LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

La Frutoteca cambió la dinámica de los parques en Barranquilla

Mercedes Campo les dio una nueva dinámica a los parques en Barranquilla, con la creación de la Frutoteca, un emprendimiento saludable en torno al cual se realizan actividades recreativas, deportivas y culturales, y que se ha convertido en punto de encuentro familiar. (Foto, Alejandro Tovar)

  • La Frutoteca es un emprendimiento saludable en torno al cual se realizan actividades recreativas, deportivas y culturales en los parques de Barranquilla.
  • El emprendimiento, que funciona desde hace un año, obtuvo el apoyo del Fondo Emprender del Sena con un capital semilla por 124 millones de pesos.

 

Por Carlos Osorio Pineda

BARRANQUILLA, 11 ene (Colombia-inn) – Ejercicio, recreación y alimentación sana, es una fórmula por la que actualmente apuestan millones de personas en el mundo, y esa combinación es la que disfrutan, al aire libre, los habitantes y turistas de Barranquilla, gracias a la Frutoteca, un emprendimiento puesto en marcha hace un año por Mercedes Campo.

Desde diciembre de 2016 las frutotecas, instaladas en parques de Barranquilla, “cambiaron la dinámica de esos espacios de recreación, convirtiéndolos en verdaderos puntos de encuentro personal y familiar”, aseguró Mercedes, una microbióloga experta en temas de emprendimiento.

“La Frutoteca es un punto de hidratación saludable para acompañar las jornadas recreativas, deportivas y culturales de las personas que visitan los parques. Es un concepto de bebidas distinto a los ya existentes en el país por aspectos como la atención, la infraestructura y las actividades deportivas, recreacionales y culturales que se realizan a su alrededor”, precisó la emprendedora en diálogo con Colombia-inn.

Y fue precisamente esa idea de negocio la que convenció a las autoridades barranquilleras para permitir la instalación de las frutotecas en los parques de la ciudad, en donde, por norma, se prohíben las ventas de cualquier tipo.

“Los parques en Barranquilla están siendo transformados totalmente y nuestra estructura física es coherente con lo que la ciudad quiere mostrar en esos parques. Fuimos a la Alcaldía y enamoramos a los responsables con el proyecto. Les dijimos que no queríamos ser un lugar más de venta de jugos. Eso estaba claro, queríamos ser un acompañamiento para los parques, queríamos apoyar la dinamización de los parques”, explicó Mercedes.

Los habitantes de Barranquilla y los turistas, encuentran en los jugos de la Frutoteca combinaciones especialmente preparadas por nutricionistas, pero si quieren, pueden solicitar su propia mezcla. (Foto, Alejandro Tovar).

Las rumbotecas, esparcimiento sano los viernes en la noche

“Lo que hemos hecho es que en el punto de venta organizamos unas actividades que se llaman Rumbatecas, que se realizan los viernes entre las siete y media y las ocho y media de la noche. La idea es que la gente sepa que hay un espacio al aire libre a donde ir a bailar, pero de manera saludable”, agregó.

“Y lo logramos. Hay muchas mujeres que no tienen esposo, novio, o simplemente vienen de una jornada laboral estresante, y ese espacio se ha tomado como un momento de esparcimiento. No es una rumbaterapia. Tenemos un instructor calificado, pero ahí se va es a bailar, a ninguna otra cosa”, dijo.

Y anotó, “luego del baile la gente va y se toma un jugo. Muchos se quedan conversando hasta más tarde. Incluso, desde que está la rumbateca la gente que va en carro se detiene para ver bailar o participar. Hay gente que se sienta solamente a ver bailar. El baile contagia, contagia la música, contagia el bailarín. Yo creo que le cambiamos el entorno al parque los viernes por la noche”, aseguró.

Según Mercedes, hay una gran diferencia entre la Frutoteca y negocios similares que existen en el país.

“En primer lugar, no tenemos el concepto de locales. No queremos escalar el emprendimiento a ese nivel. En segundo lugar, el servicio es totalmente diferente. Acá no queremos llegar a instancias donde el control de la atención de los empleados no existe. La gente en otros negocios es muy poco amable”, advirtió.

En ese sentido señaló: “acá no contratamos personas para hacer jugo. Yo les digo a mis empleados que quien llega al negocio tiene que tener ‘Actitud Frutoteca’, lo que significa que debe estar sonriente, ser amable y responder a los requerimientos del cliente”.

