LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Lanchas con fondo de cristal, la innovación turística de Taganga

El proyecto ´lanchas con fondo de cristal´ es una iniciativa que hace parte del Programa de Desarrollo Local Sostenible que adelanta Parques Nacionales y que ha contado con recursos de financiación de la Unión Europea.

  • El prototipo de la lancha tiene una longitud de 25 pies y cuenta con dos motores fuera de borda; la innovación es que su fondo fue construido en cristal, lo que permite que sus tripulantes y pasajeros pueden observar el lecho marino sin necesidad de descender del bote.
  • La ejecución del proyecto está liderada por la Asociación Ecoturística de Taganga, Aecotag, de la que hacen parte familias, tradicionalmente, pesqueras.

 

Por María Angélica Huérfano B.

TAGANGA, Magdalena, 24 may (Colombia-inn) – Aunque por años los pobladores de Taganga, Magdalena, han derivado sus ingresos de la pesca artesanal, la declaratoria de este territorio como parque natural los ha obligado a buscar nuevas alternativas de sustento y, una de ellas, es el proyecto de lanchas con fondo de cristal, para impulsar el turismo en el Caribe.

Todo empezó en 2013 como una respuesta a las diferencias generadas entre los pescadores de la zona y Parques Nacionales, entidad encargada de salvaguardar los territorios declarados como zonas protegidas, en las que se prohíben las actividades que generen presiones frente a sus ecosistemas, entre estas, la pesca.

Esta restricción obligó a los pobladores de Taganga, uno de los pueblos de pescadores más tradicionales de la geografía colombiana, a abandonar esa actividad que por generaciones ha sido su principal fuente de ingresos, lo que inicialmente generó un rechazo frente a las medidas ambientales decretadas por la entidad estatal.

Pero si bien el propósito era proteger el hábitat de estos territorios, la reglamentación no podía pasar por alto las necesidades de las poblaciones que hacen parte de ellos. Por esta razón se institucionalizaron unas mesas de concertación que permitieran encontrar nuevas alternativas de subsistencia para estas comunidades.

Así nació el proyecto de las lanchas con fondo de cristal, iniciativa que hace parte del Programa de Desarrollo Local Sostenible que adelanta Parques Nacionales y que ha contado con recursos de financiación de la Unión Europea.

“Con este Programa se busca mejorar la calidad de vida de las poblaciones, a través del uso correcto de los recursos naturales, reorientando las actividades de pesca hacia el ecoturismo”, señaló Luis Alejandro Bastida Chiquillo, jefe del Parque Nacional Natural Tayrona, en entrevista con Colombia-inn.

Por esta razón, la ejecución del proyecto está liderada por la Asociación Ecoturística de Taganga (Aecotag), de la que hacen parte siete familias y cuyos integrantes han vivido por generaciones de la pesca artesanal.

La embarcación facilita la observación del ecosistema marino para personas que no saben nadar, o para quienes presentan alguna dificultad para movilizarse, entre estas, visitantes mayores o que cuentan con algún tipo de discapacidad física.

Embarcación pionera en el mar Caribe

El prototipo de la lancha guarda las mismas especificaciones de las embarcaciones tradicionales, es decir que tiene una longitud de 25 pies y cuenta con dos motores fuera de borda; su gran innovación es que su fondo fue construido en cristal, lo que permite que sus tripulantes y pasajeros puedan observar el lecho marino sin necesidad de descender del bote.

Un innovador diseño que facilita la observación de este ecosistema por parte de personas que no saben nadar, no pueden realizar actividades de buceo, o presentan alguna dificultad para movilizarse, entre ellas visitantes mayores o que tienen algún tipo de discapacidad física.

Con la novedosa embarcación, pionera en la costa norte del país, los pescadores de Taganga buscan ampliar la oferta turística que, actualmente, se ofrece en estas playas, generando nuevos ingresos para estas poblaciones.

Para Yolima Matos, representante de Aecotag, la iniciativa tiene diferentes beneficios, “por un lado se disminuye la presión que sobre el ecosistema venía ejerciendo la actividad pesquera y por otro lado se mejoran las condiciones económicas de los pescadores que vivían de esta práctica y que, para nadie es un secreto, viene registrando una desaceleración importante durante los últimos años, lo que ha provocado que durante algunas faenas no se recogieran peces, reduciendo, de manera significativa, los ingresos mensuales de estas familias”, señaló.

El proyecto de las lanchas con fondo de cristal se desarrolla, de manera paralela, con otra iniciativa denominada ´Visitas guiadas´, con la que se busca realizar recorridos turísticos por los sitios y monumentos tradicionales de los pueblos indígenas asentada en estos territorios, entre estos, los Gaira, Taganga, Mamatoco, Minca y Bonda.

Como parte del proyecto, los integrantes de Aecotag han recibido, también, capacitaciones en atención al cliente, administración básica, inglés y primeros auxilios. Adicionalmente, trabajan en la adecuación y señalización de los senderos.

Aunque en el piloto del proyecto se contempló el uso de dos embarcaciones, la meta a largo plazo es contar con un grupo robusto de lanchas que permita que la iniciativa beneficie a más familias de Taganga.  

“La idea es que estas comunidades logren organizarse como empresas formales y se conviertan en un apoyo para la conservación de los ecosistemas de estos territorios. En el largo plazo esperamos que estas iniciativas sean autosostenibles, lo que permitirá que exista una mayor confianza para continuar desarrollando procesos de participación comunitaria que permitan la creación de nuevos proyectos de innovación para la región y el país”, concluyó Bastida.