LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Magoma, industria alimenticia que elabora y comercializa gomas nutritivas.

Angélica Buitrago y Esperanza Buitrago, líderes de Magoma.

  • Magoma fabrica gomas con vitamina C para la farmacéutica Biochem y comercializa su portafolio de productos en las salas de Cine Colombia, las tiendas Oxxo, Locatel y Mercaldas, entre otras.
  • Magoma hizo parte de los emprendimientos que INNpulsa Colombia invitó a participar en su proyecto de televisión Misión Impacto.

Por María Angélica Huérfano B.

BOGOTA, 18 ene (Colombia-inn) – Dice el adagio popular que ´en las crisis nacen las grandes ideas´ y Rafael Buitrago junto a Rosario Díaz, dan plena fe de ello. Hacia 1999 Colombia no pasaba por su mejor situación económica, lo que llevó a un aumento del desempleo y a que muchos no encontraran una fuente fija de ingresos, como le ocurrió a esta pareja de esposos.

Pero como las obligaciones no dan espera y Rafael y Rosario tenían cuatro hijas que sostener y sacar adelante, no había tiempo para lamentarse, así que la pareja decidió que era hora de independizarse y apostarle a un negocio propio.

Aunque inicialmente no tenían clara cuál sería la idea que echarían a rodar, muy pronto un amigo de la pareja les mostró la senda por la que debían andar. Así apareció el negocio de las gomitas caseras, un producto del que empezaron a aprender muy rápido convirtiéndose en expertos en su elaboración y comercialización.

Así nació Gomitas Rosita, en honor a la gestora y alma de este emprendimiento que con la ayuda de su fiel escudero, Rafael, se empezó abrir mercado, inicialmente, en tiendas pequeñas de barrio y en las cabinas telefónicas, que para la época eran un ´boom´.

Así pasaron casi 10 años en los que el negocio crecía moderadamente y se consolidaba como la empresa familiar de los Buitrago Díaz. Sin embargo, Angélica, la segunda hija de este matrimonio, quien ya para ese tiempo era una mujer hecha y derecha y trabajaba en el área de mercadeo en una reconocida entidad financiera empezó a pensar que era hora de que Gomitas Rosita evolucionará y dejara de ser un negocio casero para convertirse en algo más grande, lo que la motivó a renunciar a su empleo para dedicarse de tiempo completo a transformar esta empresa.

Aunque esta decisión no fue nada fácil, es claro que lo que se hereda no se hurta y Angélica, al igual que sus papás, tiene el carácter de los verdaderos emprendedores.

Rosario, como jefe de producción, Rafael como líder de comercialización y distribución y Angélica como gerente, empezaron a escribir la nueva historia de este emprendimiento que a partir de ese momento dejó su nombre inicial para convertirse en Magoma, lo que para ellos es una mezcla de magia y gomas.

“La idea con mi llegada era terminar de formalizar el emprendimiento; esto nos implicó tramitar todos los permisos requeridos para empezar a funcionar como una industria de verdad, entre estos, los registros sanitarios exigidos por el Invima, la implementación de los códigos de barras para los diferentes productos y la creación de toda una estrategia de marca que nos permitiera empezar a crecer mucho más rápido”, precisó Angélica en entrevista con Colombia-inn.

Dulces saludables y nutritivos

Ya consolidados como una industria formal, Angélica y su familia empezaron a pensar que era necesario incluir nuevas innovaciones a su producto, que por años había sido la goma tradicional.

Decidieron, entonces, realizar diferentes investigaciones del producto y descubrieron que su receta original era baja en calorías y libre de gluten, lo que la diferenciaba de otros productos similares y la hacía más saludable.

Allí de nuevo se les prendió el ´bombillito de la innovación´ y decidieron apostarle a fabricar gomitas con complementos nutricionales, que además de ser deliciosas aportaban nutrientes esenciales para la alimentación, como es el caso de la vitamina C y la fibra.

La decisión de ampliar su portafolio con este tipo de productos le  brindó a Magoma la posibilidad de empezar a fabricar gomas con vitamina C para la farmacéutica Biochem, en la actualidad, uno de sus principales clientes.

Adicionalmente, Magoma comercializa sus productos en las salas de Cine Colombia, las tiendas Oxxo, Locatel y Mercaldas, entre otras.

En la actualidad, su planta, ubicada en Bogotá, tiene capacidad para producir tres toneladas del producto al mes, sin embargo, y dependiendo del proyecto y los pedidos que puedan tener, cuentan con diferentes aliados que les permiten ampliar su producción hasta 52 toneladas.

El reconocimiento y crecimiento significativo que ha registrado la compañía en los últimos años también se debe al ingreso de otra de las integrantes de esta familia, se trata de Esperanza, la tercera hija del matrimonio Buitrago Díaz, quien pese a ser profesional en matemáticas, se empoderó hace dos años del tema comercial de Magoma, con muy buenos resultados.

Entre los planes de la compañía está empezar a elaborar gomitas con complementos nutracéuticos como el colágeno. “La idea es poder ofrecer productos que ayuden al organismo a sentirse bien, pero que también permitan que se vea bien”, agregó la gerente de este emprendimiento.

Igualmente esperan empezar a producir gomitas que contengan frutas y verduras de verdad, con lo que fortalecerían su portafolio de productos ricos y nutritivos.

“Alineados con este propósito buscamos darle vida, así mismo, a un proyecto social que tiene como objetivo que familias que no tienen fácil acceso a una dieta balanceada y nutritiva, puedan sembrar sus propios huertos urbanos con los que podrían satisfacer sus necesidades alimenticias y, además, con los excedentes de su producción convertirse en proveedores de Magoma. Es algo en lo que estamos trabajando y esperamos que pronto sea una realidad”, le contó a Colombia-inn Esperanza.

La planta de Magona, ubicada en Bogotá, tiene la capacidad para producir tres toneladas de producto al mes. Sin embargo, y dependiendo del proyecto y los pedidos, cuentan con diferentes aliados que les permiten ampliar su producción hasta 52 toneladas.

La planta de Magona, ubicada en Bogotá, tiene la capacidad para producir tres toneladas de producto al mes. Sin embargo, y dependiendo del proyecto y los pedidos, cuentan con diferentes aliados que les permiten ampliar su producción hasta 52 toneladas.

Apoyo estratégico

Angélica y Esperanza reconocen que sin el apoyo de entidades como iNNpulsa Colombia, que desde el 2014 se ha interesado por su emprendimiento, y de iniciativas como el Programa Colombia CO4 en el que participaron para ser solucionadores de grandes empresas, así como el proyecto de televisión Misión Impacto, donde presentaron su idea, hubiera sido más difícil alcanzar los logros que hoy con orgullo pueden contar.

También aseguran que el apoyo de la Cámara de Comercio de Bogotá, por medio de su programa “Fortalece tu empresa” ha sido fundamental en mejorar sus procesos de calidad.

Después de casi dos décadas de emprender este sueño, la familia Buitrago Díaz tiene que claro que la paciencia es la mayor virtud de quienes se atreven a hacer realidad una idea de negocio. “Los resultados nunca se dan de inmediato y esto es bueno en la medida que los caminos largos dejan grandes enseñanzas y permiten construir mejores cimientos”, advierte la gerente de Magoma.

Por su parte, Esperanza considera que se vale soñar, “teniendo en cuenta que esos sueños requieren de disciplina, esfuerzo, trabajo y mucha dedicación para que se hagan realidad”.