LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

En Cali: libros ecológicos que salen del sombrero

La editorial, nació en 2012, con un grupo de amigos interesados en trabajar bajo un concepto ecológico en la industria editorial.

  • *Un colectivo de jóvenes en Cali elabora libros y publicaciones que utilizan como insumo principal material reciclable, y que tienen como atractivo carátulas artesanales.
  • *Editorial “Del ahogado el sombrero” también creó una aplicación móvil que permite descargar libros que son ambientados y que le permiten al lector interactuar con la historia como si estuviera en un juego de roles. Cada libro trae un ambiente distinto.

 

Por María Angélica Huérfano

CALI, 18 ago. (Colombia-inn)La editorial “Del ahogado el sombrero” es un emprendimiento caleño que marca la diferencia frente a otras empresas similares, por  la edición de publicaciones que utilizan como insumo principal material reciclable, y que tienen como atractivo carátulas artesanales que hacen de cada obra, una novedad.

Su nombre, que trae a la memoria el viejo adagio popular, define muy bien lo que representa este colectivo de artistas que con su empresa editorial busca rescatar las historias de escritores no conocidos, pero que están ansiosos de compartir sus pensamientos y experiencias con distintos públicos, por medio de la escritura.

Y aunque en Colombia el promedio de lecturabilidad por persona mayor de 12 años, está apenas en 4,2 libros anuales, es decir, menos de un libro al mes, la cifra no es un obstáculo para que los jóvenes profesionales líderes del emprendimiento sigan luchando para aumentar los lectores, ofreciendo un producto innovador que fusiona de manera extraordinaria el material reciclado, el papel y la tecnología.

La editorial nació en 2012 con un grupo de amigos interesados en trabajar bajo un concepto ecológico en la industria editorial. De ahí que la idea de negocio sea una cartonera, tendencia que se inició en 2002 con la editorial Eloísa Cartonera en Argentina, que fue replicada por varios países, entre ellos Colombia, en donde el negocio aún avanza tímidamente.

Así, surgida de los “sombreros” de Pedro David Rodríguez, diseñador gráfico; William Vicuña, literato; Evelyn Ramírez, publicista y Harold Andrés Fiesco, arquitecto, entre otros colaboradores, y gracias al trabajo mancomunado y la materialización de propuestas que llevan al público historias nuevas o reencauchar otras con un toque contemporáneo, la idea comenzó a producir frutos.

A pesar de que estos jóvenes se mueven con recursos propios, sin algún otro incentivo, ya generan ventas importantes que crecen año tras año, como producto de la publicación de 13 títulos, en su mayoría de escritores anónimos, y de la participación en dos Ferias Internacionales del Libro en Ecuador, país en el que su nombre comienza a ser familiar entre los lectores.

“Muchos escritores no tienen dinero, así que hacemos un convenio con ellos para llevar al público sus historias, en donde nosotros realizamos todo el proceso editorial, que comprende la revisión de la obra, edición y divulgación”, precisó Rodríguez en entrevista con Colombia-inn.

Si algo tiene claro el grupo de emprendedores, es que para competir en el mercado, sea cual sea el formato, la reina es la innovación. “Somos una editorial cartonera, por lo tanto eso ya nos hace distintos entre la industria. Empleamos papel elaborado con materiales reciclados y portadas artesanales que llevan también telas y otros elementos”, añadió Rodríguez.

Además, durante este año le han apostado al concepto transmedia, a partir de realidad aumentada, es decir, la combinación de imágenes y sonido.

Para lograrlo, crearon una aplicación móvil que permite descargar libros que son ambientados y que le permiten al lector interactuar con la historia como si estuviera en un juego de roles. Cada libro trae un ambiente distinto.

Una propuesta ecológica

Pero el uso de material reciclable como cartón, papel, retazos de telas, entre otros, no se aplica solo para la producción de libros. El colectivo también lo emplea en una segunda línea de negocio: la creación de estands para certámenes, repisas y mobiliario.

Y ahí no paran las actividades del colectivo. Actualmente se ha enfocado en llevar a la población vulnerable de Cali: niños, adolescentes o adultos en situaciones de riesgo, talleres sobre el uso del material reciclable, escritura y otros temas que les permitan sentir un nuevo aire en sus vidas, pese a las situaciones adversas que viven.

Al rescate y la visibilización de las ideas

Si algo caracteriza a esta editorial es su capacidad para hacer posible que aquellas historias de escritores sin reconocimiento, que no tienen los recursos suficientes para publicarlas, puedan salir del anonimato y ser compartidas con diversas generaciones.

De acuerdo con Rodríguez, las mejores historias llegan al interactuar con la gente. “En los inicios de la editorial y en San Antonio, dialogamos con una mujer argentina, Virginia Casalla, quien tenía una colección de fotografías de diferentes lugares y festividades de Colombia, y quería publicarlas, así que nos dimos a la tarea de ayudar en esta producción, haciendo posible la obra ´Fotografía y Relatos´”, recuerda.

“En otra ocasión, un pescador del Cauca nos ubicó, sabía de nosotros y quería que le ayudáramos a publicar las poesías que le inspiraba el río, así que sin trabas para hacer posible este sueño, nos dimos a la tarea de publicar aquellas poesías. Hicimos 100 copias de la obra y todas se vendieron, muchas en la Feria Internacional del Libro en Ecuador”, añadió.

Entre logros y retos

Además de la inmersión en el mundo transmedia, el colectivo destaca la creación de su librería, que se realizó con material reciclable. Cada repisa y muchos de los muebles son elaborados en cartón y otros elementos.

Ahora el colectivo busca ampliar su mercado en Colombia. Para ello iniciará la comercialización de sus obras en Pereira, ampliará el mercado en Cali y en Ecuador, además de reforzar sus puntos de venta (actualmente solo en su propia librería) a teatros y restaurantes con enfoque cultural.

Para septiembre de este año la editorial lanzará la obra transmedia “Bestiario”, que estará ambientada con sonidos naturales e incluye distintos animales imaginarios y colombianos.  La editorial también tiene preparada la obra El Principito, personaje que será colombianizado, entre otros títulos.

Es así como “Del sombrero el ahogado”, busca generar una alternativa en literatura que acerque cada vez más a la población a la lectura, sin olvidar el avance tecnológico y reconociendo que el papel no compite con la tecnología, sino que se complementa.