LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Máquinas para ‘mover’ la vida

El gerente y fundador de Más Metal, Pablo Hernández, inició su empresa con 120 mil pesos, haciendo soportes para t.v.

  • Cómo un joven ingeniero inició su negocio construyendo una máquina para trasladar a su amigo con dificultades de movilidad.
  • Ingeniería de alta precisión aplicada a pacientes con dificultades de movilidad.
  • Innovación para el amor y el medio ambiente.

 

Por Jaime Rivera García

MEDELLÍN, 6 abr. (Colombia-inn) – Lo que empezó con la construcción de una máquina especial para trasladar a su amigo cuadrapléjico, Juan Pablo Botero, de la silla de ruedas a la cama y viceversa, terminó para Pablo Hernández en la consolidación de Mas Metal, una empresa de soluciones para personas con dificultades de movilidad, artefactos para parques y elementos para el cuidado del medio ambiente.

Es la hermosa historia –y a la vez dolorosa— de Pablo Hernández, el fundador y gerente de Más Metal, cuando hace siete años tuvo que ver a su mejor amigo, Juan Pablo, su socio y diseñador, postrado por causa de un tiro que un ladrón le disparó en el cuello.

Los dos amigos habían ideado planes. Desde niños tenían claro que iban a ser dueños de su propia empresa y que iban a diseñar, desarrollar y construir máquinas y artefactos para hacer la vida más amable a muchas personas y para cuidar el medio ambiente. Era su pasión.

Todo eso pareció venirse abajo con el terrible acontecimiento. Los jóvenes ingenieros cambiaron de planes. Lo primero era poder solucionar las dificultades de la nueva vida de Juan Pablo. Todo un reto.

Decidieron que mientras Juan Pablo viajaba a Bogotá para varios tratamientos, Pablo se iría a Estados Unidos a trabajar y conseguir dinero para fundar y desarrollar la empresa y a la vez, aportar a las soluciones de los nuevos retos de la vida del primero.

Pero Pablo regresó sin un peso. En el afán de ayudar a Juan Pablo buscó trabajo en Medellín en lo que fuera. Un amigo le dijo que le podría conseguir algo como conductor en un valet parking de una discoteca. “Uno después de venir de Estados Unidos, en donde barre, corta el pasto y lava baños, hace lo que sea y el caso era de necesidad extrema”, cuenta.

Las ganas valen más

Vino entonces otro capítulo fundamental en la vida de los emprendedores de Más Metal: un cliente del valet parking, con tragos encima, le dio una propina de 120.000 pesos y le dijo: “aprovéchelos mijo, no se los vaya a tirar en rumba y tragos”.

A Pablo le quedaron retumbando las palabras del cliente y al otro día se fue muy temprano a un gran almacén de herramientas a invertir esos 120.000 pesos. “Me compré una pulidora y una remachadora y arranqué a hacer soportes para televisores plasma”, señala.

Pablo recuerda esos acontecimientos de su vida: “Tercerizaba todo. En mi casa cortaba y ensamblaba. El negocio de los soportes en esa época fue muy bueno porque aún no habían llegado los chinos. Con las utilidades de la venta de los soportes, en dos años compré soldadores, cortadoras, dobladoras, tornos y fresadoras. Ya tenía un taller metalmecánico muy grande, pero llegaron los soportes chinos y las ventas se bajaron”.

Con las herramientas completas en el taller, Pablo le dijo a Juan Pablo: “Vení que ya tenemos los equipos”. Y añade: “ahí fue cuando desarrollamos la primera máquina de discapacidad: un riel superior en el techo para pasar a Juan Pablo de la silla a la cama y de la cama a la silla. Todo automático”.

Pablo dice orgulloso: “Esto más que ayudar a Pablo, a quien más le aportamos fue a su mamá. Imagínate, se acabaron las cargadas y los esfuerzos”.

Emprendimiento para la vida

Vino entonces otro momento decisivo en la vida y la empresa de Pablo: “Para el emprendimiento es clave tener un mentor. Para mí fue Gabriel Bernal, un ingeniero civil con estudios de petróleos y administración, papá de un compañero del colegio, que sabe de todo y me acompañó en cursos y conferencias que daban en Medellín sobre emprendimiento. Para mí, él fue una ficha clave”.

“Yo soy ingeniero. Pero para hacer empresa hay que saber de contabilidad, de mercadeo, conocer la calle, saber de derecho, mirar un contrato, tratar con operarios, hay que saber de muchas cosas, calcular el porcentaje de las utilidades y eso fue lo que me enseñó Gabriel. En la universidad no enseñan eso”, recuerda con gratitud.

El veterano ingeniero Bernal, consultado por Colombia-Inn sobre las características de Pablo dijo: “es un emprendedor típico, con características de mucha sensibilidad social y alto compromiso y constancia con lo que hace”.

En vista del éxito del aparato del riel transportador, vinieron otros diseños que le facilitaron la vida a Juan Pablo e hicieron posible que los dos amigos trabajaran en el diseño y la construcción de muchas soluciones para personas con discapacidad.

Este árbol ubicado en las comunas 1 y 2 de Medellín, recoge aguas lluvias, las purifica y las dispensa para comodidad de los usuarios. Funciona con energía solar; pesa cinco toneladas y mide siete metros.

El árbol metálico del agua

“En Ruta N, que es como el Sillicom Valley de acá de Medellín, se dieron cuenta de los proyectos que estábamos desarrollando en Más Metal y me ofrecieron la oportunidad de construir varios artefactos con impacto social y ambiental”, cuenta.

Y construyeron en las comunas uno y dos de Medellín un gran árbol metálico que recoge aguas lluvias purificadas mediante un filtro activado por energía solar. “El agua cae. Se acciona un control que la succiona, la lleva al sistema de filtración, baja por una tubería y abajo sale agua potable”, explica Pablo.

El árbol mide siete metros de alto y pesa cinco toneladas. Gracias al éxito de este proyecto las Empresas Públicas de Medellín (EPM) les compró otros dos árboles que serán ubicados en Mutatá, Antioquia.

“Los nuevos árboles vendrán equipados con tecnología para que la gente recoja el agua a muy bajo precio y paguen con una tarjeta cívica; tendrá posibilidades para conectarse a internet y sensores para saber cuánta agua tiene. Todo el funcionamiento con base en energía solar. El agua que cae se purifica inmediatamente”, subraya Pablo. 

Y el  avance por la vida, la salud y el medio ambiente continúa. Más Metal hizo una alianza con una firma especializada en biomedicina y ha desarrollado productos de todo tipo para ejercicios, traslado e inmersiones en piscinas de las personas con discapacidad; desarrolla proyectos especiales para colegios, siempre pensando en el bienestar de todos los integrantes de la sociedad.

“Juan Pablo me inspiró. Todos los días me levanto feliz porque sé que voy a solucionarle un problema a alguien. Esto es muy duro pero da muchas satisfacciones”, confiesa Pablo y se marcha. Tiene muchos compromisos.