LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Mujeres del Pacífico le apuestan al emprendimiento

Logo Nutrisoya del Pacífico

Por Diana Cely

BOGOTÁ, 16 nov (Colombia-inn) – Hace más de 20 años María del Carmen Mesa, una mujer tumaqueña de 47 años y madre cabeza de familia de tres hijos, dio vida a un sueño: Nutrisoya del Pacífico, un emprendimiento que se dedica a la elaboración y comercialización de productos a base de soya, que actualmente genera cerca de 20 empleos.

Localizada en Tumaco (Nariño), Nutrisoya del Pacífico acoge a madres cabeza de familia, mujeres desplazadas y víctimas de la violencia, entre los 20 y 50 años de edad, quienes elaboran productos a base de soya como salchichas de pescado, chorizos de camarones y carne de hamburguesa hecha con jaiba, camarón o corvina que, según cuenta la líder comunitaria, es el producto estrella.

“Tenemos un grupo que hace la manipulación de la soya. Ellas hacen la limpieza para sacar la cascarita, para sacarle la semilla, luego pasan a la cocina a molerla para extraer la leche, hacer la separación de la leche y la harina. Esa harina es la que utilizamos para hacer la carne de hamburguesa. Otro grupo se encarga de armarlas y precocerlas”, explicó María del Carmen en entrevista con Colombia-inn.

De acuerdo con la emprendedora, los insumos que utilizan en su labor son 100% naturales, adobados con condimentos que se dan en la región como cimarrón, cilantro, ajo y cebolla, sin hacer uso de conservantes.

“Se prefrita para que la gente no tenga necesidad de congelarlo, solo debe refrigerarlo, es una conservación que se hace de manera natural. La idea es trabajar con un producto que no le haga daño a nuestro organismo, como se está viendo ahora”, resaltó la empresaria.

María del Carmen Mesa, Fundadora de Nutrisoya del Pacífico y su equipo de trabajo.

Generación de empleo, el motor de Nutrisoya del Pacífico

En sus declaraciones, María del Carmen destacó que el objetivo más importante para Nutrisoya es la generación de empleo y el apoyo a las causas sociales del municipio, conocido como La Perla del pacífico.

“Muchos de los problemas existentes es porque no hay empleo. El día que Tumaco tenga fábricas, empresas y lugares donde se pueda prestar ayuda de trabajo a la gente, las cosas cambian”, anotó.

Al explicar la razón por la que desde los inicios de su labor estuvo motivada a apoyar a las mujeres, especialmente, explicó que: “desde los 7 años quedé huérfana de padre, mi mamá tiene seis hijos, yo soy la última y yo admiré siempre el esfuerzo de mi madre. Entonces siempre he visto que la madre es responsable”.

Nutrisoya del Pacífico genera actualmente ventas que están entre los 250 y los 280 millones de pesos anuales y tiene como centro de comercialización un punto ubicado dentro de la empresa, pero también tiene servicio de pedidos a domicilio para hoteles, oficinas, eventos y comedores escolares, donde se encuentran entre 3.000 y 5.000 niños.

“Cuando hay celebraciones nos encargan almuerzos o refrigerios a base de soya para 1.000 o 2.000 personas (…) Producimos de acuerdo con la demanda o los pedidos. Por ejemplo, de carne de hamburguesa sacamos mensualmente 12.000 unidades que van a los colegios, sin contar a los clientes que están a bordo”, precisó esta emprendedora tumaqueña.

Equipo Nutrisoya del Pacífico trabajando.

Un proyecto con responsabilidad social y ambiental

La población de adultos mayores de Tumaco también se ha beneficiado gracias a este emprendimiento, ya que María del Carmen destina parte de los recursos de la compañía para ofrecer almuerzos gratuitos, dos veces al mes, a 500 personas de la tercera edad; lo mismo que para enviar comida y regalos a zonas vulnerables y contribuir económicamente, si alguna de las compañeras tiene una necesidad urgente como la educación de sus hijos, por ejemplo.

Los pescadores de la región también han sido partícipes de estos beneficios. “Les compramos nuestro producto a los pescadores de la región, no al comerciante grande. Le compramos al pescador que es el que se trasnocha, el que arriesga su vida por trabajar. Les recomendamos que no usen dinamita ni nada que mate las especies pequeñas, porque antes se usaba mucho la dinamita para pescar, entonces ellos ya están trabajando mejor”, asegura María del Carmen.

La importancia del apoyo institucional

El éxito de Nutrisoya del Pacífico ha sido posible, igualmente, gracias al apoyo de entidades como iNNpulsa Colombia, entidad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo que promueve el emprendimiento, la innovación y el desarrollo empresarial.

“Tuvimos la oportunidad de presentarnos en Misión Impacto, donde nos dieron muy buena publicidad y me apoyaron. Me presenté en Aldea, donde me dieron un estudio de aceleración de negocio con la Universidad EAFIT de Medellín, y una asesoría en precios y costos con la Universidad ICESI de Cali”, recordó la emprendedora.

Además, informó: “nos otorgaron 40 millones para pagarle a las universidades que nos iban a instruir (…) La empresa tendrá cambios positivos por este apoyo de estudios que hemos tenido, he aprendido mucho”, comentó con alegría María del Carmen, al resaltar también el apoyo del SENA y el Fondo Emprender Mujeres del municipio de Tumaco, en pro del crecimiento de Nutrisoya del Pacífico.

De Tumaco para Colombia y el mundo

La emprendedora tumaqueña quiere expandirse nacional e internacionalmente. A corto plazo espera llegar a ciudades como Cali, Pasto, Bogotá y Medellín. “Estamos en las convocatorias, nos están haciendo publicidad, nos han llamado a nivel nacional e internacional para hablar sobre el producto y nos ha visitado gente de otros lugares”, precisó.

Al respecto, recordó que “en Colombia somos únicos en el momento”, pero “queremos llegar a más gente con una propuesta sana y natural, que es lo que se busca hoy en día”. En cuanto a su expansión al exterior, destacó que “mi gran objetivo a un mediano plazo, con el poder de Dios por delante, es estar en los mercados internacionales”.

“El 65% de personas en el exterior consume productos naturales porque son quienes más piensan en cuidarse, aunque en Colombia estamos comenzado a cuidarnos también, pero a ellos siempre les ha gustado lo natural. Entonces, la idea es poder llegar hasta ellos con nuestros productos”, concluyó.