LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

La empresa que ‘pedalea’ las bicicletas motorizadas

  • Los ciclomotores Cali-Bobber surgen como una alternativa de movilidad, y son aptos para hacer deporte y amigables con el medio ambiente.
  • Cali-Bobber es la única empresa en Colombia que fabrica ese tipo de vehículos y con menos de cinco años de funcionamiento, ya exporta a Ecuador, Hungría y Estados Unidos.

 

Por Angélica Guzmán

CALI, 4 mar (Colombia-inn) – La falta de un adecuado servicio de transporte público, las demoras, los estrujones, la delincuencia y, en fin, el estrés que le producía día a día, dirigirse a su oficina, llevaron a Francisco Gonima a buscar una solución que le hiciera más gratos sus desplazamientos y así comenzó a gestar el sueño de crear Cali -Bobber.

“Vivía en Bogotá en esa época y salir de la casa era una tortura. Uno no sabe cuál calle estará más congestionada y el transporte público no es el mejor. No garantiza que las personas lleguen a tiempo o estén seguras. Eso sin contar que les toca viajar incómodas y los trayectos son largos”, recordó Gonima, en declaraciones a Colombia-inn

Fue entonces cuando este joven caleño contempló la posibilidad de comprar una bicicleta que le diera la opción de utilizarla mecánicamente, por medio de los pedales, o mediante un motor a gasolina o eléctrico.

Sin embargo, al investigar, encontró que, si bien existían ese tipo de vehículos en Colombia, ninguno era fabricado en el país. “Los que se conseguían eran adaptaciones, y por ello, entonces, por algún lado presentaban fallas. Nadie se había preocupado por hacerlos en Colombia”, anotó el emprendedor.

Tras un concienzudo estudio que requirió la importación de distintos ciclomotores, el emprendedor advirtió que el error estaba en “motorizar una bicicleta común” que desde el comienzo había sido “diseñada, pensada y fabricada para pedalear y no para ser una bicicleta motorizada”. 

Desde ese momento comenzó a aflorar en Gonima el espíritu innovador que, finalmente, lo llevó proyectar su propio negocio de fabricación de bicicletas asistidas con motor de gasolina o eléctrico.

Francisco, quien se había trasladado a Cali, inspiró sus diseños en las famosas motocicletas Bobber, que aparecieron en Estados Unidos, en los años 40, y se caracterizan por su estructura baja y larga. De ahí el nombre de su negocio: Cali-Bobber.

“Las Bobber son una solución a la movilidad, amigable con el ambiente y con la economía de las personas”, explicó Gonima, quien ante todo destaca que: “las bobber son bicicletas fabricadas para ser bicicletas motorizadas. Sus partes son especialmente diseñadas y desarrolladas para el uso y abuso que van a recibir. Instalar un motor a una bicicleta común, sería como poner un motor a una canoa o un kayak, en vez de comprar un bote”.  

Actualmente Cali-Bobber distribuye bicicletas eléctricas y motorizadas a países como Ecuador, Hungría, y Estados Unidos, pero está en el proceso de abrir nuevos mercados, a la vez que evoluciona y se adapta a las necesidades de los usuarios, señaló Gonima.

Bobber para todos

El primer tipo de Bobber que Francisco fabricó tenía un motor 4 tiempos que funcionaba a gasolina. Luego, gracias al apoyo de iNNpulsa, -entidad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo que promueve el emprendimiento, la innovación y la productividad, como ejes para el desarrollo empresarial-, siguió innovando y comenzó a producir la línea de bicicletas eléctricas, las cuales se pueden cargar con energía o pedaleando.

Ahora Cali-Bobber fabrica y vende seis líneas de bicicletas, las cuales se ajustan a las distintas necesidades, exigencias y gustos de cada persona. Además, es distribuidor de repuestos y partes, para que sus clientes, en el futuro, no se varen.

“Los precios de las bicicletas de Cali-Bobber, están entre los 2 y los 8 millones de pesos. Manejamos distribuidores en todos los lugares del país. Si las personas sacan las cuentas de cuánto se gastan en transporte público o andando en carro, encontrarán la utilidad de este medio de transporte”, relievó el empresario.

Gracias al emprendimiento de este caleño se generan 15 empleos directos y muchos más indirectos, en el país, convirtiendo esta alternativa de movilidad en una oportunidad de crecer y hacer una gran empresa, que genera desarrollo.

Nueva reglamentación: ¿beneficio o no para las Bobber?

Cuando Francisco habla acerca de la nueva reglamentación que rige para los ciclomotores en Colombia, no disimula su desconcierto. Aclara que para los usuarios las normas de seguridad que impone la ley, son un beneficio, pero no deja de reconocer que tantos trámites y requisitos desmotivan a quienes quieren adquirir las Bobber.

“La nueva normatividad tiene algunas lagunas, pero ya pedimos claridad frente a estos temas ante el Ministerio de Transporte. Nos interesa tener la información completa y de primera mano para orientar a nuestros clientes”, expresó finalmente Gomina.