LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Frucamps, emprendimiento huilense atrapado por una pasión: la cholupa

Frucamps produce al mes más de seis toneladas de fruta.

  • Frucamps está enfocada en la producción de frutas en pulpa, fruta pasteurizada sin semilla, néctares y conservas, y actualmente está explorando alianzas con otros microempresarios para hacer bizcochos y chocolates con sabor a cholupa.
  • El área de producción está compuesta por mujeres cabeza de hogar, y obedece a una estrategia de inclusión laboral y social con la que la compañía busca fomentar la competitividad corporativa y comercial del departamento.

 

Por María Angélica Huérfano B.

NEIVA, 28 jul (Colombia-inn) – ¿Sabía usted que el departamento del Huila es el principal productor de frutas como granadilla, maracuyá, badea, cholupa y gulupa, una de las cuales cuenta con denominación de origen y es el producto insignia de esa tierra opita?

Estamos hablando de la cholupa, una fruta poco común para el resto del país, que solo se cultiva al norte del departamento y de cuya producción viven cientos de familias campesinas, tras convertirse en el fruto estrella de grandes emprendimientos como Productos Alimenticios Frucamps.

Actualmente, gracias a la innovación tecnológica de Frucamps, la producción de cholupa ha alcanzado grandes estándares de industrialización, lo que le ha permitido buscar su internacionalización.

Hace cerca de cuatro años, Fernando Gil, fundador y gerente del emprendimiento, en compañía de su mamá y su tía, decidió apostarle al mercado de los productos sanos, frescos y libres de conservantes, siguiendo las tendencias de alimentación saludable y nutrición que se promueven alrededor del mundo.

Fernando y su familia no tuvieron que ir muy lejos para encontrar los productos que cumplieran con estas especificaciones: las frutas de su tierra eran el mejor insumo para comenzar. Así que pusieron manos a la obra y empezaron a trabajar.

Su objetivo fue elaborar fruta en pulpa, frutas pasteurizadas sin semilla, néctares y conservas, un trabajo que, gracias a la importación de tecnología de punta, han logrado realizar a gran escala. Ahora Frucamps procesa más de seis toneladas de fruta al mes.

El 70% de la producción de la empresa es de cholupa y el 30% restante de frutas como el maracuyá, la mora, y la uva, entre otras.

“Aunque se produzca en distintos lugares, la cholupa que se cultiva en el Huila es la de mejor calidad y sabor. Las condiciones geográficas y climáticas de este departamento facilitan su cultivo y sus características, gracias a esto logró recibir la denominación de origen.

La cholupa es una fruta cuyo sabor contiene notas dulces y ácidas parecidas a las de la curuba y el maracuyá, pero con la textura similar a la de una granadilla. Como es cítrica, tiene un alto contenido de vitamina C, y por sus propiedades favorece al sistema inmunológico, además de ser antiestresante ya que facilita la relajación de las personas al estimular ciertas zonas del cerebro.

Las plantas de esta fruta se conocen como “flores de la pasión”, pues es la traducción literal del latin ‘passifloraceae’, o pasiflora. Fueron bautizadas así por misioneros jesuitas que vieron en los estilos y la capa exterior de estas plantas, grandes similitudes con los clavos y la corona de espinas de Jesucristo. Es por esta misma razón que el maracuyá es conocido en varios lugares del mundo como “fruta de la pasión” (en inglés es passion fruit).

El 70% de la producción de Frucamps es de cholupa y el 30% restante es de frutas como el maracuyá, la mora, y la uva, entre otras.

La receta del emprendimiento

Según Gil, el jugo de cholupa sabe mejor si se acompaña con achiras y asado huilense, pues tiene un sabor que equilibra el dulce de la granadilla con la acidez del maracuyá, pero con un toque único.

Todos estos beneficios han convertido a la cholupa en el proyecto de vida de Gil, con lo que, además, le está apuntando a rescatar las delicias de su región.

“Estamos exaltando nuestros sabores y todo el potencial de la gastronomía nacional. Adicionalmente, en los últimos años, la cholupa ha recibido un estatus importante”, agregó Gil.

En la actualidad, en el departamento solo hay 190 hectáreas sembradas con esta fruta, lo que es insuficiente para la demanda nacional, pero Frucamps está trabajando en este asunto y ha encontrado grandes aliados en los campesinos del norte del Huila.

También está explorando alianzas con otros microempresarios para hacer bizcochos y chocolates con sabor a cholupa.

Así, Gil espera que sus canales de distribución que llegan a ciudades como Bogotá, Medellín y Barrancabermeja, especialmente para el sector hotelero, se extiendan a otras ciudades capitales e intermedias.

En el mediano plazo el emprendedor huilense aspira a ingresar a los mercados de las costas e incluso a Estados Unidos y Rusia.

“A futuro esperamos conquistar nuevos mercados. En este año esperamos alcanzar un crecimiento de más del 100% comparado con el año pasado, en buena medida gracias a que estamos rompiendo barreras y nuestras pulpas de fruta están llegando a través de muestras comerciales a países como Japón”, afirmó Gil.
Además de la innovación, la competitividad y el crecimiento económico, Frucamps es reconocida por su labor social. El área de producción está integrada por mujeres cabeza de hogar, y obedece a una estrategia de inclusión laboral y social con la cual la compañía busca fomentar la competitividad corporativa y comercial del departamento.
Y aunque Gil reconoce que, para los empresarios pequeños, competir en este segmento es una tarea dura, ya que hay poco espacio para nuevos productos debido a la alta oferta, la paciencia, persistencia y disciplina han sido las claves del éxito para que Frucamps haya logrado crecer en un mercado altamente competitivo,

“Para ser buenos emprendedores hay que tener fundamentalmente, dos cosas: perseverancia y disciplina. La perseverancia nos ayuda a seguir insistiendo y la disciplina nos asegura el destino, pues es la única manera de alcanzar y mantener la calidad”, concluye el fundador de Frucamps.