LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Uber, un servicio de taxis de lujo respaldado por Google, llega a Colombia

Bogotá, 29 oct (Colombia.inn).- Uber, una aplicación para móviles ideada en EE.UU. que ofrece un servicio de taxis de lujo y tiene a Google entre sus principales inversionistas, ha comenzado operaciones en Colombia, su segundo destino en América Latina después de México.

Con presencia en 50 ciudades de 20 países y un crecimiento exponencial desde su presentación en junio de 2010 en San Francisco, su llegada a Bogotá promete no pasar desapercibida al ofrecer un servicio de primera clase e introducir al mercado el pago con tarjeta de crédito.

A simple vista parece un actor más en medio del congestionado tráfico capitalino, pero su diferencia está en que el corazón de este desarrollo es la tecnología, según dijo a Colombia.inn, agencia operada por Efe, el responsable de la expansión de Uber en Latinoamérica, Patrick Morselli.

Uber es un sistema que “a través de una aplicación conecta a conductores profesionales con los clientes locales”, detalló, por su lado, la jefa de procesos y expansión internacional, Austin Geidt.

Su forma de uso es sencilla: el usuario descarga la aplicación en su móvil, solicita el vehículo y rastrea su llegada, pero la diferencia respecto a otros servicios similares es que en este caso el pago se carga a una tarjeta de crédito que el cliente inscribió previamente.

En palabras de Geidt, lo relevante de esta plataforma es que sus operaciones “son muy fluidas, muy rápidas y muy eficientes”, al tiempo que garantizan “una experiencia para el usuario muy superior”.

Y el valor agregado es que “el usuario en vez de tener una aplicación diferente para cada ciudad y para cada región del mundo tiene una única aplicación para 50 ciudades”, agregó.

Para el caso de Bogotá, Uber, que en otras ciudades ofrece vehículos de gama alta como Mercedes, Cadillac o Audi, se ha centrado en los llamados “taxis blancos”, más espaciosos y cuyo color los diferencia en servicio y presentación de los tradicionales “amarillos” que inundan la ciudad.

La calidad del servicio se garantiza por medio de controles que se aplican a los conductores, a quienes se les verifica el pasado judicial, si conocen la ciudad y se les capacita en el uso de la aplicación.

El pago mínimo ronda los 6.000 pesos (3,15 dólares) y sus tarifas son un 30% superiores a las de los taxis tradicionales.

Ese incremento de precio se compensa, según su jefa de expansión mundial, con las garantías de seguridad y profesionalismo de los conductores en una ciudad donde una constante es la falta de confianza de los ciudadanos a la hora de tomar taxis en la calle.

En un contexto similar, aunque con matices, es en el que Uber nació en San Francisco, de donde es originario uno de sus socios.

“En San Francisco es muy difícil encontrar un taxi en la calle, no hay el mejor sistema de taxi del mundo”, relató Geidt sobre los inicios de esta startup o empresa joven.

Solo tres años después de su puesta en marcha en la ciudad californiana, Uber cuenta entre sus inversionistas con Google Ventures, el brazo financiero de Google, que en agosto pasado invirtió 258 millones de dólares en esta compañía.

Los otros socios son Lowercase, First Round Capital, Minlo, Benchmark y Goldman Sachs.

Bogotá es el más reciente destino de Uber, un novedoso servicio para el transporte urbano que ya se encuentra en otras ciudades como Amsterdam (Holanda), Ciudad del Cabo (Suráfrica), Taipei (Taiwán) y Sidney (Australia). COLOMBIA.INN

[Not a valid template]