LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

En Villavicencio, las hamburguesas y el queso de búfala están de moda

Juan David Cely y Melisa Puerto, dos veterinarios que le apuestan a la comercialización de los derivados del búfalo en Villavicencio.

  • Durante su carrera universitaria los veterinarios Juan David Cely y Melisa Puerto estudiaron las bondades del búfalo y vieron en ese animal una posibilidad de negocio.
  • Bufalatte es un emprendimiento que ha puesto de moda en Villavicencio las hamburguesas, el yogurt e incluso el arequipe, elaborados a base de carne y leche de búfala.

 

Por: Leonardo Numpaque Moreno.

VILLAVICENCIO, 14 dic (Colombia-inn) – Juan David Cely y Melisa Puerto, son dos veterinarios que durante su carrera universitaria se pusieron en la tarea de profundizar en el estudio del búfalo, un extraordinario productor de carne y leche, y vieron en sus características la oportunidad de emprender un negocio poco explorado en la región.

Mucho les sirvió, inicialmente, que el programa académico de la Universidad de Los Llanos incluía una asignatura de lácteos y carnes que, sumada a la oportunidad de practicar con dos búfalas, les permitió aprender a fabricar yogurt, queso mozarella y otros derivados de la leche de esos animales.

Además, durante sus estudios observaron que, si bien en el extenso territorio llanero se contaba gran número de búfalos, (175.000 cabezas en todo el país, según el Departamento Nacional de Estadística, Dane) estos eran utilizados principalmente para el trabajo, y su explotación en otras áreas era prácticamente nula.

De esos aprendizajes y reflexiones surgió la idea de un negocio viable al que decidieron llamar Bufalatte. “La idea nace por ese semestre que tuvimos las búfalas. Vimos que podíamos hacer yogurt fácilmente, diario producíamos 10 litros de yogurt, un yogurt de unas características muy buenas y vimos que se podía comercializar”, recordó Juan David en entrevista con Colombia-inn.

Según el Censo agropecuario del Departamento Nacional de Estadísticas (Dane) en Colombia existen unos 175 mil cabezas de ganado bufalino.

El búfalo y una nueva alternativa de emprendimiento

“A raíz de eso se crea como una idea de negocio, de establecerlo y empezamos a buscar todas las estrategias posibles para ver cómo poder tener una finca, iniciar con el pie de cría y comenzar a realizar todos los procesos, desde la base inicial”, señaló por su parte Melisa, mientras caminamos por la finca que lograron arrendar seis meses atrás.

A esta finca de 30 hectáreas, ubicada en las afueras de Villavicencio y con recursos propios, la pareja de emprendedores logró llevar y acondicionar 14 búfalas de ordeño.

“Tenemos Murrah y Mediterránea que son razas lecheras. Entonces, con base en ello y a unas buenas pasturas, se ha ido acondicionando (el negocio); se hacen sistemas de rotación de potreros para poder suministrar una buena calidad y cantidad de alimento a los animales, para poder obtener una muy buena leche”, explicó Juan David.

La labor de esta pareja de veterinarios comienza con los primeros rayos del sol, cuando se inicia la recolección de la leche, el ordeño, que se hace manualmente para luego llevar el líquido a una pequeña planta donde se realiza su transformación en tres productos; arequipe, yogurt y queso campesino.

Los emprendedores también han decidido incursionar en los cárnicos. “En el tema de los cárnicos hacemos la ceba de los animales. Son machos que inician su proceso de ceba desde el momento del destete, a los ocho meses de edad, y llegan a una edad de sacrificio, más o menos a los 24 o 26 meses, esperando que tengan un peso aproximado de 480 a 500 kilos”, anotó Juan David.

De acuerdo con el profesional, “empezamos a ver la forma de transformar los cárnicos y, hoy en día, Bufalatte ofrece en las ferias ganaderas hamburguesas ciento por ciento de carne de búfalo, gracias a que insistimos en la manera de transformar esa carne y convencer a la gente de la calidad y las bondades del búfalo”.

“En Villavicencio somos los únicos productores de la leche. En otros municipios hay producciones, pero solamente de quesos con fines industriales. La carne se comercializa como de res, no se le da el valor agregado a la carne del búfalo”, advierte Juan David.

Las bondades del Búfalo.

En desarrollo de su emprendimiento, los profesionales destacan el óptimo control que manejan sobre sus animales para cumplir con las normas sanitarias requeridas por las autoridades.

“Tenemos su información sanitaria, sabemos que es un animal que cumple con las normativas frente a entidades como el ICA; tienen sus vacunas obligatorias, se protegen contra la aftosa”, asegura el veterinario mientras acaricia a una de sus búfalas que se deja caer mientras es consentida.

Mientras tanto, Melisa cuenta que estos animales son menos propensos a enfermarse, razón por la cual la utilización de antibióticos en ellos es muy baja debido a la resistencia que tienen.

Y en cuanto a las bondades del animal, relievan que la leche bufalina tiene más porcentaje de proteína que la leche de bovinos y que su carne es más magra, tanto que las hamburguesas que producen han tenido una gran recepción por parte de la gente en Villavicencio y sus alrededores.

Del campo a la mesa.

Con tan solo seis meses en el mercado, Bufalatte se ha logrado ganar un espacio dentro del sector empresarial de la región. “Fue muy rápido el crecimiento porque fue muy buena la acogida, a la gente le gustó mucho la carne de búfalo y las hamburguesas, la forma de preparación, entonces tuvo muy buena acogida y empezaron a invitarnos a ferias ganaderas”, comenta con entusiasmo Juan David.

En su proceso de desarrollo, Bufalatte sigue en una continua apertura de espacios de comercialización. “El mercado más importante que tenemos nosotros en este momento es el mercado directo de persona a persona. Nosotros realizamos una comercialización con base en domicilios en Villavicencio”, relató Melisa.

Pero la idea es continuar creciendo. “Estamos vendiendo aproximadamente 320 libras de queso al mes, de yogurt estamos produciendo 80 litros y de arequipe 40 kilos mensuales”, precisa la emprendedora.

Y con el objetivo de seguir en ese crecimiento, Bufalatte se encuentran en proceso de postulación ante el Fondo Emprender del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), buscando un capital semilla que le permita tecnificar su planta artesanal y así poder generar una mayor producción y tecnificación en sus procesos.

Insistir y no desistir.

Aunque el tiempo de este emprendimiento ha sido corto, le ha dejado grandes enseñanzas y experiencias a esta pareja de veterinarios.

“Insistir y no desistir. Insistir en lo que a uno le gusta. Si a uno le gusta algo, insiste, así se presenten adversidades, tropiezos. Si se caen, levántense, no pierdan la esperanza nunca, nunca va a ser fácil hacer empresa, arrancar con un proyecto de vida, porque esto es algo para toda la vida”, aconseja Juan David a los emprendedores que comienzan el camino.

Melisa coincide en recomendar a emprendedores e innovadores, “No desistir. Eso es fundamental porque no es fácil ser emprendedor y todos lo sabemos; pero la idea es la perseverancia, no desistir y hacerlo apasionadamente, porque eso es lo que realmente le da a uno la energía para continuar”, concluye.