LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

LuaBooks: literatura infantil que pasea entre el papel y lo digital

LuaBooks, es una editorial especializada en niños que permite a los lectores interactuar entre el libro de papel y el mundo digital. (Foto LuaBooks)

  • LuaBooks es una innovadora editorial colombiana que utiliza el concepto de transmedia para que los niños disfruten de la lectura interactuando entre el libro de papel y el mundo digital.
  • Por su trabajo innovador, la editorial acaba de recibir en Viena el Champion WSA en la categoría de Cultura. 

Por Carlos Osorio Pineda

CALI, 9 abr (Colombia-inn) – La editorial colombiana LuaBooks acaba de recibir en Viena, Austria, el Champion WSA en la categoría de Cultura, un reconocimiento a un innovador emprendimiento que utiliza el concepto de transmedia para que los niños, entre 4 y 14 años, disfruten de la lectura interactuando entre el libro de papel y el mundo digital.

“El concepto transmedia es que el niño pueda complementar una narrativa que está puesta en papel, con el mundo digital”, precisó Lizardo Carvajal, fundador y director de LuaBooks en declaraciones a Colombia-inn.

Sin embargo, Carvajal fue enfático en señalar que “no se trata de hacer una copia del libro impreso, en lo digital, que es un falso concepto editorial o que, lamentablemente, es lo que hacen algunas editoriales que, simplemente colocan un PDF y listo”.

“El concepto de lo transmedia es que los contenidos pueden fluir a través de diversas plataformas, y eso es lo que hace novedoso el concepto de LuaBooks”, explicó.

“Hace cinco años cuando iniciamos el proyecto, todavía existía el dilema de si el libro de papel iba a morir por la llegada del libro digital, y se mostraban esos dos universos como universos antagónicos”, recordó el emprendedor.

“Lo que nosotros dijimos es: porque tiene que haber una relación de antagonismo en esos dos mundos y por qué no los podemos unir en una experiencia de lectura que una al mundo digital con el mundo de papel”, agregó.

Como respuesta, Carvajal, quien hasta hace ocho años trabajaba como diseñador de páginas web en compañía de su actual socio, Juan Saab, comenzó a desarrollar varias estrategias tecnológicas que permitieran unir esos dos mundos, el de papel y el digital.

Una de ellas, expresó, “es la tecnología Book Tron que nos permite, colocando un teléfono celular sobre un libro de papel, animar la ilustración. Ese fue el primer experimento”, señaló.

A través de la tecnología Book Tron el niño puede animar una ilustración, colocando un teléfono celular sobre el libro de papel. (Foto LuaBooks).

Una historia que nació con su hijo

La historia de LuaBooks nació cuando Carvajal supo que iba a ser padre y decidió cambiar el rumbo de su labor profesional en compañía de Saab, para dedicarse a producir libros para niños.

“Al comienzo, como veníamos del mundo digital, nuestra primera idea fue hacer libros digitales, pero pronto fuimos configurando el concepto de transmedia, y empezamos a hacer el cruce del libro de papel con el mundo digital”.

Pero, como siempre en el mundo del emprendimiento, existen tropiezos y los nuevos socios no fueron ajenos a ello. “Cuando comenzamos hicimos un primer libro digital interactivo que se llama El Pájaro de los Mil Cantos que fue lanzado en 2012 en la tienda de iTunes y un producto exclusivo para iPad”.

Sin embargo, el resultado no fue satisfactorio. “De alguna manera llegamos tarde al auge de los libros aplicación, y eso nos dio a entender que todavía la gente quería comprar libros de papel”, expresó Carvajal.

Paradójicamente la historia, de autoría suya, es hoy por hoy la más vendida, con 10.000 copias y, además, le permitió obtener en 2013 el Crea Digital como mejor libro interactivo. Los recursos obtenidos ayudaron en el perfeccionamiento de la aplicación y, de alguna manera, en la producción de su primera obra impresa, presentada en la Feria del Libro de 2014.

“Este año vamos para la copia 11.000 que se va a lanzar en la Feria del Libro. Y eso es muchísimo porque para no ser un texto escolar, es un libro de muy buen comportamiento en un entorno lector como Colombia”, anotó el innovador quien tiene su residencia en Canadá.

A partir de su conformación como empresa, en 2013, los emprendedores continuaron avanzando en búsqueda de nuevas formas de interrelacionar los dos mundos. Así se ha ido configurando el carácter del emprendimiento: “una editorial infantil y juvenil con contenidos valiosos para los chicos”, a través de una estrategia transmedia, manifestó su cofundador.

De acuerdo con Carvajal, “Estamos tomando ventaja de todas las posibilidades que ofrece el mundo digital, como son el sonido, como lo es la rotación del giroscopio, el uso de la cámara y, en fin, diferentes recursos propios de lo digital”.

Ejemplo de ese uso es El maravilloso mercado de pulgas. Se trata, como su nombre lo indica, de un mercado de pulgas donde los objetos tienen unos códigos mini kit que el niño puede escanear con su celular y de esa manera conocer la historia de más de 140 objetos como el gramófono o las máquinas de coser y de escribir, entre otros.

“Ahí es donde ese libro empieza a tener relación con el mundo digital, permitiéndole al niño ampliar el conocimiento, ampliar la lectura de esos objetos que están inmersos ahí. Entonces la tecnología se vuelve un mecanismo para ampliar esa información”, destacó el emprendedor.

