LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Emprendimiento bumangués lanza videojuego con alcance mundial

El equipo de Below the Game, encabezado por Carlos Rocha, su fundador, está conformado por un grupo de jóvenes apasionados por su trabajo. (Foto Below the Game).

  • Below the Game es un innovador emprendimiento de videojuegos con sede en Bucaramanga que se apresta a lanzar su primero videojuego para Play Station Xbox y PC.
  • El emprendimiento obtuvo el premio de la primera convocatoria de Crea Digital y se ha hecho merecedor a cinco premios internacionales en certámenes especializados.

Por Carlos Osorio Pineda

BUCARAMANGA, 13 abr (Colombia-inn) – El próximo 6 de junio será el lanzamiento mundial de Haimrik, el nuevo videojuego desarrollado por la empresa colombiana Below the Game, un proyecto que nació en las aulas de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Unab), y es catalogado internacionalmente como uno de los negocios con mayor futuro en ese sector.

“Below the Game nació de una idea mía en un grupo de investigación de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, en donde monté hace unos 11 años con el apoyo de la Facultad (de Ingeniería de Sistemas), un semillero de investigación sobre videojuegos, precisó Carlos Rocha, director creativo y CEO de la empresa, en diálogo con Colombia-inn.

Below the Game es el resultado de una verdadera pasión de Rocha por el tema de los videojuegos, hasta tal punto que acaba de poner en marcha, también en Bucaramanga, una nueva empresa, mucho más pequeña, bajo el nombre de SYCK.

“Para mí un videojuego es una forma de combinar ciencia, arte y filosofía, que son tres pilares fundamentales y mi forma de comunicarme y de entender el mundo al mismo tiempo”, explicó el emprendedor.

En eses sentido, este ingeniero de sistemas aseguró que, “con los videojuegos yo he reflexionado sobre mi vida, sobre lo que soy y quiero ser. Y me encantaría hacer eso para otras personas alrededor del mundo”.

Con esfuerzo, constancia y dedicación, Rocha ha logrado hacer de Below the Game, y desde Bucaramanga, un referente mundial con importantes reconocimientos en el sector, como el Crea Digital, en 2011, y cinco premios internacionales, entre otros.

Cristales es uno de los videojuegos desarrollados por Below the Game, uno de los más atractivos y exitosos emprendimientos colombianos en el sector. (Foto Below the Game)

Una idea enfocada en la creatividad

Durante su trabajo en la Universidad, el inquieto joven con cerca de 15 personas, lograron desarrollar dos videojuegos: Proyecto Alfa y Proyecto Leónidas. “Éramos un grupo grande que queríamos hacer juegos por diversión, incluso teníamos a dos integrantes que trabajaban desde México o desde Estados Unidos, porque querían apoyar la iniciativa. Fue algo superagradable”, recordó.

El resultado de esa labor fue la propuesta de la oficina de Emprendimiento de la Universidad para que se convirtieran en empresa.

“Eso me llamó la atención. Hice mi práctica creando la empresa y, finalmente, luego de salir de la universidad, la puse a funcionar con otra persona también egresada de la facultad. En total éramos cinco socios, de los cuales sólo quedo yo”, señaló.

En este punto, Rocha aseguró que “Para mí fue más una decisión frente a la pregunta: ¿Hay una empresa de videojuegos en Bucaramanga? No, no la hay, tengo que quedarme en Bucaramanga un rato más por razones personales, entonces voy a montar una empresa de videojuegos. Una decisión de ignorancia, más que de estrategia”, advirtió con humor.

Para entonces, 2010, el naciente negocio se presentó como una empresa de videojuegos enfocada en la publicidad y el mercadeo. “Por eso se llama Below the Game, por el concepto de Below the Line, que es mercadeo a través de medios alternativos”, explicó.

Sin embargo, como ocurre a muchos emprendimientos, “cuando nacimos teníamos que buscar cómo sostenernos, y lo que hicimos fue buscar sostenernos dentro del país, con el mercado interno, lo cual fue un absoluto fracaso”, admitió Rocha.

“Al principio trabajamos con agencias de publicidad y creamos cosas superinteresantes. Trabajamos con empresas de publicidad que estaban dispuestas a arriesgarse con cosas innovadoras, que estaban pensando en hacer algo distinto. Y realmente lo estaban haciendo y nos dieron la oportunidad y les demostramos que se podía hacer algo muy interesante y que generara mucha inmersión con los usuarios y con los clientes, y mayor fidelización con estos juegos innovadores”, manifestó.

