LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Delicioso emprendimiento en Boyacá con la fuerza de un búfalo

  • Una pareja de boyacenses está imponiendo el consumo de carne de búfalo.
  • La carne y la leche de búfalo tienen poderes nutricionales especiales.
  • Esta especie es menos delicada que el ganado vacuno tradicional.

ARCABUCO, Boyacá, 14 jul. (Colombia-inn) – Producir y comercializar carne de búfalo en un punto de venta de una carretera del departamento de Boyacá, podría sonar a atrevimiento, coraje y fuerza, como las mismas características de este enorme mamífero originario de Norteamérica.

Eso fue lo que pensaron los emprendedores boyacenses Jonathan Cabra y Amparo Becerra, y sin dudarlo se decidieron a preparar y vender subproductos derivados de la carne de búfalo, así como deliciosos platos, en un atractivo lugar de la carretera que de Tunja conduce a Arcabuco.

En las altiplanicies y montañas de Boyacá, poco se conocía de este animal que sirvió de identidad a los nativos habitantes precolombinos de las enormes llanuras del norte del continente americano.

A pesar de las advertencias, Jonathan y Amparo, quienes se conocieron en la universidad y ahora son esposos, insistieron en su proyecto luego de conocer, por casualidad, sobre la mejor forma de criar y cebar a estos animales que pueden llegar a pesar fácilmente de 800 a 1.000 kilos.

La pareja tenía una finca, y un día Jonathan quiso sorprender a Amparo regalándole una pareja de búfalos. Su negocio hasta el momento era el de explotar el ganado vacuno, pero se presentaban muchos inconvenientes por la variación de precios. “El negocio del ganado es inestable. A veces se gana y en ocasiones no hay utilidades”, explicó Jonathan.

Aunque la idea no era salir de los búfalos, ese difícil momento llegó. El matrimonio se vio obligado a sacrificar a los mamíferos. Entonces, aprovecharon la carne elaborando algunos subproductos como hamburguesas, chorizos y cortes especiales que de inmediato tuvieron enorme acogida.

Otro tipo de ganado

Entonces, la idea de reconvertir la finca y explotar el ganado de búfalo se apoderó de la pareja que empezó a consolidar su emprendimiento, al que bautizaron Sr. Búfalo.

En lugar de vacas, terneros y toros padrones, empezaron a surtir la finca de búfalos, a criarlos con esmero y a buscar apoyos y aliados. La Gobernación de Boyacá, que tenía un programa de impulso al emprendimiento, les ayudó en el engranaje de la empresa y los orientó en el duro proceso de la comercialización.

El matrimonio pensó que crear un punto de venta en la carretera con ofertas de  hamburguesas, chorizos y cortes jugosos de carne de búfalo podría ser una opción de negocio, en un territorio donde el cerdo, el maíz, las novillas, el sancocho de cola, la papa y los cubios son los reyes de la cocina.

Eso sucedió hace unos cuatro años. Los administradores de empresas montaron un punto de venta y restaurante en la carretera Tunja-Arcabuco, por la que transitan a diario centenares de tractomulas, buses intermunicipales e interdepartamentales y automóviles particulares.

Sr. Búfalo es sitio obligado de parada para la gran cantidad de viajeros que a diario transitan por el lugar.

Delicioso y nutritivo

Los sánduches y los chorizos de búfalo ya tienen gran fama en todo el territorio. “Con la ventaja de que la carne y los productos contienen menos grasa. A Sr. Búfalo viene la gente a comer y a disfrutar del ambiente. El surtido de cortes y productos es muy variado”, señala Amparo.

Y explica: “La carne de búfalo es sana y contiene mayores beneficios nutricionales que la bovina. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), esta carne goza de ventajas favorables para la salud humana por aportar 41% menos de colesterol, 92% en valores inferiores de grasa y 56% menos de calorías.

Por su parte, Jonathan indica que “el búfalo es un animal de alto rendimiento y fuerte, cuyas carne y leche tienen propiedades nutricionales especiales; se enferma menos, no hay necesidad de aplicarle muchos medicamentos y logra un peso ideal en menos tiempo que el ganado vacuno”.

A Sr. Búfalo los clientes asisten para degustar una oferta gastronómica diferente y aprovechar espacios de diálogo y esparcimiento para toda la familia. Por eso obtuvo el premio “Territorio de Sabores”, a lo mejor de la gastronomía regional, otorgado por la Gobernación de Boyacá.

Ambiente rústico

La decoración de Sr. Búfalo está elaborada con material de madera y hierro forjado. El salón lo adornan dos cabezas de búfalo y un par de cuernos, con las que se acompañan los visitantes para tomarse fotos y subir a las redes sociales. En el sitio hay abundante literatura sobre las características de esta especie llegada de tierras lejanas.

Jonathan Cabra y Amparo Becerra consideran que el éxito de su emprendimiento es que ofrece un producto diferente, de alta calidad y que va más allá de lo puramente típico.

Además del restaurante, los cortes empacados al vacío se comercializan en Boyacá y parte de Santander, donde hay ya hay una clientela establecida. “No utilizamos intermediarios y aunque existe la posibilidad de crear franquicias, nos sentimos cómodos con el avance logrado”, afirma Amparo.

Esta es una empresa surgida del orgullo boyacense que los esposos Cabra-Becerra piensan extender por otras regiones del país. Aunque hay ofertas de aliados y socios de quilates, la pareja considera que hay que “pisar con cuidado y avanzar despacio”.