LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

En Caquetá, innovador tratamiento para rehabilitar adicciones

Yenny Johanna Barón Londoño, Directora de la Clínica Luis Amigó Ferrer – Florencia.

  • La Clínica Luis Amigó Ferrer es la única especializada en rehabilitar todo tipo de adicciones en la región.
  • En tres años han pasado por allí más de 500 personas que han sido sometidas a tratamientos ambulatorios o de hospitalización

Por Angélica Guzmán

FLORENCIA, 3 ago (Colombia-Inn) Como si se tratara de una misión de vida y un compromiso con la sociedad, desde un poco más de tres años, en Florencia, Caquetá, Yenny Johanna Barón ofrece servicios de rehabilitación de adicciones, con un modelo innovador que le permite obtener más casos de éxito en comparación con otros procesos similares.

“Es extraño hablar de innovación, cuando los procesos de rehabilitación han sido estandarizados. Sin embargo, aquí le apostamos a las prácticas apoyados en las familias y en procesos ambulatorios que fortalecen la confianza” explica Yenny, al referirse a la Clínica Luis Amigó Ferrer – La Fe.

Yenny Johanna, una joven de 33 años, psicóloga especialista en Rehabilitación de Adicciones, se cansó de ser empleada y se propuso crear empresa para ayudar a la comunidad, tras analizar las cifras de adicción en el departamento.

“la problemática de las adicciones iba en aumento y en la región no se prestaban este tipo de servicios, por eso decidí emprender”, aseguró la profesional.

En consecuencia, la Clínica fue concebida por Yenny como una empresa prestadora de servicios de Salud especializados en el tratamiento integral y de rehabilitación, bajo la modalidad ambulatoria y residencial, para personas con adicciones a sustancias psicoactivas (SPA) y adicciones psicológicas, mediante la aplicación del Modelo de Atención Biopsicosocial.

Durante los más de tres años de funcionamiento de la clínica, los mayores porcentajes de pacientes corresponden a adictos a las drogas, a los juegos de azar y a las apuestas (ludópatas), y al sexo, aunque estos últimos -como los adictos al alcohol-, en menor proporción, dice Yenny. Pero quienes menos acuden a la ayuda profesional, son los fumadores.

Actualmente en la clínica están hospitalizadas 51 personas en proceso de rehabilitación, de las cuales 19 son menores de edad. Además, 70 pacientes se encuentran en tratamiento ambulatorio, 45 de ellos menores.

“Aquí atendemos todo tipo de población, además tenemos convenio con las EPS para los tratamientos que necesiten sus afiliados”, informó la fundadora y directora de la Clínica, uno de los principales proyectos innovadores del departamento de Caquetá.

Un proceso Innovador

Precisamente por eso, la Clínica Luis Amigó Ferrer obtuvo en 2012 apoyo del Fondo Emprender que la destacó por su modelo de terapias psiquiátricas y psicológicas combinadas con normas de convivencia que les permitían a sus pacientes continuar viviendo en sociedad.

De ahí la importancia del modelo de atención ambulatoria dirigido a los casos menos severos, y una opción para algunos padres de familia que no pueden dejar de trabajar o para los menores de edad que están estudiando.

“La familia es nuestra principal aliada en este proceso. Quienes pueden estar en esta modalidad son personas que tienen un leve o mediano grado de adicción”, explica Yenny, al destacar los resultados exitosos obtenidos gracias a ese modelo de atención.

Como única clínica de rehabilitación en el departamento, desde su fundación en 2013 ha atendido a más de 532 pacientes con problemas de adicción a las drogas, al juego, al sexo, al licor y a la nicotina, entre otras.

Un caso de emprendimiento de salud exitoso

De acuerdo con la profesional, las adicciones son consideradas un tema de salud mental en Colombia y, según los estudios realizados en Caquetá, dos de sus principales problemáticas son, precisamente, la adicción a las drogas y al alcohol.

“Las adicciones dan paso a otros delitos y si aumenta, por ejemplo, la drogadicción, se incrementan los robos y hasta los homicidios”, explicó la emprendedora, quien asegura que en la región el número de consumidores de bazuco es bien alto, en comparación con los que consumen marihuana o cocaína.

El tiempo promedio de un tratamiento de rehabilitación de adicciones es de siete meses. Sin embargo, este tiempo puede variar según la disposición del paciente, el apoyo de la familia y su grado de intoxicación.

La Clínica Luis Amigó Ferrer de Florencia, que se dedica a la rehabilitación de adicciones, fue considerada empresa diamante en el departamento al lograr el 26% de utilidades el último año, obtener ingresos por más de mil millones de pesos y lograr su punto de equilibrio en solo 13 meses después de su creación.

Mayor cobertura y más servicios: planes a futuro

Para Yenny Johanna el éxito de su emprendimiento se debe al gran amor con el que realiza su trabajo y a la convicción, apoyo, profesionalismo y excelencia de su equipo de trabajo. Por este motivo, el plan de rehabilitación para adicciones no parará aquí.

Según las necesidades identificadas, con las utilidades de la empresa y nuevos créditos, la profesional espera construir un ala de psiquiatría y así atender a pacientes con más problemas de este tipo. Igualmente, aspira a abrir una nueva sede para cubrir una mayor parte del departamento, e incluso extender sus servicios al departamento del Amazonas.

Yenny ya se encuentra trabajando en los dos proyectos, pero advierte que uno de los temas más críticos es la financiación. “Tenemos buenos resultado a nivel financiero, pero los bancos no nos prestan por pertenecer al sistema de salud, entonces ese tipo de cosas es lo que ha dificultado en algo los planes. Sin embargo, no pensamos dejarnos vencer y seguiremos con esos proyectos”, concluyó la emprendedora.