LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Piscícola El Rincón, emprendimiento con sabor amazónico

Pez Pirarucú

  1. En Florencia, Caquetá, la Piscícola El Rincón cultiva y comercializa Pirarucú, un pez que sólo se encuentra en la cuenca del Amazonas, con alto valor nutricional y un exquisito y suave sabor.
  2. Con una capacidad de producción de hasta tres toneladas semanales, este emprendimiento seduce paladares en Colombia y se prepara para conquistar el mundo.

 

Por: Angélica Guzmán

FLORENCIA 8 ago (Colombia-Inn) – Para cumplir con su sueño de mostrar al mundo los sabores de su tierra, Gustavo Hermida decidió crear en Florencia, Caquetá, la Piscícola El Rincón, empresa que desde hace más de dos años cultiva y comercializa el Pirarucú, un pez amazónico que nunca había sido criado en cautiverio.

Luego de vivir durante una época fuera de su natal Florencia, Gustavo regresó con la idea de hacer conocer en el país y en el exterior una carne tan deliciosa como la del Pirarucú. Tras una concienzuda investigación, obtuvo lo necesario para cultivar el pez en una finca familiar dotada de aguas propias y sanas, aptas para esa labor.

Hasta antes de la fundación de El Rincón, la carne de Pirarucú, el pez de agua dulce más grande del mundo, solo se consumía en la región amazónica, su hábitat natural. Actualmente, gracias a Hermida, la carne del Pirarucú se degusta en distintas partes del país y muy pronto en el exterior.

El Producto

También conocido como Arapaima, este pez amazónico posee un esqueleto óseo y su cuerpo está recubierto de grandes escamas que son usadas en artesanías elaboradas en la región.

En la cuenca del Amazonas se han encontrado ejemplares de hasta cuatro metros y 200 kilos, aunque en El Rincón solo se han producido peces de máximo dos metros. “Normalmente este pez se alimenta de otros peces, pero en cultivo hemos tenido que variar ese tipo de alimentación”, precisó Hermida en diálogo con Colombia-inn.

El Pirarucú tiene un alto valor nutricional y una importante funcionalidad alimentaria: por cada 100 gramos de carne del pez, 20 son proteína. No posee grasas insaturadas por lo que es un insumo ideal para platos ligeros, y se destaca por su sabor sutil gracias a la baja cantidad de lípidos.

Su carne tiene alto grado de proteínas, hierro, fosforo, potasio, omegas 3, 6 y 9. No tiene carbohidratos, ni grasas saturadas, por lo cual se recomienda su consumo entre dos o tres veces por semana. Los indígenas amazónicos han hecho del Pirarucú su fuente alimenticia a largo de los años.

Una empresa con futuro

Durante el 2016 Piscícola El Rincón produjo 100 kilos de Pirarucú por semana, y en lo que va de este año pasó a una tonelada semanal. Sin embargo, Hermida trabaja para ampliar su mercado, ya que la empresa tiene capacidad para producir semanalmente hasta tres toneladas de filete listo para consumir.

 “Vendemos a distintas partes del país y la proyección es exportar. Sin embargo, la inversión es muy alta y primero debemos conquistar el mercado nacional. El pez aún es desconocido y pese a que es tan bueno nutricionalmente, los estándares internacionales son exigentes”, explicó el emprendedor.

Para Hermida, una de las ventajas a su favor es que, pese a los precios del producto, que oscilan entre 35 y 38 mil pesos por kilo de filete, el Pirarucú solo se puede cultivar en la Amazonia.

“En el Caquetá nos hemos esforzado por hacer estos cultivos y sabemos que no puede ser producido en ningún lugar del país”, advierte Gustavo, tras precisar que el Pirarucú es un pez invasivo y por eso es prohibida su reproducción en otras regiones, pues es peligroso para otros ecosistemas.

Hermida destaca que los recursos con los que han sacado adelante su emprendimiento provienen de su propio bolsillo, sin que hasta el momento haya recibido apoyo de otras fuentes, pero a pesar de ello, asegura, seguirá trabajando para comenzar a exportar y dar a conocer al mundo los sabores de la Amazonia.