LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

En Boyacá, tecnología de punta permite transacciones en un solo sitio

  • Con Loto Punto, los usuarios pueden comprar billetes de cualquiera de las loterías legalmente constituidas en el país. Sin embargo, es un modelo replicable que a futuro puede ofrecer recargas para teléfonos celulares, pagos de servicios públicos y transacciones bancarias.
  • Loto Punto es un producto de Apuestamil, una empresa que desarrolla tecnología de punta para la comercialización de juegos de azar y funciona gracias a un hardware para automatizar sus pagos. Adicionalmente el proyecto tiene un alto potencial de replicabilidad para apoyar a otras industrias con necesidades transaccionales

 

Por María Angélica Huérfano B.

DUITAMA, 2 nov (Colombia-inn) Disminuir las filas y mejorar los costos operativos que acarrean las diferentes transacciones que implican pagos, es la gran innovación de Loto Punto, una plataforma que le permite a los usuarios comprar billetes de cualquiera de las loterías legalmente constituidas en el país, de una manera fácil y rápida.

Loto Punto es un producto de Apuestamil, un emprendimiento boyacense que desarrolla tecnología de punta para la comercialización de juegos de azar y funciona gracias a un hardware para automatizar sus pagos.

Este emprendimiento nació en 2013 gracia a una convocatoria del Fondo Emprender. Aunque en ese entonces, la idea de negocio era desarrollar una plataforma en línea de apuestas deportiva, que en su momento se conoció como lajuega.com, luego de un año de análisis del mercado, los tres emprendedores que gestaron la iniciativa encontraron que la cultura colombiana está muy ligada al papel y al dinero físico, pues las personas no confían aún en las compras online y los recibos digitales.

Con esa información, que les brindaba una nueva visión del mercado, decidieron crear un hardware que permitiera recibir dinero para entregar tiquetes físicos.

De esta manera, y con la mentoría de la Universidad de los Andes, Apuestamil presentó el proyecto en el Fondo Emprender. La innovación les permitió salir ganadores y recibir recursos con los que lograron transformar la idea de negocio de la venta de tiquetes de loterías virtuales, al de la comercialización de billetes físicos, con un gran potencial de escalabilidad para apoyar a otras industrias con necesidades transaccionales.

“A partir de allí iniciamos un proceso de aprendizaje que nos permitió trabajar en la transición del software al hardware, para pasar de la venta de billetes electrónicos, a la expedición de tiquetes físicos. El paso de la plataforma de apuestas online al sistema de loterías físicas fue muy importante, y nos ayudó para convertirnos en distribuidores oficiales de todas las empresas del sector”, señaló Víctor Espinosa, CEO de Apuestamil, en entrevista con Colombia-inn.

En ese proceso participaron en diversos programas de aceleradoras de hardware en Estados Unidos, Chile y Paraguay.

Actualmente, Apuestamil está desarrollando el proceso de patente de invención del Loto Punto, tarea que realiza de la mano con iNNpulsa Colombia.

La patente es la evidencia del nivel de innovación del producto, gracias a lo cual esta compañía boyacense fue uno de los emprendimientos ganadores del Gran Desafío de la Inversión, realizado en el marco del Héroes Fest regional que se realizó en Tunja en septiembre pasado.

El Gran Desafío de la Inversión es un espacio diseñado por iNNpulsa, entidad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo que auspicia el emprendimiento, la innovación y el desarrollo empresarial, para apoyar a las startups nacionales que buscan obtener inversión para continuar creciendo.

Como consecuencia de esa participación, la empresa logró ubicarse en el escalafón de los 100 mejores emprendimientos de la Alianza del Pacífico (conformada por los mercados de México, Perú, Chile y Colombia).

La tecnología detrás de Loto Punto

Loto Punto tiene dos componentes: la máquina y la plataforma en la nube basada en principios del Internet de las Cosas (también conocida como IoT –Internet of Things-), que se conecta con los proveedores.

Cada vez que hay una solicitud de un billete de lotería, la máquina hace el pedido a los proveedores a través de la red y lo entrega al cliente final. Por cada transacción, Apuestamil recibe una comisión.

El usuario inserta el dinero, elige un billete de lotería y se emite un tiquete de un operador legalmente establecido en Colombia. “Tenemos contratos firmados para distribuir todas las loterías formales del país. En nuestras máquinas cualquier persona puede comprar tiquetes de cualquier marca de loterías, con la tranquilidad de que se trata de procedimientos legales y transparentes”, confirmó Espinosa.

Aunque la máquina está en prototipo, al final de año se tendrá el diseño definitivo para producción en masa y permitir su escalabilidad para otras tareas como el pago de servicios públicos.

Nada al azar

Al comprar loterías usando el Loto Punto, las personas no solo ahorran tiempo y dinero, sino que logran finalizar la transacción de manera muy fácil y aportan al sistema de salud.

Las loterías le entregan anualmente al sistema de salud más de $140.000 millones y cerca de 1,2 billones de pesos a la economía, según Coljuegos.

Dentro de los principales retos de la empresa está la masificación del proyecto con la instalación de 5.000 puntos en los cinco próximos años, la integración de otros productos como recargas de teléfonos móviles y el pago de servicios, entre otros.

Además, realizarán una ronda de inversión de 500.000 dólares para escalar rápidamente y piensan integrar sistemas de blockchain (cadenas de servidores que custodian la información financiera, como sucede con Bitcoin) para mejorar la seguridad de las transacciones.

Espinosa sigue con la mirada puesta en el futuro de la compañía, con nuevos proyectos y retos para lograr la escalabilidad que merece. Todo esto sin desconocer el camino que ya ha transitado:

“Los emprendedores deben emprender en una etapa de la vida donde puedan permitirse fracasar. Lo más seguro para un emprendedor que apenas inicia, es el fracaso. Hay que persistir, desarrollar una red de contactos afines a su emprendimiento y usar los recursos a la mano”, concluyó.