LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

En Colombia, novedoso software avisa si es hora de rencauchar las llantas

  • Cuando se bota una llanta, se desecha el 70% del petróleo utilizado en su elaboración.
  • El costo de reencauchar una llanta está entre el 30% y el 40% de la llanta nueva y tiene el mismo tiempo de vida útil.
  • La empresa colombiana Truck Tyres Renovados SAS, usa un software que le permite saber el momento exacto en que las llantas se deben reencauchar, lo cual permite ahorrar dinero a los dueños de los vehículos.

Por Álvaro Lésmes

BOGOTA, 29 dic (Colombia-inn) – Reencauchar las llantas no es solo un buen negocio para los transportadores, quienes se ahorran entre un 60% y 70% en la inversión que deben hacer si decidieran cambiar las llantas por un juego nuevo, también lo es para el medio ambiente, que se libera de un desperdicio que dura, en promedio, 100 años para degradarse.

Ahora, con la ayuda de un desarrollador de software, la empresa Truck Tyres Renovados SAS, tiene al servicio de los transportadores una herramienta que les permite conocer el momento preciso para realizar el rencauche de la llanta, según reveló a Colombia-inn la directora administrativa de la compañía, María Eugenia Santofimio Pava.

De acuerdo con la ejecutiva, en la precisión del tiempo para desmontar la llanta está la clave para el ahorro de dinero, pues si ese ejercicio se hace anticipadamente se desaprovecha el recurso, pero si se espera mucho tiempo, la carcasa de la llanta se daña y habría que cambiarla del todo.

1-Llantas

“Con cada llanta que se desecha se desperdicia el 70% del petróleo usado para fabricarla, además del acero y el nailon que soportan su armazón. En cambio, si se reencaucha a tiempo, la estructura puede reutilizarse varias veces, evitando así un desperdicio incómodo”, advirtió Santofimio.

Y explicó: “La llanta está compuesta por dos partes principales: la carcasa, que lleva el 70% del petróleo usado en la estructura de la llanta, y la banda, que es la parte labrada del exterior. En esta última parte se va el 30% restante del petróleo que se usa. Cuando reencauchamos una llanta rescatamos esa gran parte de petróleo, además del acero y el nailon que se usa para la fabricación, así que no es solo un buen negocio para los dueños de los vehículos, también para el medio ambiente”.

Más adelante, Santofimio recordó que “una llanta de una tractomula cuesta entre 1.500.000 y 1.600.000 pesos, mientras el reencauche cuesta entre 350.000 y 420.000 pesos, dependiendo del tamaño de la llanta”.

“Reencauchar un juego de llantas de una tractomula apenas cuesta entre el 30% y el 40% de lo que valdría el cambio por un juego nuevo y tienen la misma vida útil y a veces más, pues con el uso la carcasa se compacta y se fortalece”, agregó.

Según la ejecutiva, Truck Tyres Renovados SAS tiene como objetivo seguir creciendo en los procesos para darle atención al ciclo total de la llanta, pero por el momento, con la ayuda del software, presta el servicio de reencauche más eficiente del mercado, aunque quiere ir más allá.

“Estamos comprometidos con el medio ambiente y quisiéramos darles una disposición final responsable a las llantas que ya no se puedan reencauchar más. Esas llantas se pueden destruir, hay unas máquinas para triturarlas y separar el acero y el caucho, con los cuales se pueden desarrollar productos para construir carreteras amigables. Esas carreteras bajan los decibeles de ruido, y generan mayor agarre en las frenadas, ese es nuestro siguiente paso”, concluyó Santofimio.

3-Llantas