A pesar de ello, continuó, “la situación era algo muy complicada. No conseguíamos los trabajos todo el tiempo y por eso los presupuestos siempre tenían que ser bajos, y el desarrollo de videojuegos es supremamente costoso”, aclaró.

Además, dijo, “como es propiedad intelectual y aquí en Colombia, todavía se asocian los videojuegos con productos para niños, entonces no les podíamos colocar un valor muy alto porque las personas no les daban ese valor. El mercado no lo percibía como algo realmente importante”.

Luego de tres años de inmensos esfuerzos, Below the Game comenzó a desarrollar programas educativos y de capacitación corporativa a través de videojuegos, objetivo que en el segundo de los casos era mejor valorado y, por ende, pagado por las empresas. Sin embargo, para los emprendedores continuaba siendo complicado lograr que pagaran lo que costa un videojuego y, la empresa, literalmente, estaba a punto de quebrar.

En ese momento los Ministerios de TICs y de Cultura abrieron la primera convocatoria Crea Digital, con el objetivo de impulsar el desarrollo de videos educativos. “Y nosotros, justamente, teníamos una idea que se prestaba perfectamente para presentarnos”, indicó Rocha.

Con el juego “Palabras de Independencia”, que como su nombre lo indica enseña cómo Colombia se independizó de España, Below the Game obtuvo el Premio de la convocatoria, luego de que los jurados se mostraran encantados con la idea, que calificaron de ‘revolucionaria’.

“La mecánica del juego obliga a leer, pero no de forma aburrida. Me atrevería a decir que es uno de los pocos juegos que un niño lee con gusto. Lo que creé fue un híbrido entre un libro y un juego, donde el personaje literalmente ‘camina’ entre las palabras y hace que cobren vida”, explicó Rocha.

Below the Game lanzará internacionalmente el próximo seis de junio, el videojuego Haimrik, destinado a PlayStation, Xbox y PC. (Foto Below the Game)

La internacionalización y el camino del éxito

Con la plata obtenida en la Convocatoria, el CEO de la empresa y sus socios viajaron a Bogotá a un certamen en donde conocieron a un reconocido experto estadounidense, quien les manifestó que a pesar de que conocía cerca de 40 videojuegos a la semana, nunca había visto una idea como la de Below the Game, y los invitó a Estados Unidos.

Efectivamente, en 2012 viajaron a San Francisco al Game Development Competity, pero por una calamidad doméstica, el experto nunca llegó al certamen, situación que no desmotivó a los emprendedores quienes les mostraron el juego a cuantas personas pudieron. Resultado, regresaron a Bucaramanga con su primer contrato en la mano.

“El contrato era para desarrollar juegos educativos que se iban a repartir en escuelas de Nueva York y de Los Ángeles.  Hicimos el proyecto en año y medio, luego otro más y estuvimos con ellos más o menos dos años y medio. Pasamos de cinco a 12 personas tiempo completo y por fin me pude pagar un salario completo”, manifestó Roca.

De ahí en adelante, Below the Game no ha parado en el desarrollo y creación de productos que llevan plasmado el sello de la pasión de Carlos Rocha, sus socios y demás profesionales que integran el equipo.

Esa pasión, empeño, dedicación y profesionalismo, se consolida cada vez más, como lo demuestra el lanzamiento, el próximo 6 de junio de Haimrik, su primer videojuego para Play Station, Xbox y computadores o PC.

“Hemos tardado dos años en hacer este juego que toma la misma idea de tomar las palabras, ahora en un contexto medieval, donde el protagonista es un escriba que tiene que rescatar un reino que ha sido corrompido en la edad media. Se trata de un videojuego para mayores de 17 años”, explicó el CEO de Below the Game.

En el videojuego, que se comercializará en seis idiomas, trabajaron cerca de 17 personas y para su distribución mundial la empresa cuenta con un aliado en Rusia y República Checa.

Podría afirmarse que con Haimrik, Rocha y su equipo consolidan y materializan la filosofía y el objetivo de Below the Game:

“Se trata de un emprendimiento que trata de generar ideas y experiencias que los jugadores nunca han tenido, a través de una mezcla de arte y mecánica de videojuegos innovadores, y de una ejecución altamente profesional”, resumió el inquieto innovador.

El equipo de SYCK, un reciente emprendimiento de Carlos Rocha, también con sede en Bucaramanga y dedicado, igualmente, al desarrollo de videojuegos. (Foto SYCK).