LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Innovador colombiano hace del concreto un nuevo elemento decorativo y arquitectónico

Piso en concreto con texturas, una de las innumerables nuevas aplicaciones del concreto para la industria de la construcción.

  • Inquieto emprendedor autodidacta antioqueño utiliza la nanotecnología para darle elementos de color, luz y textura al concreto.
  • Fórmulas exclusivas para cambiar la cara de las fachadas de los edificios
  • Elyte Nanotecnología, empresa apoyada y respaldada por iNNpulsa y Bancoldex.

 

Por Jaime Rivera García

MEDELLÍN, 17 may (Colombia-inn) – La nanotecnología viene de la palabra “nano”, medida extremadamente pequeña, que ofrece la posibilidad de fabricar materiales a partir del reordenamiento de átomos y moléculas, como lo está haciendo con el concreto la firma colombiana, Elyte Nanotecnología.

Con base en ese reordenamiento de las estructuras moleculares, el joven empresario antioqueño Héctor Ocampo ha investigado y producido unos materiales que mezclados con el cemento generan concretos con aplicaciones únicas para la industria de la construcción.

“En este momento el concreto ha pasado a otro nivel. Ahora se puede usar el concreto a la vista y se le da belleza a un material gris. Ya no solamente se reviste o se pinta. Estamos trabajando para darle texturas, luces y colores y generarle nuevos usos arquitectónicos”,

Es así como su empresa, Elyte Nanotecnología, ofrece una amplia gama de productos a arquitectos, ingenieros, constructores, diseñadores y decoradores, consistente en concretos traslúcidos, pisos atérmicos y livianos, paneles ultradelgados y resistentes y recubrimientos epóxicos, entre otros.

Superficie de mesa en concreto traslúcido, desarrollado por la firma Elyte Nanotecnología, del emprendedor antioqueño Héctor Ocampo.

Concreto de colores

El emprendedor e investigador antioqueño explicó a Colombia-Inn el proceso de sus aplicaciones: “Cuando se piensa en concreto, se deduce que es una mezcla de arenas, cementos y triturados. Esos componentes se integran muy bien a los cementos y generan concretos de diferentes resistencias”.

“Los nanocretos lo que hacen es que se puedan vincular al cemento elementos distintos a la arena y los triturados, como la fibra óptica, por ejemplo, o materiales tech, papel periódico o caucho. Lo que hacemos con el nanocreto es poderlos agregar e integrar en una estructura química”, agregó.

Sobre el resultado de las mezclas de estos nuevos concretos, Ocampo señaló que “cada agregado sigue manteniendo sus características, pero se integran muy bien al concreto. Por esta razón los utilizamos para decoración o arquitectura, en muros divisorios, muros no cargueros, para hacer nichos, mesas, mesones, salas de entrada, recepciones, pisos. En fín, en todo acabado distinto que se le quiera dar a un concreto”.

Autodidacta

Para poder hacer aplicaciones con las nuevas mezclas de concreto, Ocampo empezó, hace cuatro años, a desarrollar por su cuenta nuevas tecnologías, pues en Colombia no existía alguien que se dedicara a esa especialidad.  

Inquieto, buscó en varios lugares de Colombia y el exterior. Encontró en México al arquitecto José Granados, con más de 30 años de experiencia en el tema, considerado por muchos como ‘la biblia’ en asuntos de concretos en América Latina y se puso en contacto con él.

“El arquitecto Granados, desde el principio fue muy abierto a compartir sus conocimientos con nosotros. Incluso él ya estaba terminando su carrera y accedió a darnos la base de las fórmulas con las que hemos elaborado varias de las mezclas utilizadas en la industria de la construcción aquí en Colombia”, explicó Ocampo.

Apoyo de iNNpulsa

En su empeño por aprender e investigar sobre las nanotecnologías en México y desarrollar esta actividad en Colombia, Ocampo tocó las puertas de Bancoldex e iNNpulsa y estas entidades lo apoyaron completamente con capital semilla y créditos.

Desde ese momento el aprendizaje ha sido constante y este año su empresa inició varias estrategias agresivas de mercadeo. “Todos los días tengo que estudiar dos o tres horas. A esto hay que ponerle pasión. Hay que investigar y mirar mucho. Yo me he hecho a pulso y lo he podido hacer de la mano de Dios”, declaró el inquieto hombre de negocios.

Sobre los procesos de su empresa, Ocampo afirmó que “se han invertido más de 550 millones de pesos, con el apoyo de iNNpulsa, en acoplamientos de maquinaria y la compra de las fórmulas porque este tema no se ha trabajado en Colombia. Nosotros hemos mejorado la fórmula con nuevos componentes para agregar versatilidad”.

Elyte Nanotecnología ha encontrado varios arquitectos interesados en utilizar los productos de concretos traslúcidos en Panamá, Ecuador y Perú y en otras ciudades del país.

Para esto está estudiando montar unas plantas pequeñas de mezclas en los respectivos sitios, dado que, debido al peso de los productos, el transporte es muy costoso.

Por ahora Elyte Nanotecnología se está haciendo conocer gracias a los concretos traslúcidos. “Es una muy buena innovación, pero no es muy comercial. Es muy exclusiva, pero es como la puerta de acceso para dar a conocer las múltiples aplicaciones del nanocreto”, dice el emprendedor.

Y concluye: “En recubrimientos milimétricos y de pisos ya hemos hecho muy buenos trabajos. Hemos avanzado mucho en el tema y tenemos unos clientes cautivos por la versatilidad y la capacidad de los diferentes productos”.