LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Serinpet revoluciona la industria petrolera

  • La empresa colombiana de servicios petroleros tiene ya siete patentes vigentes y otras siete más en trámite.
  • Los desarrollos tecnológicos de Serinpet para la industria petrolera, reducen el impacto ambiental.

 

Por Claudia Bedoya Madrid

BOGOTÁ, 4 ago (Colombia-inn) – Una verdadera revolución en la industria de hidrocarburos del mundo ha originado la empresa colombiana Serinpet, con innovaciones que están siendo introducidas por multinacionales del petróleo, como en el caso de un sistema utilizado en una plataforma que opera en Trinidad y Tobago, en alta mar.

Se trata de la unidad UHBM-OS, una innovadora tecnología destinada al bombeo de petróleo costa afuera (off shore), considerada única en el sector, ya que puede ser utilizada en espacios reducidos como el de las plataformas petroleras en altamar, en pozos inclinados y verticales, con disminución de los costos operacionales y aumento de la eficiencia en el proceso.

“Eso no se había hecho nunca en la historia de este planeta: (extraer petróleo) con bombeo mecánico, en un pozo inclinado, en una plataforma petrolera (…) es la primera vez que se hace y eso lo hicimos nosotros”, dice orgullosa la ingeniera ambiental, socia y directora de Serinpet, Lina Ladrón de Guevara Rangel.

Y lo corrobora su hermano Alejandro, ingeniero mecatrónico y director de Operaciones de la compañía, al señalar que “hemos logrado lo que ninguna multinacional había podido hacer que es implementar bombeo mecánico en plataformas petroleras y a grandes profundidades”.

Los dos se sienten orgullosos al considerar que: “fuimos capaces de abrir un mercado que no existía y que es llevar bombeo mecánico para ciertas aplicaciones”, y asegurar que están en capacidad de replicar esta experiencia en otras plataformas.

La tecnología, creada y patentada por Serinpet, y reconocida como única de su tipo, está operando en una plataforma de la petrolera inglesa Trinity Exploration.

Innovar la apuesta de Serinpet

Innovar es la apuesta de Serinpet Ltda., una empresa familiar dedicada a prestar servicios de ingeniería a la industria petrolera, fundada en 1989 y con sede en el noroccidente de Bogotá.

Y ese objetivo se ha cumplido a cabalidad, si se tiene en cuenta que la empresa cuenta, después de Ecopetrol, con el mayor número de patentes concedidas y vigentes a nivel nacional.

“Las patentes son un rollo bien complicado”, advierte Alejandro, antes de precisar que de las 14 patentes solicitadas por Serinpet, ya les han concedido siete que están vigentes en Colombia, y ya fueron presentadas en otros países, mientras que otras siete están en trámite.

“Los procesos son largos. En el país demoran entre dos y tres años y en el exterior, un período similar”, anota el profesional en diálogo con Colombia-inn.

Otras innovaciones

Además de la UHBM-OS, Serinpet ya tiene la patente de una unidad hidráulica con motor integrado que sirve para extraer hidrocarburos o petróleo de los pozos.

“Recuerdan los ‘caballitos’ que uno ve en la carretera (en zonas petroleras), que suben y bajan”, dice la ingeniera ambiental para tratar de explicar qué es lo que han hecho. “Eso se conoce en el sector como unidad convencional de bombeo mecánico (machín machón). Es una tecnología que tiene más de cien años de uso en el mundo”.

Lo que Serinpet patentó es una máquina para extraer hidrocarburos con un procedimiento diferente al tradicional. La diferencia radica en que el primero lo hace de forma mecánica y el que desarrollaron los innovadores colombianos es hidráulico.

Este desarrollo también es amigable con el ambiente, porque mientras uno de los “caballitos” o unidades tradicionales pesa 35 o 40 toneladas, la nueva tecnología, diseñada y fabricada por la empresa colombiana, ofrece modelos que van desde los 500 kilogramos de peso hasta las tres o cinco toneladas.

“Son 20 o 30 toneladas menos de materiales que, en términos ambientales, significan una carga ambiental muy inferior a la de las otras máquinas”, explica la ejecutiva, quien destaca que en Serinpet, además de buscar la disminución de emisiones, también trabajan para que sus desarrollos y maquinaria fabricada, sean más eficientes y con bajo consumo energético.

Adicionalmente, en Serinpet lograron desarrollar la capacidad para “raspar” el petróleo de campos maduros, es decir, pozos secos. “Nosotros tenemos la “cucharita” ideal para eso”, dice Alejandro al referirse otro de los modelos patentados.

La PCP Hidráulica, que también está patentada, revolucionará “los sistemas de levantamiento artificial, porque no estamos hablando de una máquina, una herramienta, sino de todo un sistema, del rediseño de todo el sistema de levantamiento artificial”, advierte e ingeniero.

En términos coloquiales, guardadas las proporciones, es como si alguien se hubiera inventado un nuevo sistema de transporte masivo. “Hay buses, trenes, barcos y nos inventamos un platillo volador”, agrega por su parte Lina, tras señalar que su hermano Alejandro se inventó un nuevo sistema de levantamiento artificial (extracción artificial de hidrocarburos) que tendrá trascendencia mundial. 

Actualmente, una empresa alemana especialista en levantamiento artificial, está fabricando esa tecnología desarrollada por Serinpet y próximamente la comenzarán a utilizarla en una empresa colombiana con el objetivo de que se pruebe en Colombia.

Con base en esos logros, Serinpet espera que empresas como Ecopetrol, que está desarrollando proyectos off shore, analicen la viabilidad de utilizar sus tecnologías altamente eficientes.

“Hemos exportado a Perú, Ecuador, Venezuela y esperamos llegar a Canadá y a los países árabes”, coinciden con entusiasmo los hermanos, al advertir que, si bien tienen negocios adelantados en México, Chile y Rumania, lo más importante es convencer a Colombia de que en el país se pueden hacer desarrollos tecnológicos.

Para Alejandro Ladrón de Guevara, desarrollar tecnología en Colombia e innovar, más que un financiamiento de máquinas y herramientas, lo que requiere es que el Estado pague por esa tecnología y la globalice.

“Asegurarse en todos los países es muy costoso y aunque es una inversión, esa inversión es la que el Gobierno debería promover en el exterior. Deberían crear una comisión, evaluar una tecnología y si le ven futuro, apoyar a las empresas en el exterior que es lo más complejo”, agrega.

Porque para el profesional, trámites como las patentes en el exterior, requieren de tiempo y son costosos.

“Tuvimos que salir y patentar en China, en Rusia, en Estados Unidos, Canadá, México, Australia…los principales productores de petróleo”. La dificultad radica en que se tienen que contratar abogados locales, asesorarse de firmas, y cada proceso puede tener un costo de 5.000 dólares. Cada país tiene su propio sistema de reconocimiento de patentes”, y eso dificulta y limita la oportunidad de nuevos emprendimientos, concluye.