LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

La empresa colombiana Imagine Flowers, conquista el mundo con rosas preservadas

  • Gracias a un proceso químico, las rosas que transforma y comercializa esta empresa tienen una duración de entre 6 meses y 2 años.
  • Estados Unidos, México y Costa Rica son los países a donde los emprendedores Javier Aguirre y Liliana Torres, han exportado su producto y ahora van por más.

 

Por: Angélica Guzmán

FUNZA, Cundinamarca, 29 jul (Colombia-Inn) – Las rosas, esas flores tan populares que son símbolo de amor y de belleza en muchas culturas, e ícono colombiano de gran demanda en el mundo, sirvieron de inspiración a Javier Aguirre y Liliana Torres para fundar Imagine Flowers, un emprendimiento cundinamarqués con proyección internacional.

Conocedores de lo apetecidas que son las flores colombianas a nivel mundial -en 2016 se exportaron 225.000 toneladas- y en especial las rosas, Javier y Liliana decidieron innovar a partir de una pregunta: “¿Quién no quiere que una rosa le dure mucho tiempo o que su color favorito esté teñido en esas delicadas flores?”.

“Pues eso es lo que hacemos en Imagine Flowers” desde hace cinco años, explicó Liliana en diálogo con Colombia-inn.

Se trata de un delicado proceso en el que se transforma el color de las rosas y se detiene su deterioro por el paso de los días, para permitirles una duración de entre seis meses y dos años, con un alto estándar de calidad que ha llevado a la empresa a competir con éxito en los mercados internacionales.

En el 2016 este emprendimiento colombiano vendió más de 1.300 rosas preservadas, el 80% de las cuales fueron exportadas a Estados Unidos, México y Costa Rica, y para finalizar el 2017 ya habrá llegado a Brasil, Argentina, España y Emiratos Árabes.

Las instalaciones en donde se hace el proceso manual a cada ejemplar de rosa que va a ser exportado, se encuentran ubicadas en Funza. Allí, los empresarios vigilan minuciosamente el tratamiento de preservación, color y combinación requerido. Cada rosa llega a Imagine Flowers directamente desde los cultivos de la Sabana, y pasa por un procedimiento que tarda entre 10 y 12 días antes de su comercialización.

De la producción a la comercialización

Ya en las manos de Liliana y Javier, las rosas son cuidadosamente seleccionadas para que el producto final tenga la calidad requerida. Luego viene el proceso en el que se les cambia el color original, si así lo solicitó el cliente, y posteriormente el tratamiento químico que las preservará durante más tiempo del normal.

“El trabajo que hacemos requiere dedicación y cuidado, cada rosa es transformada a mano”, explicó Liliana, luego de destacar que han podido comercializar su producto gracias al voz a voz y a las visitas empresariales, además de apoyarse en sus canales digitales, porque prefieren caminar lento, pero con seguridad.

Comercializar el producto ha requerido empuje, energía y conocimiento, dice la emprendedora, tras advertir que como las rosas de Imagine Flowers “son más costosas que las convencionales, decidimos explorar en mercados fuera de Colombia y afortunadamente lo hemos logrado y seguiremos fortaleciéndonos para aumentar la capacidad de producción y así mismo tener muchos más compradores”.

Sin embargo, su portafolio incluye una sección dirigida a las empresas que quieran ofrecer rosas con sus colores corporativos o, simplemente, entregar un regalo duradero, una obra de arte.

Aunque las rosas de Imagine Flowers han sido expuestas a procesos químicos para garantizar su duración, no sobran algunas recomendaciones para quienes las adquieren, entre ellas mantenerlas lejos de la humedad, del sol directo, el calor intenso o el agua, pues no los necesitan.

Javier y Liliana quieren seguir cumpliendo sus sueños, ahora con la meta de conquistar otros mercados y, por qué no, entrar al corazón de los colombianos con un producto de calidad que, necesariamente, tiene un costo mayor.