LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

La Guajira, región privilegiada y única para el ecoturismo

El director general de Kaiecotravel, Francisco Huérfano, ha sido un pionero del ecoturismo como modelo de desarrollo comunitario en los amplios territorios del departamento de La Guajira.

El ecoturismo, modelo basado en atracciones culturales y naturales, permite el desarrollo de muchas familias y comunidades de la región.

  • Turismo alternativo al concepto tradicional de hoteles y playas.
  • Es el modelo de negocio turístico de mayor expansión en el mundo.
  • La Guajira pasó de tener 50 visitantes anuales en 1995 a 25.000 en 2016.
  • El turismo como solución a los problemas sociales de La Guajira.

 

RIOHACHA, 11 ago. (Colombia-inn) – Francisco Huérfano es un bogotano de 50 años que viajó a Riohacha, capital del departamento de La Guajira, a principios de los años 90, para ayudar a establecer una red de familias wayuú que hospedaran y atendieran a unos pocos visitantes interesados en conocer aquellos lejanos territorios llenos de sol, mar y arena. Y se quedó…

Kai significa sol en guayunaiki, la lengua hablada por los indígenas wayuu, y es la primera parte del nombre de la empresa Kaiecotravel Turismo Comunitario que opera desde 1995 en la capital guajira, bajo la dirección de Huérfano.

Desde esos años el bogotano ha visto la transformación del territorio y ha sido testigo del incremento del interés de Colombia y el mundo por esta península, en ese entonces remota y casi separada de la nación. “Pasamos de 50 visitantes anuales a 25.000”, precisa entusiasmado.

Y tiene por qué estarlo, ya que solamente su empresa trae a este departamento cerca de 8.000 turistas anuales.

Colombia-inn habló con Huérfano en su oficina, ubicada al frente del malecón que bordea las playas del Caribe soleado de Riohacha, llamada así porque el río Ranchería (antes de La Hacha), la atraviesa y desemboca en su mar.

Turismo creciente

El incremento del interés por visitar La Guajira puede deberse al modelo de negocio del ecoturismo, basado en la explotación de los aspectos socio-culturales de las etnias y los paisajes naturales de una región.

“En este momento los emprendimientos del ecoturismo son los productos de mayor demanda a nivel mundial en el mercado creciente de la industria turística”, precisa Huérfano.

El modelo del negocio del ecoturismo es alternativo en varios sentidos: lo pueden desarrollar pequeños emprendedores. “Es el negocio más horizontal porque todos pueden participar”, agrega el emprendedor, tras señalar que “empodera a las personas para que generen sus propios ingresos y explota lugares naturales y aspectos culturales desconocidos”.   

Con la paciencia y claridad de un catedrático, con suficiente experiencia y conocimientos, Huérfano intenta explicar el proceso de su empresa y las razones por las que se quedó en aquel, entonces, inhóspito territorio:

“El ecoturismo es una modalidad que empieza a desarrollarse a finales de los 80 y comienzos de los 90, no solamente como alternativa de promoción turística (diferente a la modalidad convencional de hoteles, sol y playa), sino como estrategia de desarrollo de las comunidades de base ubicadas en una región”, expresa.

Turismo comunitario

Huérfano recuerda que “hace 25 años estaba empezando el ecoturismo en el país y en todo el mundo. Yo trabajaba para la Corporación Clorofila Urbana y para la Fundación Un Solo Mundo, en pro del turismo limpio, el desarrollo comunitario y el comercio justo. Fuimos pioneros en La Guajira y en el país al traer esos conceptos y empezar a construir una red de familias prestadoras de servicios turísticos”.

“Con el mismo propósito –continúa– trabajamos en las selvas del Chocó, el Orinoco y las zonas andinas. Establecimos y aún trabajamos varias rutas en la Media y Alta Guajira (Cabo de La Vela, Punta Gallina, Parque La Macuira, Cerro de La Teta, Uribia, entre otros), en donde encadenamos familias que prestan los servicios de alojamiento, restaurante, transporte y guía para los visitantes. Los recorridos pueden hacerse de uno a ocho días, según el interés de cada turista”.

En pocas palabras, el modelo comunitario del turismo consiste en que las familias y las comunidades de base se encargan de la operación y los servicios en los territorios que despiertan interés natural y cultural.

Europeos, pero especialmente franceses, los amantes de la región

Las personas más interesadas en visitar los territorios de La Guajira vienen de Europa. “El europeo aprecia el ecoturismo comunitario. Antes el país estaba vetado. Con los esfuerzos de seguridad y paz de los últimos gobiernos, los grandes operadores del mundo están creyendo en este tipo de producto. Ahora todos saben que es un lugar interesante y único”, destaca Huérfano.

Y agrega: “Este año, por ejemplo, se eliminaron varias restricciones para el mercado francés. Es uno de los países que más está mandando turistas a Colombia y a La Guajira específicamente. En este momento son los que más utilizan nuestros servicios”.

Huérfano señala que es un momento decisivo para el turismo local y para generar ingresos y desarrollo económico. “En muchos lugares del mundo nos están conociendo. Hay buena promoción, pero no estamos preparados para todo lo que viene. Falta preparar más a las comunidades, afianzarlas en su territorio, organizar los destinos y solucionar los problemas sociales en las zonas de resguardo”.

Y Advierte: “Tenemos que mejorar la calidad de los servicios y articular las legislaciones indígena y de la nación. Hay que crear una especie de bisagra para que los proyectos puedan desarrollarse y aminorar el choque entre la institucionalidad y la legitimidad de las costumbres locales”.

Impulso de iNNpulsa

El director de Kaiecotravel Turismo Comunitario, puso de relieve el apoyo recibido de iNNpulsa (entidad del ministerio de Comercio, Industria y Turismo que promueve el emprendimiento, la innovación y el desarrollo empresarial) no solamente para su empresa, sino para el sector turístico en general de La Guajira.

“Tenemos dos años de acompañamiento de iNNpulsa para el fortalecimiento de la cadena productiva del turismo. A través de este proyecto vinieron consultores internacionales y se perfiló toda una estrategia de promoción y mercadeo que ha dado buenos resultados. Participamos en España en la feria FITUR y estamos consiguiendo apoyos puntuales para emprendimientos de la cadena productiva”, anotó.

Con el tiempo Huérfano se volvió guajiro. Dice que ya no volvería a vivir nunca en Bogotá y que en esta parte del mundo sí tiene “calidad de vida”. Echó raíces… casado y con hijas guajiras, solo saldría del territorio para trabajar.

Encontró el Sol, el Kai, y tiene el propósito de ayudar a muchos guajiros para que vivan de él…