LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Ludovica, emprendimiento ConAcción

Rigoberta Menchú, Nobel de Paz y Ada Landázury, gerente de Ludovica, durante su encuentro en el marco del evento ´Pensando el Siglo XXI “Construcción de Paz en tiempos de incertidumbre´.

Por María Angélica Huérfano B.

  • Con su ´Estación itinerante´, Ludovica realiza talleres de promoción de lectura y escritura, arte, deporte y medioambiente, beneficiando en promedio a 300 niños en cada una de sus paradas.
  • Ludovica desarrolló la primera agencia laboral digital para la mujer víctima, que se denomina ConAcción. Un proyecto que busca apoyar el emprendimiento y la empleabilidad de mujeres víctimas del conflicto armado por medio de una oferta de multiservicios.

BARRANQUILLA, 2 ene (Colombia-inn) – Con apenas 25 años y un largo camino por recorrer, Ada Landázury, una emprendedora barranquillera, le sigue los pasos a una las líderes sociales que más admira: Rigoberta Menchú, Premio Nobel de Paz 1992, quien ya conoce y habla de los alcances que tiene el proyecto que desarrolla esta joven costeña.

Landázury es la gerente de Ludovica, una empresa social que fomenta el uso del tiempo libre de niños y jóvenes que viven en zonas vulnerables del departamento del Atlántico, mediante la fabricación de juguetes con propósito didáctico, elaborados por ellos mismos, que luego son comercializados en ´La tienda social´, una plataforma digital que pronto tendrá, también, un local físico.

´El taller de los juguetes´, como se le podría llamar a este espacio de creación, está ubicado en Puerto Colombia, municipio localizado a unos 17,3 kilómetros de Barranquilla, donde Ada y su equipo, conformado por profesionales de diversas áreas sociales, y un grupo de 45 niños de la población, diseñan y elaboran el material didáctico.

De acuerdo con Landázury, ese es el semillero del proyecto a largo plazo, y serán esos pequeños, quienes liderarán el proceso en algunos años.

En el taller, los niños no solo aprovechan su tiempo libre en la elaboración de los juguetes. También reciben “formación en valores, adquieren una mayor conciencia ambiental, reconocen la importancia de su participación como ciudadanos, y el orgullo que deben tener por su arraigo cultural, identidad y tradiciones”, explicó la emprendedora social en diálogo con Colombia-inn.

Además, destacó, en desarrollo de esa labor, los niños y los jóvenes, entienden que “el servicio social, el amor, la paz, el trabajo en equipo, la amistad, la autonomía y la espontaneidad, se convierten en eje fundamental de su convivencia”.

Pero el proyecto de Ludovica va más allá, y con el ánimo de multiplicar los beneficios a otros niños de la región, Ada recorre diferentes poblaciones con su ´Estación itinerante´, una estrategia para llevar arte y cultura a diferentes plazas y parques del departamento.

“En cada una de las paradas de la Estación realizamos talleres de promoción de lectura y escritura, arte, deporte y medioambiente, atendiendo en promedio a 300 niños”, aseguró Landázury.

Ludovica ganó el premio Model2Market de RedEmprendida en Spin2016, el evento de emprendimiento universitario más importantes de Iberoamérica.

Ludovica ganó el premio Model2Market de RedEmprendida en Spin2016, el evento de emprendimiento universitario más importantes de Iberoamérica.

Agencia laboral digital para la mujer víctima

Además del trabajo que realiza con los niños, la joven desarrolló la primera agencia laboral digital para la mujer víctima, llamada ConAcción. Un proyecto que busca apoyar el emprendimiento y la empleabilidad de mujeres víctimas del conflicto armado por medio de una oferta de multiservicios.

“En Ludovica creemos en un modelo de cooperación colectiva que facilite, a través de contribuciones de grupos de personas, donantes o inversionistas, el desarrollo, la puesta en marcha y la consolidación de microempresas de mujeres empoderadas. De esta manera tenemos la oportunidad de transformar sueños en realidad, de conocer sus historias de cerca y contribuir a poner en marcha o fortalecer sus microempresas.”, explicó la joven.

Actualmente, el proyecto apoya el emprendimiento de 30 mujeres víctimas, quienes harán parte del piloto de la iniciativa a gran escala. Y es que el impacto del mismo ha sido tal, que Ludovica se convirtió en uno de los cinco ganadores del Premio Model2Market de RedEmprendida, en Spin2016, el certamen de emprendimiento universitario más importante de Iberoamérica.

Spin2016 se llevó a cabo entre el 29 de septiembre y el 1 de octubre pasados en Santiago de Compostela, España, y en el mismo fueron galardonados modelos de negocio innovadores con potencial de impacto social y económico impulsados por universitarios, investigadores y docentes de la región iberoamericana. Otros ganadores fueron emprendimientos de España, Perú y México.

“Es importante entender que en ocasiones los programas del Estado no son suficientes en recursos, ni en cobertura para atender las necesidades de las poblaciones vulnerables, razón por la cual la sociedad civil debe emprender proyectos novedosos y ofrecer soluciones que logren mitigar este tipo de deficiencias sociales. A eso es lo que nosotros le apuntamos”, puntualizó Landázury.

El acelerado crecimiento y reconocimiento de la labor que viene realizando Ludovica en el Atlántico, le permitió a Ada exponer y compartir su proyecto con la Nobel de Paz, Rigoberta Menchú, invitada especial al certamen “Pensando el Siglo XXI: construcción de paz en tiempos de incertidumbre”, organizado en septiembre pasado por la Universidad Autónoma del Caribe.

Durante su encuentro, la Premio Nobel manifestó su complacencia porque líderes jóvenes y mujeres como Ada desarrollen este tipo de iniciativas, teniendo en cuenta que uno de sus pilares en la promoción de paz en el mundo, es la equidad generacional, al igual que la equidad étnica y de género, a lo que agregó, “la agenda de paz en un reto para los jóvenes, deben participar en ella sin teorizar la realidad. Hay que vivirla”.

El respaldo de otros líderes sociales y de los beneficiarios de los proyectos de Ludovica, impulsan aún más a sus gestores a seguir trabajando para que la iniciativa continúe creciendo y logre, en el mediano plazo, convertirse en un holding de empresas que pueda ofrecer un portafolio de productos y servicios con un impacto social, económico y ambiental.

Para Ada lo más importante es mantener una constante retroalimentación del mercado y de esa manera ofrecer productos y servicios de altísima calidad que den respuesta y cumplan con las expectativas sociales y económicas de las comunidades y la sociedad en general.

Para lograr el éxito al emprender, esta gestora social tiene claro que lo fundamental es la disciplina y tener una ruta y un objetivo preciso. “A eso hay que sumarle la persistencia, la pasión y el disfrute de todo lo que se hace. Esa es, al final, la ganancia más importante de todo aquel que decide emprender”, concluyó.