LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

La boyacense AGA, montada en el vehículo de la innovación

  • La empresa boyacense AGA es considerada una de las más innovadoras de Colombia, gracias a su modelo de gestión.
  • La calidad de sus productos llevó a que iNNpulsa le aportara a AGA 500 millones para un proyecto que actualmente desarrolla su fundador, Armando Gutiérrez, con su equipo de trabajo.

Por: Angélica Guzmán

DUITAMA, 27 jul (Colombia-Inn) – Fabricar buses en Colombia hace más de 40 años era una idea descabellada porque ¿quién se atrevería a competir con los vehículos estadounidenses importados? Un boyacense, Armando Gutiérrez, asumió el reto y fundó Autobuses AGA, empresa que se mantiene en la actualidad tras superar cambios, reformas tributarias y altibajos en la economía del país.

Autobuses AGA, cuya sede se encuentra ubicada en Duitama, Boyacá, nació en 1976 y actualmente fabrica buses de transporte intermunicipal para varias empresas del país, además de exportar a Venezuela y a algunas naciones centroamericanas.

Pese a que es considerada una empresa mediana, cada producto de AGA es una obra de arte. La tecnología, comodidad e innovación en cada vehículo y cada línea de diseño, demuestra que el sistema ideado por Gutiérrez funciona muy bien.

“La innovación es tarea de todos”, comenta don Armando – como le llaman con respeto sus colaboradores- mientras camina por las instalaciones de su empresa y tras enfatizar que “aquí damos la oportunidad para que personas extraordinarias, se conviertan en innovadores extraordinarios”.

Este emprendedor, que se dedicó desde muy joven a reparar buses y en 1965 junto a dos socios decidió crear su propia empresa, es un convencido de que las 150 personas que hacen parte de su organización aportan al crecimiento de la misma, sin egoísmos y con el único objetivo de lograr un bienestar común.

Gracias a su visión innovadora y al modelo de gestión con la que dirige su empresa, Gutiérrez acaba de recibir por parte de iNNpulsa, entidad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo que promueve el emprendimiento, la innovación y el desarrollo empresarial, un aporte de 500 millones de pesos para financiar un proyecto que se mantiene en reserva, pero pronto se dará a conocer.

La innovación como filosofía

Autobuses AGA se rige por un esquema organizacional en forma circular en donde no existen las jerarquías. Cada equipo de trabajo tiene un líder y cada uno de los colaboradores, sin importar su función, puede opinar, conocer, hacer recomendaciones o simplemente contribuir con lo que se decida.

Para que eso se cumpla, Gutiérrez se ha concentrado en que los colaboradores de AGA se rijan bajo cuatro principios que considera fundamentales para crecer y construir, no sólo buses, sino además un mejor estilo de vida.

El primero de esos principios es el Consenso, que tiene como objetivo alcanzar la experiencia compartida y lograr una evolución física, mental y emocional. En segundo lugar está la Responsabilidad, porque como lo señala su fundador, “en AGA no tenemos un empleo, adquirimos unas responsabilidades”.

Además, practican la Coherencia en lo que piensan, dicen y hacen, para lograr transparencia y confianza. Por último está la Libertad, como resultado de los anteriores principios, que también les permite tener el control y decidir.

Una historia de liderazgo y persistencia

Si bien la sociedad inicial no funcionó, Gutiérrez persistió e inició su emprendimiento con otras tres personas. Él mismo participaba en todo el proceso de fabricación y así, poco a poco, su compañía fue creciendo, aunque de manera controlada porque como lo advierte, prefiere tener una gran familia que una empresa en la que termine por no conocer a nadie.

AGA ha sido todo para don Armando. Sus hijos han pasado por la empresa y son testigos de cómo este luchador la ha sacado adelante pese a dos crisis económicas y a los inconvenientes del mercado.

“Han sido dos crisis duras, pero aquí estamos. Fuimos fundadores del Parque Industrial en Duitama y no ha sido fácil porque el ambiente para las empresas es hostil, pero innovar es parte de crecer. No podemos quedarnos quietos, los tiempos cambian y con ellos nosotros nos debemos transformar”, concluyó el empresario.