LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Kit Smile, emprendimiento social para niños con parálisis cerebral

Kit Smile es un producto colombiano que cuenta con patente de invención, destinado a mejorar la calidad de vida de los niños con parálisis cerebral, facilitando el ejercicio, la alimentación y el descanso de los menores. / Foto: Kit Smile.

  • Desde 2016, 55 niños que sufren parálisis cerebral se han beneficiado con Kit Smile, un invento colombiano que les permite mejorar la alimentación, el ejercicio y el descanso.
  • Kit Smile, un emprendimiento con patente de invención, espera llevar el producto a los 105 millones de niños que, en el mundo, sufren de parálisis cerebral.
  • Kit Smile participó en un “Boot Camp” en Boston, Estados Unidos, en 2015 gracias al apoyo de iNNpulsa que promueve el emprendimiento, la innovación y el desarrollo económico en el país.

Por: Leonardo Numpaque Moreno

BOGOTÁ, 10 abr (Colombia-inn) – Kit Smile, es el primer equipo de rehabilitación para niños con parálisis cerebral, diseñado con el fin de ser utilizado en casa, permitiendo tres actividades fundamentales: alimentación, ejercicio y descanso, garantizando que el menor reciba una estimulación constante.

El Kit, que tiene patente de invención, fue desarrollado en Bogotá por la diseñadora industrial de la Universidad El Bosque, Leidy Cuestas, en asocio con la administradora de empresas Lina Camargo, y se caracteriza por ser modulable, plegable y funcional para niños entre dos y 12 años (50 cms a 1,60 cms de altura).

El kit, que incluye un manual de ejercicios para que los padres realicen con sus hijos, está elaborado de madera cubierta en fórmica para proteger de humedades. Cuenta con telas anti-fluidos e impermeables, un chaleco pélvico para evitar caídas; un control para la cabeza y una colchoneta para ejercicios de piso.

En el mercado no existe un producto que, de manera integral, les permita a los niños las funcionalidades de ejercicio, alimentación y descanso, razón por la cual este desarrollo es único en el mundo, al tiempo que beneficia, especialmente, a familias de escasos recursos que no tienen acceso a sesiones de rehabilitación y terapias para sus hijos.

Los Kits se entregan a la medida de cada niño y permiten las posturas correctas para comer, descansar y hacer ejercicios. / Foto: Kit Smile.

Emprendimiento con alto impacto social

“Leidy mi socia, conocía a una niña llamada Laura, de cinco años, que vivía en la zona rural del Meta, tenía parálisis y su familia no contaba con los recursos para acceder a una terapia de recuperación. Su mamá entendía que Laura tenía algo en la cabeza, pero no sabía exactamente por qué era. Por esa falta de oportunidad la niña nunca recibió las terapias de rehabilitación que necesitaba”, recordó Lina en entrevista con Colombia-inn.

Como debía elaborar su tesis de grado, Leidy aprovechó para crear un elemento que le mejorara la calidad de vida a Laura, quien permanecía las 24 horas del día acostada. En 2015 el kit ya estaba listo para entregarlo, pero infortunadamente la menor falleció por desnutrición, ocasionada por la mala postura en la que estuvo todo el tiempo.

“Encontramos que la falta de oportunidad de los niños con parálisis cerebral de bajos recursos, desencadena otras problemáticas derivadas de los malos cuidados y estas problemáticas terminan haciendo que los niños mueran”, reveló Lina.

Desdramatizar la parálisis cerebral

Con recursos propios y con el objeto de desdramatizar la problemática de la parálisis cerebral, las emprendedoras pusieron en marcha el proyecto, utilizando para ello un elemento que con un juego de texturas y colores pudiera contribuir al desarrollo del niño.

“La pregunta era cómo llevar la estimulación a casa y cómo enseñarle a una mamá a realizar las terapias, ya que entre más terapias se hacen, mucho mejor”.

Kit Smile, tiene un costo de 5’800.000 pesos. Adicionalmente incluye una capacitación médica y sicológica y el acompañamiento telefónico y digital con la familia. Estos valores, asegura Lina son cubiertos por patrocinadores, empresas privadas y públicas o personas naturales que se vinculan al programa.

Para acceder al kit, los interesados deben inscribirse en una lista de espera, describiendo su historia, ojalá complementada con fotos y videos, y argumentando por qué necesitan el producto. Si la petición es aceptada se procede a conseguir el patrocinio, se elabora el kit y se entrega a los beneficiarios.

“Hacemos una toma de medidas, ya que los kits se generan a la medida de los niños. Entonces, durante ese proceso de caracterización, miramos dónde viven los niños, condiciones económicas, núcleo familiar y se producen los kits de rehabilitación”, explicó la cofundadora de Kit Smile.

Hasta la fecha, un total de 55 niños con parálisis cerebral y de bajos recursos, se han beneficiado con el invento colombiano.

“La mamá de uno de los niños nos dijo que el uso del kit le evitó al niño una cirugía de cadera. En otros casos nos han contado que el menor está gordito debido a que come mejor por la posición que adopta gracias al kit. Eso, a su vez, le permite al menor interactuar con toda la familia al sentarse con el grupo”, destacó Lina con orgullo.

“Lo que buscamos es que el niño pueda tener un crecimiento cognitivo a través de los apoyos que le estamos dando y romper toda esa falta de oportunidades, además de los círculos de pobreza que se generan cuando una familia, con un hijo con parálisis cerebral, no tiene los recursos necesarios para acceder al servicio”, concluyó.

Kit Smile participó en un “Boot Camp” en Boston, Estados Unidos, en 2015, gracias al apoyo de iNNpulsa, que promueve el emprendimiento, la innovación y desarrollo económico en el país, y recibió recientemente el premio Recon al emprendimiento e innovación social, en la categoría de Tecnología y Comunicación.