LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Hidrotecnik, pionera en Colombia en la reducción de gases efecto invernadero

De izquierda a derecha, Eliana Maldonado, directora logística; Carlos Echeverri, co fundador de; Constanza Villafañe, directora de calidad y producción y Jorge Prada, co fundador.

  • En la actualidad, la compañía produce al mes más de 260.000 litros de urea automotriz, de los 400.000 que se comercializan en toda Colombia.
  • Hidrotecnik ya realizó sus primeras exportaciones a Ecuador y Panamá, y en el mediano plazo tiene planeado reproducir su planta de producción en México, en asocio con representantes del sector automotriz de ese país.

 

Por María Angélica Huérfano B.

COTA, Cundinamarca, 3 may (Colombia-inn) – La contaminación atmosférica producida por los combustibles de los vehículos es uno de los problemas ambientales más serios de las grandes ciudades, de ahí la importancia que significa desarrollar soluciones que reduzcan esos efectos, como lo viene haciendo desde hace algunos años la compañía colombiana Hidrotecnik.

Hidrotecnik, es un emprendimiento bogotano pionero en producir urea automotriz, una sustancia química que funciona como agente reductor de las emisiones de Óxido de Nitrógeno (NOX), contaminante responsable de gases efecto invernadero, pues facilita la formación de smog, lluvia ácida y polución de partículas, que se producen tras la combustión del Diesel.

La urea automotriz es una sustancia originaria de Alemania que se empezó a comercializar de manera permanente en Colombia, gracias a la apuesta de Jorge Prada y Carlos Echeverry, líderes de Hidrotecnik.

Echeverry recuerda que, a mediados de 2010, Colombia empezó a importar vehículos con motores de tecnología Euro IV, el estándar internacional que garantiza que estos equipos producen entre un 81% y un 94% menos emisiones contaminantes, entre estas, Óxido de Nitrógeno, Hidrocarburos, Monóxido de Carbono y Material Particulado.

Para lograr que estos motores funcionen correctamente y garanticen la reducción de sus emisiones, se requieren sistemas diseñados especialmente, y uno de ellos es el Selective Catayst Reduction (SCR) que en español significa Reducción Catalítica Selectiva.

El SCR está diseñado para inyectar el agente reductor de NOX, (urea automotriz, técnicamente denominada como AUS 32) en el sistema de gases de escape del motor, todo de manera controlada y sistematizada, con unos dispositivos especiales que se integran al vehículo.

Como para esa época el sistema era tan nuevo en Colombia, casi que desconocido por el sector transporte, no existían empresas que fueran proveedores, ni de la urea automotriz y muchos menos del servicio de abastecimiento de la sustancia química, así que Jorge y Carlos, el primero ingeniero mecánico y el segundo economista, pero los dos con gran experiencia en el sector automotriz, vieron allí una clara oportunidad de negocio.

Tras un viaje a una feria de medio ambiente en Alemania, estos emprendedores descubrieron que en ese país la urea automotriz era un producto de consumo masivo, tanto que se vendía en los mercados de las estaciones de combustible; esta facilidad de comercialización los motivó a buscar la forma de importar el producto, pues los análisis que realizaron demostraron el alto potencial de demanda que tiene la sustancia.

Así que, con el ímpetu que caracteriza a los verdaderos emprendedores, Jorge y Carlos, junto con sus esposas Constanza y Adriana, respectivamente, decidieron en 2011 darle vida Hidrotecnik, que inició como importadora y comercializadora del producto ya terminado, bajo el nombre comercial de HidroBlue 1.

Además de su comercialización, la compañía debía desarrollar, también, un sistema de logística de transporte y abastecimiento que permitiera llevar la urea automotriz a cualquier parte del país. En la actualidad Hidrotecnik abastece el producto, a través de una sofisticada cadena de dispensación, en todos los puntos cardinales de Colombia.

Crecer a pasos agigantados

Después de dos años de intenso trabajo, de conocer más sobre el producto y las diferentes necesidades que tenían sus clientes, estos emprendedores decidieron llevar la empresa a otro nivel: ya no solo importarían la urea automotriz, ahora se lanzarían a producirla.

Así que emprendieron una búsqueda de recursos y fabricantes en el mundo que les pudieran proveer la maquinaria necesaria para iniciar la producción en Colombia. El proyecto fue de tal dimensión que a falta de financiación por parte del sector bancario, estos emprendedores decidieron vender hasta su patrimonio más importante, sus casas, para invertir en la iniciativa.

Fue finalmente en Houston, Estados Unidos, donde encontraron el proveedor para instalar la primera planta de producción de urea automotriz en el país. En la actualidad, la compañía produce al mes más de 260.000 litros del producto de los 400.000 que se comercializan en toda Colombia.

Hidrotecnik es el primer fabricante de urea para vehículos de trasporte intermunicipal que ha sido certificado en Colombia. También es uno de los principales proveedores del producto que consumen los buses del Transmilenio en Bogotá y del MÍO en Cali; además de atender a las principales marcas de autos que operan en el país y que funcionan con este sistema como, Mercedes Benz, Volvo, Scania, Foton, Daewoo y Volkswagen, entre otras.

La compañía también es proveedora de filtros de partículas que permiten disminuir en más del 95% esas emisiones. Actualmente hace parte del piloto que realiza la Secretaria de Ambiente de Bogotá, para la puesta en marcha de ese sistema en los vehículos del Transmilenio y del SITP.

“Nosotros creemos en la demanda creciente del producto, por esto le apostamos. En la actualidad, por ejemplo, Estados Unidos consume al mes, en promedio, 20 millones de litros de urea automotriz y Brasil unos 5 millones”, recordó Echeverry, gerente financiero de la compañía, en entrevista con Colombia-inn.

De acuerdo con el ejecutivo, “el potencial de crecimiento en Colombia es enorme, teniendo en cuenta, además, que en los próximos años el 90% de los motores diésel que entren al país deberán contar con sistemas de reducción de contaminantes en los que la urea automotriz será el principal insumo para su funcionamiento”.

Y las cifras de evolución de Hidrotecnik, así lo confirman: entre 2011 y 2016, la compañía pasó de atender tres clientes a 120, y sus ventas en los últimos cuatro años pasaron de $1.800 millones a $3.200 millones. Las expectativas de crecimiento para este año superan el 40%.

Adicionalmente, la compañía se prepara para emprender un ambicioso plan de expansión en el que el programa de internacionalización, es estratégico. Ya realizaron sus primeras exportaciones a Ecuador y Panamá, y en el mediano plazo tienen planeado reproducir su planta de producción en México, en asocio con representantes del sector automotriz de ese país.

En Colombia esperan ampliar la capacidad instalada de su planta, ubicada en Cota, Cundinamarca, para alcanzar una producción mensual de 600.000 litros en un turno de ocho a nueve horas.