LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

El pan de arroz busca paladares internacionales

  • Con el objetivo de masificar el consumo de pan de arroz a nivel nacional e internacional, un grupo de productores conformó un clúster, que les ha permitido pasar de la producción artesanal, a la industrial.
  • Comestibles El Gavan es la empresa líder en el proceso de industrialización, realiza procesos con calidad y ha logrado llegar con su producto a varios almacenes de cadena.

 

Por: Angélica Guzmán

VILLAVICENCIO, 20 jul (Colombia-Inn) – Una de las delicias alimenticias del oriente del país es, indudablemente, el pan de arroz, esas pequeñas y crujientes rosquillas elaboradas a base de arroz y cuajada, que en 2016 fueron declaradas patrimonio gastronómico del Meta y cuya elaboración se hace ahora industrialmente para conquistar nuevos mercados en Colombia y el exterior.

Tradicionalmente el pan de arroz se producía de manera artesanal, y aunque en algunos municipios se continúa elaborando de esa forma, desde hace algo más de tres años 25 emprendedores del departamento se unieron para ser más competitivos, tecnificar su producción y cumplir con mayores estándares de calidad. Para ello conformaron el clúster de pan de arroz.

“El pan de arroz se ha producido en el Meta de una manera artesanal, pero algunos creamos empresas y producimos de forma industrial. Transformamos el producto en un snack, con una presentación mucho más amable, que ha logrado gran aceptación”, dijo a Colombia-inn Germán Gordillo, propietario de Comestibles El Gavan, empresa líder del clúster.

Hace 28 años, este emprendedor decidió apostarle al negocio y creó su propia compañía. “Yo trabajaba haciendo y comercializando el pan de arroz, pero un día pensé que era momento de construir lo mío y comencé con mi empresa”, anotó Gordillo.

Sin embargo, solo hasta el 2000 vio que el camino era la industrialización y con una idea visionaria decidió invertir y hasta endeudarse por lograr modernizar su empresa y convertirla en un ejemplo de competitividad.

Con el ánimo de crecer y hacer de una de las recetas insignias del Meta, un producto mejor elaborado y con una impecable, Comestibles El Gavan ha jalonado a otras empresas de la región para que sean más competitivas y alcancen mejores prácticas industriales.

“La idea no es competir aquí en la región. El propósito es que podamos ofrecerle al mundo este snack, que fue una de las innovaciones con el producto, ya que es más práctico a la hora de comercializarlo y de consumirlo”, explicó Gordillo, quien ya logró introducir su producto en almacenes de cadena de Bogotá y otras regiones del país.

Gracias a la capacitación y la ayuda de la Cámara de Comercio de Villavicencio, el clúster ha explorado nuevas rutas competitivas. Actualmente ofrece sus productos en distintos lugares de Colombia y próximamente llegará a otros países.

Comestibles El Gavan genera actualmente 19 empleos directos y más de 260 indirectos, en su mayoría madres cabeza de familia. Entre tanto, la labor del clúster ha permitido aportar en la activación de la economía del departamento del Meta.

Gordillo, asegura que el camino no ha sido fácil y que emprender es una tarea para valientes. Su familia lo ha apoyado y poco a poco ha adquirido maquinaria, invirtió en su imagen corporativa y día a día optimiza los procesos.

“Ha sido difícil pero no imposible, tengo muchas deudas y pese a que de este negocio vivimos mi familia y yo, se requiere mucho más apoyo para innovar”, advirtió el emprendedor.

Un futuro prometedor

Comestibles El Gavan va siempre un paso más adelante y ahora no solo elabora el pan de arroz tradicional, sino que innovó adicionándole quinua. “Seguiremos buscando alternativas para llevar este producto a todos y explorar más con él”, concluyó el empresario.

Gordillo es un soñador, de esos que aseguran que siempre habrá algo más por hacer. Por este motivo trabaja en la construcción de una nueva y amplia planta de producción.