LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Elena Mejía, una paisa que en sólo 11 meses comercializó su producto en grandes superficies

María Elena Mejía, una paisa echada para adelante, en el cultivo de sábila, cerca a Pereira.

  • En Colombia hay un gran consumo de sábila o Alóe, pero lo que pocos conocen es que esa planta es dañina en un 90% si se emplea en su estado natural.
  • Con Alóe Natural Mountain, la compañía que creó en Pereira, María Elena Mejía comercializa los Dados de Alóe, un producto saludable que se mezcla en cualquier bebida.
  • En los últimos 14 meses pasó de vender 2.400 unidades a 28.000 unidades del producto, gracias a su ingreso a grandes superficies como La 14, Éxito, Alkosto y Pricesmart.

Por Carlos Osorio Pineda

Pereira, 13 feb (Colombia-inn) – María Elena Mejía, una paisa echada para adelante, pasó del cielo al infierno en dos ocasiones, cuando los negocios familiares se vinieron al piso. Ello, sumado a una grave enfermedad que postró a su esposo, no han sido obstáculos para que, en sólo once meses, su negocio: Alóe Natural Mountain, esté posicionándose en las grandes superficies del país.

Alóe Natural Mountain es un emprendimiento surgido en Pereira, que es reconocido por la Cámara de Comercio de la ciudad, y que parte de la nueva tendencia que lleva a las personas a buscar en lo orgánico, lo funcional y lo saludable, las fuentes para un mejorestar físico y personal, como es el caso del alóe vera o sábila, una planta a la que se atribuyen beneficios para la salud, la belleza y el hogar.

La sábila en su estado natural, no tan buena como se cree

“Beneficios de la sábila para la salud”, “Propiedades y beneficios medicinales de la sábila para la salud”, “Usos y beneficios de la sábila”, “Motivos para beber jugo de sábila”, entre otros son titulares que se encuentran a menudo en internet o en diversas publicaciones.

Pero lo que pocos saben, o conocen, y nunca se cuenta, es que la sábila contiene en un 90% una sustancia llamada ‘aloína’, cuyos efectos secundarios son nocivos para la salud, por lo cual se recomienda no usar en el hogar y mucho menos consumirla con periodicidad.

Incluso, desde 2002, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) prohibió el uso de aloína y de aloína, sin fórmula médica.

Y allí es donde entra Alóe Natural Mountain, el emprendimiento que inició en marzo pasado la antioqueña María Elena Mejía, en compañía de Lleinny Cuervo y Pablo Campo, una pareja que decidió darle uso adecuado a una finca de 35 hectáreas, cinco de las cuales sembradas con sábila, pero quienes no sabían cómo hacerla más rentable.

María Elena superó dos crisis económicas en su familia, y ahora es una exitosa emprendedora. Foto Alejandro Tovar.

María Elena superó dos crisis económicas en su familia, y ahora es una exitosa emprendedora. Foto Alejandro Tovar.

Dos crisis económicas y un esposo postrado en cama

María Elena venía de dos crisis económicas graves, la última de ellas cuando su familia perdió todo el capital invertido en negocios de textiles, debido a la crisis de Venezuela, y como resultado del estrés, el cabeza de la familia fue afectado, en 17 ocasiones, por el síndrome de Guillain-Barré, que lo postró en cama durante varios años.

La mujer se dedicó a vender productos naturales por aquí y por allá, entre sus amigos y entre los padres de los compañeros de colegio de sus hijos, como única forma de sostener su hogar. Hasta que recibió la invitación de los padres de uno de ellos, Pablo y Jeimy, para que, con su empuje y conocimiento en ventas los ayudara a comercializar el cultivo.

“Decidimos, entonces, sacar nuestro producto que son los ‘Dados de Alóe Vera’, cuenta María Elena, no sin antes explicar: cuando uno coge la penca, la corta y la pela, sale un elemento baboso, que es el famoso cristal de la sábila y se vende en muchas partes. Pero este cristal tiene algo que es dañino y es la aloína, perjudicial para el sistema hepático y los ojos, entre otros”, anota.

