LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Frutas liofilizadas de Cali para el mundo

De izquierda a derecha, Sergio Correa y los hermanos Rodrigo y Paulo Londoño.

Por: Diana Cely

CALI, 9 nov (Colombia-inn) – Hace cuatro años los hermanos Rodrigo y Paulo Andrés Londoño, ingenieros industriales, junto a su socio, Sergio Correa, administrador de empresas, dieron vida a SERO Colombia, una empresa agroindustrial dedicada a la producción y comercialización de frutas y verduras deshidratadas y liofilizadas.

“la liofilización realmente es el corazón de la empresa, fue la razón de ser original de SERO Colombia y es realmente el proceso altamente innovador que tenemos y que nos ha permitido estar en los mercados en los que estamos”, comentó Rodrigo en entrevista con Colombia-inn.

Se trata de un procedimiento que permite lograr un producto final 100% natural con tres características principales que lo hacen único: un sabor y aroma inalterados idénticos al producto fresco, conservación de los nutrientes hasta en un 96%, y una vida útil de dos años sin necesidad de añadir algún tipo de aditivo químico o preservativo.

El procedimiento permite que consumidores en cualquier parte del mundo puedan acceder a frutas de la mejor calidad y a alimentos saludables, procedentes de lejanas regiones, que de no ser por ello podrían sufrir alteraciones, e incluso deterioro.

“La liofilización es un proceso que, a diferencia de la deshidratación tradicional, deshidrata los alimentos por frío y vacío, logrando la sublimación del agua; deshidrata los alimentos de una manera muy particular donde el sabor queda inalterado, las propiedades nutricionales quedan intactas, y por tener tan baja humedad tienen una larga vida útil”, explicó Rodrigo.

El contenido de agua es la principal causa del deterioro de los alimentos, y durante este proceso la mayor parte del líquido es eliminada. Por esa razón los alimentos liofilizados pesan aproximadamente el 10% de su peso húmedo original, lo que permite mayor eficiencia en su envío y manejo, además de un producto de la más alta calidad.

La idea del proyecto surgió 10 años atrás, cuando los tres caleños cursaban sus estudios superiores en el exterior, momento en el que se interesaron por ese tipo de alimentos y su comercialización en el mercado internacional.

“Cuando descubrimos estos productos nos llamaron mucho la atención. Empezamos a investigar al respecto, y con esa curiosidad por la alimentación saludable que hoy en día es una tendencia mundial mucho más avanzada… hace 10 años se veía menos en Colombia, más por fuera, hoy por hoy en Colombia está clara la tendencia”, recordó por su parte, Pablo.

Inicialmente desarrollaron la marca Eazy Fruit y lanzaron al mercado un snack que permitía tener acceso a fruta de excelente calidad en un empaque práctico para llevar a cualquier parte. Más adelante ampliaron el nicho hasta hacer de su producto un ingrediente con diversas aplicaciones en la industria de alimentos. Actualmente también venden frutas como banano, mango, piña, fresa, uchuva y pitaya directamente a fabricantes, reempacadores, y distribuidores, para productos como cereales, galletas, pastelería, entre otros.

Algunos de los productos de SERO Colombia, se comercializan con la marca Eazy Fruit.

De Colombia para el mundo

El mercado internacional es el fuerte de SERO Colombia y el 95% de su producción se concentra en exportaciones a países como Australia (donde iniciaron), Lituania, Costa Rica, Ecuador, Perú, Brasil, Nueva Zelanda, y Estados Unidos, su principal cliente. Un 5% se destina a la comercialización nacional.

De acuerdo con los hermanos Londoño, a lo largo de estos cuatro años SERO Colombia ha triplicado sus ventas año a año, un logro que repercute directamente en su contribución al país, no sólo con la generación de empleos directos e indirectos sino también en el trabajo que desarrollan junto al agricultor colombiano.

En este sentido, los emprendedores advierten que “el agricultor en Colombia no solo tiene los problemas del país que todos conocemos, sino que adicionalmente las cadenas de comercialización son muy poco desarrolladas. Entonces tiene que luchar con la realidad para hacer algo que está fuera de su negocio, que es salir a comercializar en el mercado nacional y ojalá en el internacional”.

Es allí donde ellos aportan su experiencia e infraestructura para que los campesinos “se dediquen a lo que conocen, que es la agricultura, mientras nosotros nos dedicamos no solamente a agregarle valor a ese producto agrícola, sino también a la comercialización internacional. Eso es un engranaje que se entiende poco en el país”, explicaron.

Crecer en el mercado

Paulo y Rodrigo Londoño esperan seguir creciendo y posicionar a SERO Colombia aún más en los mercados internacionales. Así mismo, continuar trabajando de la mano con proyectos agrícolas donde, a partir de la sinergia de conocimientos, los agricultores entiendan sus necesidades y las de sus clientes, para que en función de esto diseñen sus planes agrícolas.

Los interesados en conocer más acerca de SERO Colombia pueden ingresar a www.serocolombia.com