LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

En Colombia 2.696 emprendimientos son startups con alto potencial de éxito

  • Las startups son empresas innovadoras en etapa inicial, caracterizadas por un rápido crecimiento.
  • Estos emprendimientos han generado cerca de 8.000 empleos en cinco años.
  • La edad más emprendedora, entre los 25 y los 40 años.
  • En Colombia hay más emprendedores (70%) que emprendedoras (30%).
  • Bogotá y Antioquia destacan con alto desempeño en la creación de startups.

 

BOGOTÁ, 28 abr (Colombia-Inn) – En Colombia fueron identificadas 2.696 startups o emprendimientos que se encuentran en su primera etapa de desarrollo, pero con alto potencial de éxito, según un estudio realizado por iNNpulsa y la Universidad Nacional, seccional Medellín, divulgado este viernes.

El estudio, que se realizó en las 32 capitales de departamento y en 10 municipios de áreas metropolitanas de Medellín, Cali y Bucaramanga, consiguió caracterizar y ubicar cualitativa y cuantitativamente a las startups del país, y reveló que esos emprendimientos, con menos de cinco año de funcionamiento, han generado 7.933 empleos directos.

“Las startups son los emprendimientos que aún se hallan en etapas tempranas, con un alto componente de innovación y potencial crecimiento. En Colombia contamos con un buen número de estas empresas, pero aún no habían sido identificadas. Eso es lo que conseguimos con esta investigación que se desarrolló de enero a noviembre del año pasado”, explicó Juan Carlos Garavito, director de iNNpulsa.

INNpulsa es la entidad del ministerio de Comercio, Industria y Turismo que promueve el emprendimiento, la innovación y la productividad, como ejes para el desarrollo empresarial.

La categoría startups se refiere fundamentalmente a una etapa –la inicial– del desarrollo empresarial, de corta duración, que apuesta a la creación de un producto o servicio innovador y a la apertura de un mercado inexistente.

Según Garavito, el número de empleos directos generados por las startups, “demuestra la importancia de estas jóvenes empresas en el desarrollo económico de las regiones”.

Bogotá, startup capital

El estudio de startups fue comparado con el Índice Departamental de Innovación –IDIC- que mide el desempeño de los departamentos para determinar si existe una correlación entre las capacidades de innovación de una región y el nacimiento de startups. Los resultados fueron similares.

Por ejemplo, los primeros lugares en el IDIC (Bogotá y Antioquia) coinciden con las posiciones ocupadas por las mismas regiones en la cantidad de startups generadas. Bogotá, con 1.356, el 50.2%, se ubica en el primer lugar del IDIC y de creación de nuevas empresas. Antioquia, con 544, el 20.1%, está en la segunda posición del IDIC y en la creación de startups.

Bogotá y Antioquia fueron ubicadas como las regiones con alto desempeño en el desarrollo de startups.

En el nivel de desempeño medio alto se encuentran los departamentos del Valle (153), Santander (130), Cundinamarca (79), Risaralda (69), Atlántico (66) y Caldas (46).

En el medio se ubican Quindío (27), Cauca (26), Norte de Santander (24) Boyacá (22), Tolima (22), Meta (21) y Bolívar (18).

En el medio bajo están Nariño (18), Huila (15), Cesar (9), Casanare (9), Córdoba (8), Magdalena (7) y Sucre (3).

Y con desempeño bajo se encuentran La Guajira (4), Caquetá (2) y Putumayo (2). No se encontraron startups en San Andrés, Chocó, Amazonas, Guaviare, Vaupés, Arauca, Guainía y Vichada.

Apoyos regionales

Además de caracterizar a las startups, el estudio estableció cuáles son las instituciones, los actores y activos del emprendimiento y la innovación en todas las regiones de Colombia. Interrelacionó todas las variables y diseñó un mapa general de emprendimiento general y de cada ciudad y departamento.

“Se hizo una investigación para averiguar cuáles son las organizaciones que apoyan el emprendimiento, tanto públicas como privadas, y se conformaron varios nodos para identificar las categorías afines a las empresas”, dijo Garavito.

La investigación encontró que la mayoría de los empresarios de startups (89,13%), utiliza recursos propios (préstamos personales, inversiones familiares, entre otros) y créditos o fondos de capital semilla para iniciar sus emprendimientos.

Igualmente, que hay una baja participación en el uso de otros recursos como subsidios de entidades gubernamentales nacionales y regionales, fondos de capital de riesgo y otros (10,87%).

Más servicios que productos

En otro aparte, el estudio señala que los empresarios de las startups colombianas ofrecen más servicios (53,35%) que productos (24,4%).

Así mismo, que de los 7.933 empleos generados por los emprendimientos identificados, el 53,47% fue creado en la etapa de crecimiento inicial; el 24% en la de aceleración; el 17,51% en la de descubrimiento y el 5% en la etapa de estabilidad. El 45,44% de las empresas formalizaron la compañía en menos de un año.

En cuanto al perfil de los empresarios de startups, el estudio precisa que, en su mayoría, el rango de edad de los emprendedores, cuando inician su negocio, está entre los 25 y los 40 años, mientras que el 69% de ellos son hombres y el 31% mujeres, con una distribución similar en todas las regiones.

La proporción de emprendedores menores de 25 años, detrás de un startup, apenas llega al 5,86%. Esto es coherente con su nivel de formación, ya que, según el documento, el 96,4% de ellos presenta un nivel de escolaridad de pregrado y posgrado.

La evidencia en este sentido es que las iniciativas emprendedoras con pretensión innovadora están principalmente a cargo de profesionales.

Los emprendedores citados por el estudio consideran que las regulaciones (licencias, permisos, impuestos, tasas), entre otras, se convierten en el principal obstáculo para su desarrollo.

Baja inversión en investigación y desarrollo

La investigación encontró que “Colombia presenta niveles bastantes bajos en la inversión de investigación y desarrollo” principalmente por el sector productivo.

De acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación, el gasto destinado a esas materias fue tan solo del 0,19 % del PIB; mientras en las actividades de ciencia, tecnología e innovación (ACTI), la inversión fue del 0,46%. Las diferencias son notorias si se compara, por ejemplo, con EE.UU., que invierte en investigación y desarrollo el 2,49% de su PIB.

Cooperación e internacionalización

El estudio destaca que es importante generar una cultura asociada a la innovación para que los niveles macro (sistema económico); empresarial (sector empresarial y productivo) y emprendedor (individuo), articulen y potencien sus ventajas y desarrollen un sólido ecosistema emprendedor.

En el documento se precisan cuáles son los elementos transversales y esenciales que todo emprendedor debe tener en cuenta para alcanzar el éxito: 1º. Exportar; 2º. Registrar patentes; 3º. Invertir en investigación y desarrollo; 4º. Desarrollar productos nuevos; 5º. Mejorar los procesos productivos; 6º. Cooperar con otras empresas; 7º. Importar tecnologías nuevas y 8º. Exportar capital para establecer filiales en el exterior.

El estudio completo será publicado en la página web de iNNpulsa www.innpulsacolombia.com a partir del 28 de abril de 2017.