LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Míster R., la innovación en calzado que no cree en ‘cuentos’ chinos

Miguel Rivas, gerente general de Míster R.

  • En Sincelejo fue creada Míster R., la fábrica que tiene la capacidad de producir 2.000 pares de zapatos semanalmente.
  • Entre los principales clientes de Míster R, se encuentran diferentes almacenes de cadena como: Bata, Calzado Bucaramanga, La Feria del Calzado y Gasolina Extra, entre otros.

 

Por María Angélica Huérfano B.

SINCELEJO, 16 jun (Colombia-inn) – El precio irrisorio con el que ingresan los zapatos chinos al país se ha convertido en el dolor de cabeza de la industria nacional. Pese a estas circunstancias, el sector del calzado trabaja para reinventarse y un buen ejemplo de este tesón es Míster R, un emprendimiento sincelejano que no cree en ‘cuentos’ chinos.

Convencido de que las dificultades se convierten, generalmente, en grandes oportunidades, Miguel Rivas, líder de este emprendimiento que cuenta con más de 10 años en el mercado, decidió no dejarse avasallar por el mercado oriental y entendió que la única manera para competir de tú a tú con los chinos, es trabajar con las mismas tecnologías con las que ellos operan.

Así, gracias a un proceso de innovación tecnológica, el sincelejano encontró, no sólo cómo competirles, sino lo más importante, cómo superarlos.

Sin pensarlo dos veces, Rivas tomó un avión hasta el continente asiático para conocer de primera mano cómo funciona ‘el milagro chino’. Allí tuvo la oportunidad de asistir a la Feria de Guangzhou, en la ciudad de Cantón, considerado el evento de la industria del cuero y el calzado más importante y grande del mundo.

Después de varios días de recorrer la exposición por completo, de conocer avances tecnológicos de los que no tenía antecedentes, de entender sus eficientes formas de producción, y en especial la manera como ellos perciben y entienden el mercado mundial, a Rivas le quedó todo muy claro: “solo se logra competir con ellos, trabajando como ellos”, señaló.

Otra de las grandes enseñanzas que le dejo su pasó por la Feria, certamen al que ahora viaja con bastante regularidad, fue romper el paradigma que, según el empresario, le hace creer al resto del mundo que el éxito chino se basa en el abuso de mano de obra barata.

“Es innegable que sí cuentan con mucha más mano de obra que en cualquier otra parte del planeta. Sin embargo, su secreto no está ahí, su valor diferenciador radica en que han logrado llevar la industrialización del sector del calzado a sus niveles más altos”, explicó Rivas en diálogo con Colombia-inn.

Con la lección aprendida, el emprendedor regresó a Colombia con el propósito de renovar todo el proceso de producción de su fábrica de calzado, y como para él “las cosas son diciendo y haciendo” buscó los recursos para importar la tecnología que le permitiera producir con los niveles de eficiencia de su competencia china.

Gracias a esta decisión, Míster R. reemplazó sus procesos artesanales para trabajar con máquinas totalmente automatizadas y computarizadas, lo que le ha permitido convertirse en una de las industrias líderes del sector en la Costa Atlántica, con fuerte presencia, también, en el interior del país.

La fábrica, situada en la zona céntrica de la capital de Sucre, tiene la capacidad de producir 2.000 pares de zapatos a la semana. Adicionalmente, en las temporadas altas del año, Rivas contrata talleres satélites que le permiten aumentar su producción a más de 5.000 pares.

En la actualidad, entre sus principales clientes se encuentran diferentes almacenes de cadena como: Bata, Calzado Bucaramanga, La Feria del Calzado y Gasolina Extra, entre otros, a los que abastece en todo el país.

Míster R se prepara para ampliar su planta de producción lo que le permitirá fabricar 4.000 pares de zapatos a la semana.

Innovación, calidad y ética

Pero además de mejorar los procesos de industrialización del sector, Rivas tiene que claro que para competir con el mercado chino es necesario innovar de manera permanente, tanto en diseños, como en materiales.

Para estar a la vanguardia en estos temas, Míster R. cuenta con un equipo de diseñadores que tiene la función de seguir las últimas tendencias de moda, lo que permite renovar constantemente sus colecciones.

“Siempre estamos buscando nuevos accesorios, acabados, formas, texturas, todo esto acompañado de diseños atractivos y cómodos, fabricados con los mejores materiales del mercado. Com

petir con el producto chinos no significa sacrificar calidad por precio, la ganancia radica en la eficiencia de la producción”, añadió el empresario.

Los zapatos de Míster R., principalmente las sandalias, producto en el que se ha especializado, se venden en el mercado a un precio de entre 20.000 y 35.000 pesos, un valor que, aunque es uno poco más costoso que el producto chino, es bastante asequible para la mayoría de colombianos.

“Aquí entra a jugar otro factor clave, el de la ética, pues la única manera para lograr que una marca alcance un reconocimiento destacado es cumplir con una alta promesa de calidad, eso hace la diferencia entre ingresar a un mercado y posicionarse y permanecer por mucho tiempo en este”, añadió Rivas.

Ética que este emprendedor traslada a todos los eslabones de su cadena de producción, entre estos sus proveedores de insumos, empleados directos, 35 en total y sus más de 200 indirectos, distribuidos en los talleres satélites que hoy, gracias a Míster R, se han beneficiado de la trasferencia de conocimiento y tecnología que les brinda este emprendimiento.

El rey de las ventas

Aunque Rivas es administrador de empresas, vender es, quizás, una de sus grandes pasiones. Lo ha hecho toda la vida, incluso antes de lanzarse a hacer empresa. Este emprendedor fue, por muchos años, el comercial de diferentes fábricas de calzado, de allí todo su conocimiento y experiencia en el sector.

Rivas recuerda que, aunque en esa época ganaba muy bien en su cargo, la decisión de quien en ese momento era su jefe, de disminuir sus comisiones, lo motivó a emprender este sueño de hacer empresa. De eso ya han pasado más de 10 años y él lo agradece infinitamente. Gracias a su conocimiento comercial, Rivas es quien lidera el área de ventas de Míster R.

Pese a cumplir todas las funciones administrativas que le exige ser el gerente de la compañía, es él quien continúa buscando los negocios para su firma.

Ahora, entre sus planes de mediano y largo plazo, está empezar a exportar sus productos. De hecho, ya realizó sus primeras ventas a Ecuador y Estados Unidos, por medio de algunos intermediarios. Sin embargo, el propósito es hacerlo de manera directa.

“En la actualidad, el 90% de los zapatos que se venden en Estados Unidos son chinos. Si lográramos llegar a ese mercado con un producto industrializado, con altos estándares de calidad e innovación, sería una oportunidad de oro para el sector”, agregó el empresario.

Con ese propósito en mente, Rivas se alista para ampliar su planta de producción, con lo cual fabricará 4.000 pares de zapatos a la semana. Con este crecimiento, que jalonará en general el progreso del sector en toda la región, el empresario busca que Sincelejo se convierta en la nueva potencia del calzado en el país, al nivel de Bucaramanga, Medellín y Bogotá.