LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Empresa colombiana mezcla innovación y diseño en ropa interior masculina

Manizales (Colombia), 30 may (COLOMBIA.INN).- Una empresa de la ciudad colombiana de Manizales se ha propuesto competir en el mercado mundial de la ropa interior masculina, liderado por marcas como Armani, Hugo Boss y Calvin Klein, con piezas que combinan diseños arriesgados e innovaciones para los diferentes clientes.
Calzoncillos clásicos, con olores o confeccionados con telas especiales, bóxers, pantalones de pijama, bañadores y camisetas básicas forman parte de las creaciones de la compañía Pugg 621, que ya exporta a ocho países y facturó 64.000 dólares en 2013.

“La pelea se debe dar con calidad, buenos precios y diseños novedosos”, indicó a Colombia.inn, agencia operada por Efe, el gerente de la firma, Fernando Molina Gómez.

Según este emprendedor, desde que se conformaron como empresa en 2008 han probado diferentes materiales hasta establecer cuáles los diferencian de la competencia y les permiten convertir sus productos en una necesidad para los clientes.

Así, en el abanico de opciones que ofrecen se encuentran prendas confeccionadas con telas que contienen microcápsulas que se activan con el calor de la piel y aceite de karité que brindan suavidad e hidratación.

Pugg 621, cuyo nombre está inspirado en la raza de la mascota de Molina y en la placa de su vehículo, diseñó un bóxer deportivo que evita las irritaciones en la piel ya que fue elaborado con una malla conocida como Yael y una tela que contiene aloe vera.

Y ahora, con motivo del Mundial de Brasil 2014, ofrece a los aficionados al fútbol diseños con los colores de la bandera colombiana.

Lo que pretende la empresa, según Molina, es lograr la mejor composición de los materiales, para lo cual usan microfibra, nylon y spandex que ayudan con la transpiración al secar ocho veces más rápido y durar tres veces más que las fibras naturales.

Además han incluido telas importadas de Perú, Brasil y Estados Unidos para garantizar la calidad.

También insumos como “un elástico desarrollado en Perú, en donde los elaboran para Armani, Hugo Boss y Calvin Klein, y para las (marcas) colombianas Único y Gef”, explicó Molina.

En sus seis años de vida, Pugg 621 ha podido incursionar con éxito en Venezuela, Perú, México, Costa Rica, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Australia.

Su meta es convertirse en un importante competidor en el comercio global de ropa interior y de pijamas, que se estima alcanzará ventas por 76.200 millones de dólares en el 2017.

“En nuestro emprendimiento nos ha quedado claro que siempre hay que trabajar mucho y no dejar de tocar puertas, porque una característica del emprendedor es que debe ser perseverante y levantarse con la convicción de que es capaz de terminar lo que empezó y dar día a día lo mejor”, precisó Molina.

Para este año, Pugg 621 ha enfocado su estrategia en convertirse en una “marca reconocida a nivel nacional” con la apertura de su primer almacén en Manizales.

De igual forma, Molina anticipó que desean ampliar sus fronteras y llegar a otros países por medio de franquicias “para demostrar que en Colombia también se piensa en la moda masculina”.

Proexport, la entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones no tradicionales en Colombia, señaló que la ropa interior nacional tiene oportunidades en países como Alemania, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, España, EE.UU., Guatemala, Italia, Japón, Países Bajos, Panamá, República Dominicana, Rusia y Venezuela.

Para la institución este segmento del sector textil confecciones tiene un amplio espacio para crecer, ya que Colombia cuenta con la infraestructura necesaria y el reconocimiento internacional logrado por las prendas íntimas femeninas. COLOMBIA.INN