La realidad virtual se convierte en un elemento que permite una lectura más agradable de los textos. (Foto LuaBooks).

La calidad de los contenidos, otra de las riquezas de LuaBooks

La labor de LuaBooks no solo enfatiza en la forma, sino también en el fondo, puesto que se trata también de entregar a los lectores chicos “una literatura alrededor de temas de diálogo, de temas imprescindibles en las conversaciones diarias”.

“Nuestros libros lo que buscan, en términos generales, es establecer una chispa que inicie la comunicación entre el mundo adulto y el mundo de los jóvenes. Que la literatura sirva como un lugar de encuentro donde las personas se puedan encontrar en un diálogo de experiencias y de conocimiento. Esa es nuestra filosofía alrededor de los contenidos”, explicó Carvajal.

“Se trata de contenidos que nos hablan de temas importantes como la muerte, la identidad, la mujer en la historia, la posibilidad de transformar el mundo a través del amor, de los miedos. Entonces hay una diversidad temática volcada en esos contenidos”.

Las historias de LuaBooks, que pueden ser animadas gracias a diversas plataformas tecnológicas, tienen entre sus autores al fundador del emprendimiento, Lizardo Carvajal y al cubano Silvio Rodríguez. (Foto LuaBooks).

El uso adecuado de la tecnología

Para LuaBooks no es ajeno el debate sobre si es adecuado o no el uso de la tecnología por parte de los niños y su empleo en aspectos tan importantes como la lectura.

“Lo que tratamos de hacer es mostrarles a los padres y, no solo a los niños, que los dispositivos electrónicos también sirven para leer. Es que el problema de por qué los niños no usan los dispositivos electrónicos, como las tabletas y los celulares para leer, es porque los adultos, no lo hacen”, advirtió Carvajal.

Y agregó: “Lo primero, es decirles a los adultos que estos son dispositivos en los cuales también se puede ejercer el acto de la lectura con cantidad de capacidades y de posibilidades que enriquecen y no empobrecen, como algunas personas creen, el acto de la lectura”.

Frente a esa situación, el emprendedor está seguro de que, finalmente, todos los niños van a terminar accediendo al mundo digital. “Por eso nuestra responsabilidad, como creadores de contenido, es que cuando los chicos lleguen a ese mundo digital, que ciertamente está plagado de malos contenidos, lo mismo que el universo de papel, encuentren buenos contenidos para ellos. Eso es lo que a nosotros nos anima a trabajar”.

Una editorial pequeña, pero con proyección internacional

Las historias de LuaBooks son el producto del trabajo de diferentes personas, entre ellas del propio innovador, quien escribió las primeras obras. Pero también, destacó, “tenemos la suerte de contar con otros autores como Eulalia Cornejo, de Ecuador; Liset Lantigua y Silvio Rodríguez, de Cuba”.

Actualmente LuaBooks es una empresa consolidada y autosostenible. “Somos cinco personas con empleo gracias a ella. Hemos salido adelante no solo en Colombia, sino en otros países. Nuestros libros han sido publicados en Italia, España, Uruguay, Chile, Venezuela y Brasil, y es una empresa que, como toda empresa cultural en Colombia, tiene sus dificultades, pero nos hemos podido mantener”, afirmó Carvajal.

El catálogo del emprendimiento está compuesto por 12 títulos, con un promedio anual de cerca de cuatro proyectos, porque, como lo advirtió, “cada uno tiene un nivel de complejidad alto y es necesario desarrollar software para cada uno de ellos. Es un proceso que puede durar entre cuatro a cinco meses por proyecto”.

En un libro digital interactivo pueden participar varios profesionales, animadores, codificadores, programadores, narradores, músicos.

“Es un equipo interdisciplinario porque realmente se trata de productos en donde convergen muchas obras: la obra literaria, la obra ilustrativa, la de animación, la de interacción, y por eso se necesita la coordinación de todo un equipo interdisciplinario para llegar a un buen producto. Eso significa empleo para 10 o 12 personas por título”, precisó.

Los productos de LuaBooks, que tiene su sede en Cali, se encuentran en las principales librerías del país y también en su plataforma www.luabooks.com. Igualmente se pueden adquirir en línea y la editorial se encarga de hacerlos llegar al comprador. El costo de los libros oscila entre los 25.000 y los 40.000 pesos.

Algunos de los textos son bilingües, escritos en inglés y en español, pero como son recursos digitales, obras como el Pájaro de los Mil Cantos, se pueden leer en 10 idiomas.

A corto y mediano plazo, el objetivo de LuaBooks es incrementar el catálogo editorial y producir contenidos más cercanos a los lectores.

“Cuando iniciamos un proyecto nos acercamos mucho a los lectores, hablamos con ellos y creo que el futuro de la literatura infantil está no solamente en producir libros para niños, sino producir contenidos con los niños. Es decir, generar laboratorios donde los niños puedan participar de un proceso de construcción, o al menos de identificar sus intereses”, explicó Carvajal.

LuaBooks acaba de obtener en Viena, Austria, el Champion WSA que premia proyectos de innovación y de uso de la tecnología a favor de necesidades sociales. En la convocatoria, patrocinada por el gobierno del país europeo y Naciones Unidas, participaron cerca de 400 proyectos de los cuales fueron seleccionados 40 en 10 categorías. La editorial colombiana fue premiada en el apartado de Cultura.