LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Nortther: soluciones arquitectónicas con ingeniería y diseño

Planta Nortther

  • Por su propuesta innovadora, Nortther fue designada en el 2017 como miembro del programa Embajadores iNNpulsa, la entidad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo que promueve el emprendimiento, la innovación y el desarrollo empresarial.
  • Colombia-inn es la Agencia de contenidos informativos que trabaja con iNNpulsa en la visibilización de los emprendedores e innovadores colombianos.

 

Por Diana Cely

BOGOTÁ, 10 feb (Colombia-inn) Los ingenieros industriales María Camila Peñuela y Sergio Muñoz son los creadores de Nortther, exitosa empresa bogotana que desde el 2011 se dedica a la elaboración de productos de fachada, superficies sólidas y mobiliarios con materiales compuestos, bajo especificaciones de clientes, incorporando ingeniería y diseño en una sola propuesta.

Entre sus clientes se encuentran reconocidas constructoras del país como Apiros y Cusezar. También trabajaron de la mano del arquitecto inglés, Brandon Haw, en la elaboración de la fachada del Centro Corporativo Serena del Mar, el ambicioso proyecto ubicado a 12 km del Centro Histórico de Cartagena, diseñado y planificado por los más importantes representantes del urbanismo y el paisajismo mundiales.

En 2017 sus ventas sumaron 2.900 millones de pesos y para este 2018 esperan negocios por alrededor de los 7.000 a 9.000 millones de pesos.

Proyecto Central Point, Constructora Apiros

Cosechando frutos

Los logros de estos dos emprendedores son los frutos cosechados tras un largo camino de aciertos y desaciertos, crisis y pérdidas, y de probar suerte en diversos sectores a partir de la elaboración de distintos productos y la exploración de materiales que los condujeron al nicho de mercado en el que lograron ser pioneros, gracias a su innovación.

En el 2010, Sergio trabajaba en una comercializadora mientras que María Camila formaba parte de una consultora de matemáticas aplicadas. Iniciaron en el mundo del emprendimiento a partir de una curiosidad por el tema de lámparas e iluminación.

“Supimos que estaban importando de India unas lámparas carísimas. Empezamos a averiguar y conocimos que estaban hechas en fibra de vidrio. Como hobby decidimos empezar a investigar del tema. Tomamos unas clases en San Victorino y fuimos descubriendo todos los beneficios de un material como este”, recordó María Camila en entrevista con Colombia-inn.

A partir de allí se dedicaron a la elaboración de lámparas y muebles en plástico reforzado con fibra de vidrio, y los promocionaron en una feria del Club El Nogal, donde tuvieron gran acogida en el gremio de los arquitectos.

“Nos dimos cuenta de que el negocio tenía aspectos interesantes. Entonces mi socio se salió de trabajar, alquilamos una bodega y contratamos a una persona que nos ayudara”, recordó la emprendedora.

Investigaron más sobre ese tipo de materiales -conocidos en el mercado como materiales compuestos- y sus beneficios, que transformarían en oportunidades. Trabajaron en la elaboración de tanques para plazas y abrieron una línea de lavaderos. Más adelante incursionaron en el mercado de autopartes, lo que les exigió una inyección de capital para poder cumplir con un proyecto de esa magnitud, al que se enfrentaban por primera vez.

“Este proyecto fue supremamente fuerte para nosotros porque nunca habíamos hecho producción en línea y esto era con unos plazos y unas condiciones dificilísimas para nosotros. Entonces contratamos más gente, ya éramos como 15 personas, aprendimos mucho del tema (…)”, prosiguió María Camila.

“Ahí vino una época muy dura porque fue cuando se cayó durísimo el mercado de autopartes en Colombia y cuando el dólar subió altísimo, los talleres dejaron de traer carros, todo se volvió excesivamente caro (…) Ahí entramos como en una crisis”, recordó.

Para ese momento ya conocían un poco el gremio de las constructoras y se habían percatado de que en Colombia los arquitectos y constructores no estaban conformes con lo que había en el mercado.

