LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Organización, la clave del éxito en El Carnaval del Pincho

Juan Carlos Camelo, fundador de El Carnaval del Pincho, en uno de los cuartos fríos de su empresa.

  • Organización, la clave del éxito en El Carnaval del Pincho
  • Juan Carlos Camelo, fundador y dueño de tres empresas comercializadoras de carne en Ibagué, comenzará a exportar en 2020
  • Actualmente produce 90.000 hamburguesas mensuales que se venden en23 ciudades del país.

Por Jaime Rivera García

Ibagué, 29 nov. (Colombia-Inn) – “Para que una empresa crezca tiene que tener organización. Sin organización no se sabe para dónde va, ni qué tiene, ni qué está haciendo”, asegura Juan Carlos Camelo, fundador de El Carnaval del Pincho, Beff Serrana y Mountain Beff, tres empresas de Ibagué dedicadas a producir y comercializar carnes en diferentes formas.

Camelo ha sido carnicero toda la vida. Empezó comercializando carne en plazas de mercados y pequeños expendios, pero desde un principio sabía que sus ingresos no los podía generar con una sola actividad.

Por eso, además de la comercialización de carnes, montó una cadena de pinchos, un restaurante en un exclusivo centro comercial de Ibagué y una procesadora que produce y vende carne de hamburguesas en 23 ciudades del país.

Hoy por hoy su planta procesadora de carnes está en capacidad de vender 90.000 hamburguesas mensuales, y el empresario está construyendo otra con el doble de capacidad en una zona industrial de Ibagué. Además, adquirió un lote en la zona franca de esa ciudad con miras a exportar sus productos, a partir de 2020.

Varios canastos

“Uno no puede depender de un solo canasto. Siempre tiene que tener un plan B”, sentencia. Por eso este hombre que se define a sí mismo como un ‘empírico creativo’, sabía que no iba a ser toda la vida el expendedor de carnes de las plazas de mercado de Ibagué y sus alrededores.

Aprendió el oficio de su padre en el campo, quien le enseñó que uno nunca debe conformarse y que siempre debe estar pensando en “otros canastos”.

Este emprendedor autodidacta se preguntó hace 20 años cómo podría ampliar su horizonte y multiplicar los ingresos. Encontró entonces que había mucho desperdicio con las mollejas de los pollos que comercializaba en las plazas de mercado.

Resolver el interrogante para encontrar la forma de aprovechar las mollejas fue el reto de Camelo. Como en todos los negocios que ha emprendido en la vida, estudió, investigó y experimentó.

En el restaurante Mountain Beef se venden carnes de primera y hamburguesas por peso.

En el restaurante Mountain Beef se venden carnes de primera y hamburguesas por peso.

Carnaval de carnes

Puso un punto de venta para vender pinchos asados de molleja de pollo. “El secreto está en que los pinchos deben elaborarse con las mollejas maduradas para que la carne no sea dura”, explicó el empresario a Colombia-Inn.

El producto fue un éxito total. Abrió el negocio con el nombre de El Carnaval del Pincho. Hoy se venden, además de los pinchos de carnes de pollo, res, cerdo y cordero, hamburguesas, chorizos, sánduches y cortes especiales de carne. Las dos sucursales de El Carnaval del Pincho son puntos obligados de encuentro de propios y extraños en la capital del Tolima.

Pero Camelo seguía mirando más allá. Quería ampliar aún más el horizonte. Durante dos años estudió la forma de producir carnes para preparar hamburguesas.

Materializar las ideas

“Cuando uno quiere hacer las cosas, nada es difícil en la vida. Hay que tirarle mente a la cosa. Hay que tomar impulso y no desfallecer. Si la idea viene a la cabeza hay que explorar y hacerla realidad”, afirma.

Para que sus hamburguesas reunieran varias características, la primera de ellas, un delicioso sabor, además de cumplir con las normas de conservación y que se hicieran en un 100% con pura carne, tenían que estar precocidas en un horno de cocción al vapor que no se conseguía en el mercado. No lo encontró, entonces él mismo lo diseñó.

Lo mismo sucedió con el empaque para que los productos no perdieran su sabor y los valores nutricionales durante su transporte. Para ello,Camelo fabricó unos empaques que no permiten que el frío conservante de la carne salga inmediatamente se abran y ésta se dañe.Si se presenta alguna emergencia, las hamburguesas permanecen intactas durante cerca de cinco días.

El gerente del Carnaval del Pincho, Mountain Beef y Beef Serrana, Juan Carlos Camelo, ha inventado los procedimientos y herramientas para elaborar sus productos.

El gerente del Carnaval del Pincho, Mountain Beef y Beef Serrana, Juan Carlos Camelo, ha inventado los procedimientos y herramientas para elaborar sus productos.

Gracias a la organización que da a sus actividades, Camelo proyecta su labor y en ocasiones parece adelantarse en el tiempo.

Así lo hizo hace unos años cuando visualizó que sus hamburguesas se venderían en toda Colombia; que en su Ibagué del alma abriría un restaurante para vender hamburguesas por peso. Es decir, el cliente escoge la carne, el pan y los ingredientes (queso, champiñones, pollo desmenuzado, jamones, entre otros) y el precio se establece por el gramaje de lo seleccionado.

Por eso propone planes y metas y sabe a dónde va a llegar. Tiene claro que en marzo de 2017 dispondrá de una planta de 400 metros cuadrados, el doble de la actual. Que tendrá puntos de venta directos en Bogotá, Cali y Barranquilla. Que en 2020 terminará una planta en zona franca para exportar sus productos. Que el año entrante entrará a varias cadenas de almacenes de grandes superficies…

Juan Carlos Camelo, un expendedor de carnes que inició su negocio en plazas de mercado,y que con su visión y una mente organizada,se permitió llenar varios canastos.