Incluso, al respecto, el gobierno expidió un decreto en el que señala que si los productos a base de Alóe no garantizan que tienen cero aloína, entonces no obtendrán el certificado de Invima.

Alóe Natural Mountain, un emprendimiento saludable que se impone en las grandes superficies del país. Foto Alejandro Tovar.

Alóe Natural Mountain, un emprendimiento saludable que se impone en las grandes superficies del país. Foto Alejandro Tovar.

Dados de Alóe Vera, un producto beneficioso para la salud

“Como resultado, decidimos crear un producto que cumpliera con esas especificaciones, lo que significa todo un proceso para eliminar la aloína, presente en el 90% de la planta. Es decir, al cabo de ese proceso sólo el 10% de la penca, es utilizable, y allí está la diferencia de nuestros Dados de Alóe, frente a productos similares”, destaca Luz Elena.

“Los Dados de Alóe se pueden agregar a cualquier tipo de bebida. Se puede aplicar, en la cantidad que uno quiera, al jugo, al cereal, al batido. Incluso, dice, se pueden hacer preparaciones tipo coctel”.

¿Para qué sirve? La bebida, así preparada, explica, “funciona para la gastritis, el estreñimiento, colon, reflujo, acidez estomacal. Sirve como anticancerígeno, antioxidante. Regula niveles de azúcar, colesterol y triglicéridos, además que para la piel es una maravilla”.

Pero reitera que la diferencia, está en que “no es la penca que se tiene en la casa o que venden en la esquina, la que nos permite esos beneficios. Es necesario que la gente entienda que lo que consuma debe ir sin aloína. Y los Dados de Alóe Vera, vienen sin el yodo, sin el amargo y sin lo feo de la sábila”.

“Y por eso, anota, para producir un frasco de Dados de Alóe, (como se llama el producto) de 500 gramos, yo utilizo cinco kilos de penca”.

Los Dados de Alóe Vera se pueden suministrar a cualquier bebida y están desprovistos de Aloína, una sustancia nociva para la salud. Foto Alejandro Tovar.

Los Dados de Alóe Vera se pueden suministrar a cualquier bebida y están desprovistos de Aloína, una sustancia nociva para la salud. Foto Alejandro Tovar.

El empeño y la tozudez para comercializar el producto

Una vez creado el producto, María Elena inició tal vez la parte más dura y dispendiosa del proceso. Mostrar el producto, convencer de sus cualidades y calidades, y lograr comercializarlo.

Como buena emprendedora esta mujer, psicóloga de profesión, comenzó vendiendo el producto, otra vez, a los padres de los compañeros de su hija, pero al mismo tiempo, se fue de oficina en oficina, sin importar límites o impedimentos, visitando a los gerentes y directores de compras de las grandes superficies del país.

Y a cada uno, cuando por fin la atendían y la invitaban a tomar algo, les respondía: “¿mejor que va a tomar usted?”. El ejecutivo se sorprendía, pero al fin accedía a tomar algo, y María Elena, de inmediato, le aplicaba a la bebida una cucharadita de sus Dados de Alóe.

Así fue convenciéndolos uno a uno de las bondades de su producto, innovador y saludable, y así, en sólo once meses, logró que su marca fuera reconocida y su producto codificado en grandes superficies como el Éxito, La 14, Pricesmart, Alkosto y otros grandes supermercados a nivel regional.

Actualmente, el cultivo de sábila de Mountain, localizado a pocos kilómetros de Pereira, es el único recertificado en el país por el ICA, por buenas prácticas agrícolas.

Y lo mejor, Dados de Alóe Vera que ya viene en tres sabores: natural, frutos rojos y Maracuyá, alcanzó ventas, entre 2016 y enero pasado, por cerca de 240 millones de pesos, al pasar de vender 2.400 unidades del producto a 28.000 unidades en el primer mes de este año.