crear un producto capaz de cambiar la vida de muchos seres humanos y sus amigos de cuatro patas. 

“A futuro nuestros planes están en crecer y poder llevar nuestros productos a todo el país e incluso al exterior. Tenemos un producto muy competitivo por su innovación y por los efectos positivos que tiene en los animales. Eso es lo que nos motiva: cambiar la vida de las personas y sus mascotas”, concluyó Garcés.