LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

TuCoffi: plataforma que elimina intermediarios en la caficultura

Para 2019 se espera que más de 500 caficultores pequeños estén exportando su café por medio de la plataforma digital TuCoffi/ Foto: Tucoffi.

  • TuCoffi, es un emprendimiento que utiliza la tecnología para ayudar a los pequeños y medianos caficultores a vender su producto en el exterior sin intermediarios, de manera que obtengan mayores recursos por su grano.
  • Desde 10 libras de café, los pequeños y medianos caficultores pueden exportar su producto que es recibido en la puerta de su negocio o vivienda por los compradores.

Por: Leonardo Numpaque Moreno

ARMENIA, 23 mar (Colombia-inn) – Los cafeteros colombianos que desean vender pequeñas cantidades del grano en el exterior y los compradores en el mundo, cuentan ahora con TuCoffi, una novedosa herramienta online que les permite negociar el producto directamente, eliminando los intermediarios.

TuCoffi es un emprendimiento quindiano basado en un modelo de comercialización internacional de café, que se apoya en una plataforma digital donde se encuentra toda la información del grano, y les permite a los compradores en el extranjero comprarlo online y recibirlo en la puerta de su negocio o de su casa.

“Estamos buscando una conexión casi directa entre el caficultor y un comprador final que está dispuesto a pagar un buen precio por el café, sabiendo que está impactando una familia cafetera y evitando que las intermediaciones grandes que han existido en el mercado, se queden con la mayor parte del ponqué”, aseguró Julián Roa, creador de TuCoffi, en entrevista con Colombia-inn.

De acuerdo con Roa, mediante un marketplace o mercado digital, estilo Amazon, los caficultores se registran en la plataforma e ingresan hasta tres referencias de su café, agregan fotografías del producto, de su finca y de sí mismos, de manera que el comprador acceda a la información y, con base en ella, pueda escoger el producto que más se acomode a sus necesidades.

Los principales clientes del grano ofrecido a través del emprendimiento quindiano se sitúan en Estados Unidos y Canadá. Se trata de “Coffe shops” o cafeterías, como también de familias que compran desde 10 libras hasta 500 kilos. Una vez realizan la compra, el producto está en la puerta de sus negocios o casas en un plazo de cuatro a ocho días.

Con ese objetivo, TuCoffi se involucra en todo el proceso, desde la recolección del café, los trámites de exportación y la búsqueda del cliente final, en una iniciativa única que hasta el momento ha beneficiado a cerca de 500 caficultores del país, quienes anteriormente no tenían la oportunidad de vender sus productos al exterior.

Julian Roa, fundador de TuCoffi, se encuentra en negociaciones con caficultores de Perú, Nicaragua y México para implementar su modelo de exportación en esos países. / Foto: Alejandro Tovar.

Emprendimiento en pro del pequeño y mediano caficultor

TuCoffi nació hace dos años cuando Roa buscaba nuevos mercados para el grano de su finca y se dio cuenta que, para los pequeños y medianos caficultores, los trámites para exportar son bastante complicados, a lo que se suma la consecución de un comprador en el extranjero.

Identificado ese problema, el emprendedor se dedicó a buscar una solución y creó TuCoffi, una empresa que utiliza la tecnología para ayudar a los pequeños y medianos campesinos que no contaban con las facilidades para vender su producto al exterior, y menos en desarrollo de un mercado justo.

Con recursos propios, Roa organizó la plataforma digital para comerciar internacionalmente el grano colombiano, e inició unas correrías por Estados Unidos y Canadá, buscando clientes para el producto.

El Amazon del café colombiano

La plataforma es un marketplace en la que cada usuario tiene su propio perfil con el registro de sus datos personales, de su finca y de las características de su café. TuCoffi, además, les colabora a los campesinos que no son muy amigos de la tecnología, para crear su perfil de manera que sea atractivo para los compradores.

Por lo general, los compradores en el exterior ubican a un caficultor y le compran la cosecha anticipadamente, pero antes quieren conocer de primera mano la calidad del grano. En este sentido TuCoffi incluye las variedades del café que se ofrece, debidamente perfiladas o avaladas por catadores profesionales.

En cuanto al proceso de exportación, TuCoffi se encarga de todos los procesos requeridos. El caficultor sólo debe hacer llegar el café debidamente empacado a Armenia, sede de la empresa y de ahí en adelante todos los trámites, requerimientos, alistamiento del grano y el transporte hasta las manos del comprador, corren por cuenta de ella.

Actualmente hay cerca de 50 y/o asociaciones de todo el país inscritas en la plataforma, beneficiando de manera indirecta a casi 300 familias campesinas, quienes por medio de esta plataforma han encontrado un mercado nuevo que ofrece precios justos por sus cosechas.

De acuerdo con el emprendedor, en los últimos tres meses TuCoffi ha hecho posible la venta de más de 10 toneladas de café en el exterior.

“Le damos al caficultor un valor agregado por su trabajo. En la realidad no se pasa del millón de pesos por carga de café, y aquí estamos buscando que se lleve dos o tres millones por la carga de su café tostado. Si logramos que el caficultor se sienta empoderado, ese caficultor va a buscar ese mercado que tenía dormido y que no lo había podido abordar”, destacó Roa.

El costo de inscripción a TuCoffi (www.tucoffi.co) hasta el 31 de diciembre de 2019 es un único pago de $300.000 pesos, cifra que le da derecho a publicar tres referencias de su café. Sin embargo, a partir del 2020, el sistema de suscripción se pagará mensualmente.

Además de lo reseñado y como un servicio agregado, TuCoffi apoya a los caficultores en el proceso de perfilado de su grano, por medio de catadores, de manera que puedan tener un producto certificado. También los asesora en la mejora de marca, imagen y presentación de su café.

A mediano plazo Roa tiene planes para expandirse a los mercados europeos, e incluir en su portafolio caficultores de Perú, Nicaragua y México, de manera que pueda aplicar en esos países la plataforma que desarrolló para Colombia.

Finalmente, el emprendedor hizo un llamado a los caficultores que aún no lo han hecho para que se unan a esta iniciativa, y “dejando ese miedo natural del negocio, confíen un poco en que el tema de la tecnología les puede ayudar a ganar más por su producto. Que exploren esos mercados”.