Por lo mismo, expresó que “si bien aquí tenemos una carta, esa carta no limita al cliente. Es posible que el cliente decida qué combinación de frutas quiere en un jugo, y nosotros lo preparamos, situación que no pasa en otros lugares similares”.

Además de las Rumbotecas, en torno a la Frutoteca se realizan otras actividades recreativas y culturales, como ‘Picnic bajo las estrellas’, un encuentro liderado por expertos del planetario de la ciudad para hablar de temas de astronomía y observar el firmamento.

Igualmente patrocinan eventos deportivos, como el que se realizó hace algunos meses con participación de más de 300 ciclistas, quienes se reunieron en torno a la Frutoteca situada en uno de los más importantes parques de la ciudad.

Para Mercedes, el éxito de su emprendimiento radica en que su producto es bueno, porque de lo contrario no lo consumirían, pero admite que el objetivo de que “más que una venta de jugos sea un punto de encuentro para consumir productos saludables, recrearte y conversar, entre otras actividades, ha sido el diferencial respecto a negocios similares”.

“Un jugo bueno lo puedes consumir en otra parte, pero acá, el hecho de estar en el parque, de poder generar confianza, de generar otros espacios, es lo que nos hace realmente diferentes”, agregó.

Apoyo del Sena, importante respaldo para el emprendimiento

Al recordar los comienzos del proyecto Mercedes destacó que en 2016 presentó su idea de negocio al Fondo Emprender y aunque fue aprobada no fue viabilizada, es decir no obtuvo el apoyo financiero que buscaba.

Sin embargo, el mismo año acudieron a otra convocatoria del mismo Fondo, pero a nivel nacional, “y aunque nos presentamos con cierta prevención, salimos priorizados”, accediendo así a un capital semilla por 124 millones de pesos, no reembolsables, siempre y cuando el emprendimiento cumpla con algunos requisitos, que la Frutoteca llenó de antemano, indicó la empresaria.

“Ser parte del Sena ha sido el mayor respaldo para poder estar en donde los demás no pueden”, aseguró Mercedes al explicar que ese apoyo fue parte fundamental para que las autoridades de Barranquilla le autorizaran instalarse en los parques.

El carácter social de la Frutoteca

Para Mercedes, la Frutoteca va más allá de un simple negocio. “Es un proyecto que se ha estructurado con unos fines, incluso sociales y no solamente económicos, que es lo que busca un negocio, ser rentable para el empresario”.

Al respecto, explicó que su negocio vincula mínimo tres personas por punto de venta y se ha organizado de manera que el primer turno del día, que va de las cinco de la mañana a la una y media de la tarde, les corresponde a mujeres cabeza de familia, para que en el resto del día puedan compartir con sus hijos.

Y en el segundo turno, la Frutoteca les da la oportunidad a jóvenes en su etapa de primer empleo. 

La confianza generada, lo más valioso de la Frutoteca

Mercedes no deja de destacar el concepto de las bebidas que se venden en la Frutoteca y de todo lo que se mueve alrededor de cada uno de los puntos de venta.

“Los jugos son completamente naturales y hacemos énfasis en que no se consuman con azúcar, como mucho con miel. No usamos preservativos y queremos ser eso, oferta saludable de los parques”, en donde es común encontrar ventas de productos como fritos y otros poco beneficiosos para la salud, expresó.

Pero la Frutoteca va más allá. “Como estamos en los parques, muchos llegan con sus mascotas y nosotros les tenemos un recipiente para que ellas también tomen agua. Incluso, la gente nos deja las llaves para salir a caminar, nos dejan los celulares, o la mascota, mientras van a realizar sus actividades”, recordó con satisfacción.

Café gratis y manteles para picnic se puede conseguir en la Frutoteca, esa esfera verde limón que fue diseñada cuidadosamente por un especialista para convertirse, indudablemente, en un símbolo, perfectamente identificable, de bebidas sanas, recreación y encuentro en Barranquilla.

En definitiva, aseguró: la emprendedora, “hemos generado una confianza, que es lo que más valoramos y la gente más valora. Eso es un plus que no obtienen en ninguna parte”.

El futuro del negocio es ambicioso. Mercedes espera expandirse a nivel nacional y ojalá internacional. Por lo pronto está en camino de abrir otros puntos de venta que se sumarán a los cuatro existentes. Y ya fue contactada por una cadena de supermercados, con 22 sucursales en la capital del Atlántico, para que sus puntos de jugos sean ocupados por la Frutoteca.