LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Productos de decoración inspirados en Cartagena tras mercado de Latinoamérica

Molá toma fotografías de los elementos que mejor caracterizan a una cultura y las plasma en cojines con calidad de exportación. COLOMBIA.INN/RICARDO MALDONADO ROZO

Cartagena (Colombia), 28 abr (Colombia.inn).- Paisajes y personajes tradicionales de Colombia estampados en piezas de decoración y accesorios ofrece la empresa Molá, de la caribeña ciudad de Cartagena de Indias, que ya alista maletas para llevar el próximo año sus productos a Brasil, Chile y México.

Carlos Sánchez, un joven experto en finanzas y negocios internacionales, descubrió en su pasión, la fotografía, una oportunidad de negocio al convertir su banco de imágenes de más de 15.000 fotos en estampas para piezas de lujo.

Sánchez explicó a Colombia.inn, agencia operada por Efe, que la idea de su negocio surgió hace cuatro años, cuando comenzó a practicar la fotografía.

“En ese proceso encontramos que a la fotografía se le podía explorar más que simplemente venderla como un cuadro”, agregó este emprendedor, que inició su empresa en 2014.

“La cultura es rentable dependiendo de la estrategia que le pongas, así de sencillo, es la estrategia la que manda. Aún hay mucho camino por explotar en el área del diseño y la cultura”, concluyó Sánchez, quien explicó que esperan finalizar el año con una facturación de 140 millones de pesos (unos 57.000 dólares).

Molá, que adoptó su nombre de piezas textiles confeccionadas por la etnia Guna, asentada en Panamá y Colombia, toma fotografías de los elementos que mejor caracterizan a una cultura y las plasma en cojines con calidad de exportación y, en un futuro, pretende llevar sus imágenes a sábanas, posavasos, toallas playeras, camisetas y bermudas que vende en internet.

La mayoría de las imágenes corresponde a lugares representativos de Cartagena: el centro histórico, sus calles, su arquitectura y texturas, así como personajes cotidianos como estatuas humanas y vendedores.

“El primer objetivo es casi un tributo, un honor, a nuestra ciudad. Buscamos mostrar su belleza desde otro punto de vista más allá de lo tradicional, que la gente se lleve un pedazo de su color, de su sol, de su luz”, afirmó Sánchez, al señalar que la intención es que el comprador conozca más sobre la cultura cartagenera.

Los cojines, cuyo precio es de aproximadamente 40 dólares, son confeccionados en Medellín (noroeste) a partir de diseños creados por un equipo que trabaja en Bogotá, Cartagena y Chicago (EE.UU.).

Sánchez recalcó que el estampado de sus productos y la relación del diseño con los elementos culturales les dan un valor agregado, que, en el caso de su primera colección, destaca la belleza de Cartagena, nombrada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

“No encontramos un diseño de este estilo en el mercado”, resaltó este empresario, quien aseguró que su modelo de negocio puede ser replicado para cualquier ciudad: “Nuestro centro es el elemento cultural de cualquier territorio. Hoy hablamos de Cartagena, mañana podemos hablar de Shanghái”, añadió.

Para 2016 esta compañía prevé ampliar su oferta con imágenes de otras ciudades colombianas y expandirse con la ayuda de ángeles inversionistas o fondos de capital a países con una alta penetración de comercio electrónico, como Brasil, Chile y México.

“Vamos a entrar con productos de Cartagena o Colombia y agregar sitios turísticos de ellos”, detalló.

Molá ha sido apoyada por la Cámara de Comercio de Cartagena y su programa Cartagena Emprende Cultura, que junto a la Alcaldía de la ciudad, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Ministerio de Cultura impulsa emprendimientos del sector. COLOMBIA.INN