LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

En Ibagué, se elabora el único pan integral Kosher del país

Jaim Jalot es la marca de diversos productos integrales con certificación Kosher que ofrece Familia Lugo S.A.S. / Foto: Alejandro Tovar

  • Una tradición familiar en Ibagué se convirtió en un emprendimiento único en el país que ofrece pan integral con certificación Kosher.
  • Tostadas, mogollas, tortas y galletas integrales, hacen parte del portafolio de productos que también fabrica esta iniciativa.

Por: Leonardo Numpaque Moreno

IBAGUÉ, 22 Mar (Colombia-Inn) – Jaim Jalot es un término que proviene del hebreo y significa pan de vida, y esa es, precisamente, la marca con la que la empresa ibaguereña Familia Lugo S.A.S., produce y comercializa el único pan integral del país con certificación Kosher, un requisito imprescindible en los alimentos que consume la comunidad judía en cualquier parte del mundo.

De acuerdo con la gerente de la compañía, Juanita Lugo, la certificación Kosher es un sello de calidad y de seguridad que en hebreo significa ‘apto’ o ‘adecuado’. Se trata, entonces, de un sistema de control de calidad de alimentos que responde a las normas judías.

Pero más allá de una condición especial relacionada con esa comunidad, el Sello Kosher es una garantía de máxima higiene y calidad y, por supuesto, quien adquiere y consume alimentos así distinguidos, lo hace porque está seguro de que ese es el resultado de un riguroso proceso.

En el caso de Jaim Jalot, ese proceso estuvo a cargo de la Agencia para Latinoamérica Kosher, K.A.L (por sus siglas en inglés).

Para otorgar el sello, KAL examinó las instalaciones de la empresa, todos sus procesos, materias primas y de producción, incluidos el empaque, todo para garantizar a sus clientes la pureza del pan integral que se ofrece.

Pero, además del pan integral, Familia Lugo produce también mogollas, tostadas, con o sin dulce, y ahora está incursionando en tortas saludables, también integrales.

La economista Juanita Lugo, es la gerente de Familia Lugo S.A.S., un emprendimiento familiar con sede en Ibagué / Foto: Alejandro Tovar.

Tradición familiar y proyecto de vida

Elaborar pan integral para el consumo familiar era una tradición de don Daniel Lugo, quien, con base en su experiencia y el acompañamiento de un cuñado, decidió comenzar un emprendimiento para comercializar ese producto.

“Decidimos entonces que, a ese pan de la familia, había que hacerle algunos ajustes, modificar algunos procedimientos e ingredientes y, realizar el proceso para conseguir la certificación Kosher”, recordó Juanita en declaraciones a Colombia-inn.

Pan 100% integral y saludable

Los productos de la Familia Lugo están elaborados, en su totalidad, con ingredientes sin procesar, tales como miel natural, linaza, maní, ajonjolí, germen de trigo y aceite de oliva.

El negocio comenzó hace dos años y, si bien ha tenido un crecimiento lento, ha sido hermoso”, indicó la ejecutiva, quien asegura que, gracias al apoyo de entidades como la Cámara de Comercio de Ibagué y la Alcaldía, han tenido oportunidad de participar en ferias locales y nacionales como Alimentec, en donde la marca logró posicionarse.

Actualmente en la planta de producción se elaboran, en promedio, 200 panes semanales, equivalentes al 10% de la capacidad total de la fábrica. Esa producción genera un ingreso cercano a los tres millones de pesos mensuales. 

De acuerdo con Juanita, “la recepción ha sido buena, nos ayuda a estar firmes y seguir adelante. Recibimos comentarios de personas que no podían consumir pan porque los médicos no lo recomendaban, pero ahora hay médicos que nos conocen y nos recomiendan, porque nuestro pan ofrece una buena cantidad de fibra por los granos que contiene”, destacó.

Los principales clientes de Jaim Jalot son personas naturales que los conocen gracias al voz a voz y a su participación en las diferentes ferias, así como también tiendas de productos orgánicos y saludables.

A corto plazo y para expandir su mercado, Familia Lugo tiene planeado abrir su propio de punto de venta que se llamará “bitajon”, palabra que viene del hebreo y significa confianza.

La tienda abrirá sus puertas en la ciudad de Ibagué, pero el objetivo es replicarla en otras ciudades, a largo plazo.