LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

En Barranquilla diseñan sistema de alerta por cansancio de conductores

DST. Foto de Kopilot Este dispositivo electrónico de DST llamará la atención del conductor cuando se presente el menor descuido, mejorando la seguridad vial.

  • Kopilot es un sistema desarrollado para detectar variables que permiten detectar fatiga o ausencia de movimientos por parte del conductor
  • DST es una empresa que también ofrece soluciones para problemas de la industria, la minería o, de la vida diaria, y por eso sus productos ya están en Perú y Chile

Por Jaime Rivera García.

Barranquilla, 1 dic. (Colombia-Inn) – DST es una empresa barranquillera cuyas iniciales corresponden a las palabras: Diseño, Soluciones y Tecnología. Estos tres vocablos alcanzan a abarcar el sentido y la misión de una organización innovadora con aplicaciones electrónicas para resolver problemas reales de pequeñas y grandes empresas y de gente del común.

El eslógan incluido dentro del logotipo es “Dispositivos electrónicos para su productividad y eficiencia”. Desde su fundación en 2004, DST ha logrado resolver problemas que podrían afectar a cualquier persona y a grandes empresas.

DST (www.onlinedst.com) fue fundada hace 12 años por los socios Álvaro Betancur y Carlos Sánchez, su actual gerente, quien en dialogo con Colombia-Inn señaló que la empresa está conformada por “cerca de 60 personas que integramos un ecosistema profesional multidisciplinario, dispuesto a atender aplicaciones de electrónica y de sistemas en la solución de problemas concretos”.

En la búsqueda de esas soluciones desarrolló, por ejemplo, un dispositivo para disminuir la accidentalidad en las carreteras monitoreando el desempeño de los conductores.

¡Ojo, alerta!

“Hemos diseñado unos sensores para detectar fatiga y distracciones de quienes manejan automóviles, camiones o buses de pasajeros. El artefacto se ubica al frente del conductor, cerca del volante y funciona de dos formas: directamente, alertando al conductor en el momento en que se presenta la distracción y, en forma remota, informando a un centro de monitoreo”, explica Sánchez.

Los dispositivos detectan la lentitud o ausencia en los movimientos de la dirección por cortos periodos de tiempo y emite una alarma que alerta al conductor devolviendo su concentración. La alarma se apaga una vez el conductor vuelve a mover la dirección.

El catálogo de DST explica que “el sistema Kopilot monitorea variables directas sobre el rostro del conductor tales como la apertura de los ojos y el movimiento de la cabeza, correlacionándolas con mediciones de la conducción como la velocidad y el movimiento del volante. De acuerdo con un conjunto de acciones, el sistema emite alarmas sonoras, intentando mantener al conductor en estado de alerta”.

El sistema puede estar equipado con un módulo opcional de comunicación que permite sincronizar los parámetros, configuración y eventos del sistema con el software o servidor de gestión de información de la empresa dueña de los vehículos.

Este producto ha sufrido varios procesos desde que se fundó la empresa y “ha tenido gran aceptación en empresas del sector minero y de transporte”, señaló Sánchez.

Por la vida

Con este y los otros productos de DST, Sánchez dice que no solamente buscan satisfacer el mercado y tener éxito empresarial, sino facilitar y conservar la vida de quienes integran la sociedad.

DST también ha desarrollado relojes electrónicos ubicados en grandes maquinarias industriales de la minería, para que avisen a los operarios cuándo se ha llegado a un tope de producción, o cuándo se requiere una nueva alimentación de materias primas, o si se necesita un combustible o un lubricante. “Con esto ayudamos a la empresa y al operario para que se optimice la productividad”.

En otro campo industrial, DST aplicó un artefacto para reducir el desperdicio de agua en sectores mineros y de construcción. Se llama Ecos y con él “se ha logrado reducir en un 40% el desperdicio del líquido, mejorando el rendimiento en su utilización y protegiendo a las poblaciones y a las comunidades de una posible polución”, anotó el gerente.

Gracias a estas aplicaciones, DST ha logrado introducir sus productos en los mercados de Perú y Chile. En Perú se han vendido cerca de 400 artefactos y en Chile el distribuidor inició tareas comerciales con muy buenos augurios.

No nos concentremos en las dificultades

“Somos una empresa joven con éxitos y también fracasos, pero hay que seguir adelante. La mayor satisfacción es poder solucionar los problemas de los clientes. Si somos productivos, eso se nota en el bienestar de la gente, y a su vez eso nos da fortaleza. Los empresarios creen que después de arrancar, las dificultades van a desaparecer. Si el negocio y las ventas aumentan, los problemas también aumentan”, advierte Sánchez.

Y afirma: “no conozco, aún, al primer emprendedor que haya construido un imperio sin tener dificultades. No nos concentremos en las dificultades, concentrémonos con pasión en acrecentar nuestros conocimientos para convertirlos en soluciones aplicables”.

Y por eso sigue al frente de su empresa, todos los días, “Diseñando Soluciones Tecnológicas”.

Precisamente, con motivo de la pasada celebración de la Semana Global del Emprendimiento, la labor de DST fue destacada por iNNpulsa, entidad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo que promueve el emprendimiento, la innovación y la productividad, como ejes para el desarrollo empresarial.