LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

OhmyFi, emprendimiento que innovó la forma de usar WiFi

Diego Rodríguez,  CEO de OhmyFi.Diego Rodríguez, CEO de OhmyFi.

  • Entre los clientes de OhmyFi se encuentra el banco BBVA, Crepes & Waffles, Frisby, Movistar, Falabella, los centros comerciales Diver Plaza, El Progreso y el restaurante Sayonara de Pereira, entre otros.
  • La empresa ya empezó a desarrollar su primer proyecto de operaciones en Argentina y está en etapa de negociación para hacer su apertura en Guatemala y México.

Por María Angélica Huérfano B.

BOGOTÁ, 15 feb (Colombia-inn) – El incremento en las conexiones a Internet que según el más reciente informe del Ministerio de las TIC, llegó a un 2,57% al cierre del segundo trimestre de 2016, para un total de 14,4 millones de usuarios en todo el país, revela que esta herramienta tecnológica viene ganando terreno y se convierte en uno de los vehículos de comunicación más efectivo y contundente.

Esa nueva tendencia, que para algunos pasa algo desapercibida, se ha convertido en el motor de crecimiento de OhmyFi, un emprendimiento digital que utiliza el Internet WiFi como una poderosa herramienta de fidelización, entretenimiento y comunicación entre las empresas y sus clientes.

Esta idea de negocio liderada por Diego y Oswaldo Rodríguez, dos jóvenes emprendedores inquietos por los temas de software y programación, se empezó a gestar hace un poco más de cuatro años cuando los dos trabajaban en un proyecto de ciudades inteligentes.

La apuesta de los Rodríguez para ese entonces era dotar a las poblaciones vulnerables y apartadas con lámparas inteligentes que ahorraban energía y que, gracias a las telecomunicaciones, se podían conectar unas con otras. Ese enorme poder de interconexión les hizo pesar a Diego y a Oswaldo que si lograban integrar WiFi al alumbrado público podrían permitir que los habitantes de estas zonas accedieran a Internet gratuito, mejorando sus condiciones de comunicación.

Una vez lograron, técnicamente, hacerlo, estos dos emprendedores empezaron a detectar que el uso del Internet entre las poblaciones era exclusivamente ocioso y lo que se había pensado, inicialmente, como un proyecto social que buscaba que los habitantes de estas zonas utilizaran esta herramienta para acceder a información educativa y cultura y buscar, por ejemplo, nuevas oportunidades laborales, solo se había quedado en las buenas intenciones de los dos jóvenes.

Sin embargo, como la idea les seguía pareciendo innovadora y factible, Diego y Oswaldo siguieron ajustando la propuesta; ahora y a través de la plataforma tecnológica desde donde controlaban toda la operación empezaron a perfilar a los usuarios que se conectaban individualmente a Internet para, de esta manera, lograr segmentar contenidos específicos para cada usuario, enfocados principalmente en temas de formación, pues ellos no desistían de su idea de utilizar WiFi para mejora las condiciones de vida de estas poblaciones.

Aunque el proyecto en lo social tuvo bastante acogida, la falta de patrocinadores que apoyaran financieramente la iniciativa terminó por señalarles a estos emprendedores un nuevo rumbo.

Ahora tenían que pensar cómo hacer para que su proyecto fuera comercial y rentable. Allí de nuevo se les prendió el ´bombillito´ y les surgió la idea de aprovechar el WiFi que ofrecen los establecimientos comerciales a sus clientes para desarrollar experiencias de marketing, lo que les permite a estas firmas conocer las tendencias de compra de su clientela y desarrollar estrategias que contribuyan a la fidelización y atracción de nuevos compradores.

“OhmyFi interactúa con los clientes a través del WiFi, segmentando los contenidos que los usuarios quieren y buscan ver, espacios que también son aprovechados para ofrecerles otro tipo de entreteniendo, ya sea música, videos y juegos, entre otras alternativas, con lo que se busca retenerlos por más tiempo y lograr un mayor consumo durante su estadía”, señaló Diego Rodríguez en entrevista con Colombia-inn.

La interacción a través de la plataforma de OhmyFi le permite a los establecimientos comerciales obtener información sobre sus clientes basada en sus comportamientos, cómo ellos se relacionan con el WiFi, otros sitios visitados, dispositivo usado, tiempo conectado, entre otros aspectos. Les facilita, además, tener una retroalimentación de la satisfacción de su clientela por medio de un chat en la deja saber sus opiniones, peticiones y consejos.

“La información entregada por los clientes es voluntaria, lo que usualmente la hace más creíble, adicionalmente se obtiene de manera pasiva pues no hay formularios, solo la interacción de los clientes con el WiFi. De esta manear se obtienen datos mucho más acertados de sus preferencias y opiniones”, agregó Rodríguez.

Aunque la plataforma fue lanzada comercialmente hace apenas año y medio, para pequeños establecimientos comerciales, en la actualidad grandes empresas como el banco BBVA, Crepes & Waffles, Frisby, Movistar, Falabella, los centros comerciales Diver Plaza, El Progreso y el restaurante Sayonara de Pereira, integran la larga lista de clientes de este emprendimiento.

Adicionalmente, la empresa ya empezó a desarrollar su primer proyecto de operaciones en Argentina y está en etapa de negociación para hacer su apertura en Guatemala y México. La idea en el mediano y largo plazo es consolidar el mercado en Colombia y seguir abriendo operaciones en otros países de todo el continente, ya incluso han recibido propuestas para llevar su idea de negocio a Estados Unidos.

Ahora su emprendimiento no solo es innovador, también lograron que fuera rentable, y las cifras así lo demuestran. Cuando iniciaron solo alcanzaban  la conexión de 1.000 a 1.200 personas, hoy mensualmente se conectan a través de su plataforma más de un millón de usuarios, por medio de todos sus puntos. Esta iniciativa, también, hace parte de del ciclo de empresas apoyadas por Wayra Colombia, la aceleradora de startup de Telefónica Open Future.

“Contamos con todo tipo de clientes, desde las grandes empresas hasta establecimientos pequeños que tienen uno o tres locales apenas, no tenemos discriminación y para todos desarrollamos estrategias de marketing ajustadas a sus necesidades particulares.

En la actualidad, le estamos enseñando al mercado cómo desarrollar nuevos modelos de comercialización de bajo costo, una tarea que beneficia tanto a las grandes como a las pequeñas compañías, especialmente a las de menor tamaño que gracias a esta interacción con sus clientes logran crecer mucho más rápido”, concluyó Rodríguez.