“Digamos que los productos son muy monótonos, o si no eran monótonos, eran importados a unos precios altísimos. Entonces notamos que había una necesidad en el mercado, empezamos a meternos, a las malas, a trabajar con los arquitectos, a contarles lo que estábamos haciendo”, señaló. 

A su vez los emprendedores descubrieron que había una oportunidad en el tema de superficies para lavamanos, cocinas y fachadas de edificios.

En 2015 se aliaron con un constructor que los apadrinó luego de conocer la labor que venía desempeñando Nortther. Con él fueron a San Francisco (EE.UU.), en donde tuvieron la oportunidad de visitar la planta de una empresa muy grande que fabricaba fachadas en materiales compuestos, donde aprendieron un poco más acerca de esta tecnología y sus diferentes aplicaciones.

“En el 2016 entramos con la tecnología un poquito más desarrollada. Empezamos a trabajar en las constructoras. La persona que nos había apadrinado nos dio nuestro primer proyecto”, precisó.

Proyecto Centro Corporativo Serena del Mar

Factor de innovación

Por ser pioneros en Colombia en la implementación de ese tipo de material para fines arquitectónicos y de diseño, Nortther logró captar la atención de grandes clientes. La cofundadora de esta empresa enumeró algunas de las razones que los hacen únicos en el mercado.

“Yo creo que nosotros tenemos dos cosas muy interesantes: uno es el tema de materiales compuestos que es lo que estamos utilizando para nuestros productos. Los materiales compuestos son el resultado de unir diferentes materiales que funcionan bien para crear un material todavía mejor. Es algo que apareció desde hace algunos años en el mundo y tiene muchos beneficios frente a los demás por temas de peso, porque no se corroe, y por su forma de instalación, entre otras características”, explicó.

Y agregó: “además nosotros, con ingeniería y diseño, estamos logrando llegar a las necesidades y a los sueños de arquitectos y diseñadores, porque lo que hacemos es trabajar en conjunto con ellos para obtener el producto que quieren y no lo que se encuentra en el mercado”.

Éxito en cifras

Según la emprendedora, durante sus primeros años Nortther no obtuvo ingresos significativos. En 2013 alcanzó ventas por 230 millones de pesos y 2014 fue un año de crisis y en 2015 generó 100 millones de pesos. En 2016, 124 millones y el gran salto fue en 2017, con 2.900 millones.

María Camila contó, con emoción, que ello se debe a haber encontrado, después de ese largo camino, un producto realmente innovador y diferenciador en Colombia, que aporta un gran beneficio a sus clientes, lo que les ha permitido hacerse a un nombre dentro del sector de la construcción.

Actualmente Nortther cuenta con un equipo de aproximadamente 70 personas. En 2018 este número podría incrementarse a 100 o 120 colaboradores, debido a los proyectos y el crecimiento que se avecina.

“Ahora tenemos cotizaciones muy grandes, oportunidades de exportación y estamos teniendo muy buena acogida con las constructoras. Ya estamos terminando el proyecto de Serena del Mar y se vienen cosas muy grandes”, manifestó la emprendedora.

María Camila destacó el apoyo económico y acompañamiento que recibieron por parte de iNNpulsa y La Red Nacional de Ángeles Inversionistas de la Fundación Bavaria. Y señaló que están en la búsqueda de una nueva inversión por la necesidad de industrializarse y ampliarse para los retos que se aproximan.

 

Por último, aseguró que la resiliencia es una de las cualidades más importantes al momento de emprender. “Si uno se deja caer en esos momentos de crisis, pues ahí es donde se acaban las empresas. Yo creo que la resiliencia es la clave, esa decisión de ir hasta las últimas consecuencias”, concluyó con convicción.

Try to solve the new Formula Cube! It works exactly like Rubiks Cube but it is only $2, from China. Learn how to solve it or use the solver to calculate the solution in a few steps. (Please subscribe for a membership to stop adding promotional messages to the documents.)