LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Quindío producirá cueros de alta calidad

  • Con recursos de iNNpulsa el Clúster de cueros del Quindío optimizará sus procesos, adquirirá maquinaria para nueva línea de cueros y sus integrantes recibirán capacitación.
  • La industria de la curtiembre tendrá un crecimiento del 25% en el segundo año del proyecto. 
  • Los cinco empresarios que hacen parte del proyecto productivo apoyado por iNNpulsa y la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, podrán competir a nivel nacional e internacional con productos para marroquinería de grandes marcas.

 

Por: Angélica Guzmán

ARMENIA, 25 mar (Colombia-inn) – Explorar nuevos mercados en Colombia y el exterior ya no será un sueño para cinco empresas pertenecientes al Clúster de Cueros del Quindío, las cuales, gracias a un proyecto desarrollado por iNNpulsa Colombia y la Cámara de Comercio de Armenia y el Quindío, crearán una sólida unidad de negocio para producir cueros de alta gama.

El proyecto productivo consiste en utilizar el dinero aportado por iNNpulsa para capacitar al personal en procesos de acabados de cuero de alta calidad, dotar a los empresarios de maquinaria especializada, implementación y certificación de la Unidad de Negocios en Sistemas de Gestión de calidad y ambiental (ISO 9001 – ISO 14001) y desarrollar e implementar estrategias de marketing a nivel nacional e internacional.

Más oportunidades para los empresarios

Uno de los cinco empresarios que se beneficiarán con este proyecto productivo, es Diego Fernando Aristizábal Giraldo, un emprendedor quindiano que se especializó en Europa en producción de cueros y regresó a su tierra en 1993 para crear Curtiembre Taner de Colombia Ltda.

Aristizábal produce desde esa época cueros para calzado y marroquinería, y sus conocimientos han contribuido para que el sector se modernice y adquiera maquinaria que mejore la calidad del cuero.

“Crear mi propio negocio, ha sido una experiencia magnifica”, expresa Aristizábal, un visionario quien considera que este sector tiene mucho futuro en Colombia, pues del mismo viven muchas familias que, si siguen unidas para mejorar la calidad, se pueden convertir en proveedores de grandes marcas con excelentes ganancias.

El empresario fue uno de los principales impulsores para que el proyecto de negocio con iNNpulsa y la Cámara de Comercio de Armenia y Quindío, se pudiera concretar, pues considera que las alianzas con otros empresarios son fundamentales para impulsar el sector.

Cueros Toscana es otra de las empresas que hace parte del proyecto. “Muchas empresas importantes requieren cueros de alta calidad y les toca importarlos. Entonces lo que queremos con este proyecto es que podamos producirlos aquí y así tener más clientes”, dice Edward, hijo de Álvaro Betancur, quien hace más de 25 años creó la empresa en el sector de La María, en la vía entre Armenia y Calarcá.

Los años fueron pasando y la empresa que, inicialmente curtía cueros artesanalmente, se fue tecnificando. Edward estudió en Brasil por más de tres años y desde hace un año administra la empresa de su padre, optimizando la producción y perfeccionando la calidad del producto.

Pero para ellos es claro que eso no es suficiente y saben que deben abrir nuevos mercados, razón por la cual Cueros Toscana no dudó en ser parte del proyecto productivo que les permitirá competir con grandes productores.

Gestión y apoyo para los empresarios

La Cámara de Comercio de Armenia y Quindío, ha sido un aliado estratégico para gestionar recursos, brindar apoyo, asesoría, acompañamiento e incentivar este tipo de alianzas entre empresarios, con el fin de lograr el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas en la región.

“Los retos del Clúster de Cueros están en conseguir nuevos nichos de negocio. Se tiene previsto que con el proyecto productivo también se incrementen hasta en un 25%, en el segundo año, y así se obtengan clientes nacionales e internacionales de los sectores de la confección y la marroquinería”, explicó Rodrigo Estrada, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Armenia y Quindío.

Según expone Estrada, el proyecto traerá beneficios en el diseño e implementación de políticas de mejora de la competitividad regional, cumplimiento de metas y demanda de producción. Además, facilitará el diálogo estratégico entre el sector productivo y el gobierno.

La producción de cuero

La marroquinería y el calzado, entre otros, tienen como fundamento la producción de cueros, una práctica que nace de la necesidad de dar uso a las pieles de animales.

El proceso de tratamiento de los cueros en el Quindío comienza con la recepción de pieles frescas o saladas que luego son lavadas e inyectadas con químicos para evitar que se pudran. Posteriormente son teñidas y nuevamente lavadas para, finalmente, secarlas y acondicionarlas.

Con el proyecto productivo el proceso va más allá, pues las pieles son expuestas a un acabado diferente en donde la calidad aumenta, y varían la textura y el color.

Clúster de cueros reconciliado con el medio ambiente

Gracias al trabajo realizado en el sector y a la capacitación de los trabajadores de la industria, las empresas pertenecientes a este proyecto son responsables con el ambiente, optimizando sus procesos.

“Todos los desechos, residuales, sal y sangre, van a una planta de tratamiento. En esa planta se realiza un adecuado proceso y así el río Quindío no es contaminado. Los empresarios tienen sentido de responsabilidad ambiental y cada vez se implementan más sistemas de protección medioambiental”, aseguró al respecto, José Joaquín Duque, ingeniero químico de la Asociación de Curtidores La María.