LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

El hongo que podría combatir el hambre en el mundo

El director ejecutivo de Progal BT, Sergio Urrego.

  • La empresa de biotecnología Progal BT de Medellín, lleva 10 años produciendo e investigando un hongo que fortalece el sistema inmunológico.
  • El microorganismo se llama Ganoderma y es originario de la China.
  • En Colombia, Progal BT lo produce y comercializa con el nombre de Ganogen y lo pueden ingerir desde los niños hasta los adultos mayores.
  • El Ganogen refuerza las defensas del organismo contra las alergias, los resfriados y hasta el cáncer.

 

Por Jaime Rivera García

MEDELLÍN, 8 de jul. (Colombia-inn) – El joven emprendedor y científico antioqueño, Sergio Urrego, es un luchador casi con las mismas características que las células que se multiplican en el organismo cuando un humano ingiere los alimentos y suplementos dietarios que su empresa Progal BT produce y comercializa en Colombia y el mundo.

Estos alimentos y suplementos dietarios fortalecen el sistema inmunológico para que las células se aprendan a defender de los embates de distintas enfermedades que buscan apoderarse de los organismos.

En Urrego se unen las características del científico ávido por descubrir y producir conocimiento aplicado a la generación de bienestar a la humanidad, y las del inquieto hombre de negocios y emprendedor antioqueño.

Urrego lleva 10 años luchando para producir biotecnológicamente un hongo llamado  Ganoderma que produce salud en el cuerpo humano generando propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, mejorando las defensas contra resfriados, alergias y hasta fortaleciendo el organismo contra el cáncer.

Sobre el objeto de Progal BT, Urrego señaló que “es una empresa de biotecnología que aprovecha los recursos que dan los microorganismos en la producción de componentes para favorecer la salud humana”.

Progal BT consiguió el respaldo de iNNpulsa y Colciencias para realizar tres estudios clínicos que confirmaron las cualidades altamente nutritivas y de fortalecimiento de las defensas del hongo Ganoderma.

Hongo milenario

El Ganoderma es un hongo milenario de origen asiático. El director ejecutivo de Progal BT, explicó que “hay registros de pinturas históricas en las que la gente consideraba a este hongo como un dios. Quienes lo consumían eran más sanos y longevos que el resto de la población”.

El secreto de Progal es haber encontrado las fórmulas para producir en Colombia el Ganoderma mediante procesos biotecnológicos con reactores y multiplicación celular.

“Con el establecimiento de nuestro proceso científico, logramos que este hongo sea más eficiente, más rápido y más estandarizado”, declaró a Colombia-Inn, Urrego.

Pero como la lucha inmunológica que emprende el cuerpo humano cuando son atacadas las defensas, el camino para producir y hacer conocer este elemento multivitamínico y multiproteínico, no ha sido nada fácil para Progal.

Sergio conoció del hongo Ganoderma cuando unos científicos chinos llegaron a demostrar sus cualidades dentro de la comunidad académica e investigadora de Medellín en 2007.

Urrego y sus socios se interesaron y logaron desarrollar un modelo de negocio, un proyecto de empresa para producir y multiplicar el uso del hongo.

Los niños se favorecen con la ingesta de Ganogen.

Para evitar muchas muertes

“Con esto estamos aportando a la humanidad. Estoy seguro de que si el gobierno colombiano refuerza la bienestarina y algunas bebidas sencillas con el Ganoderma, no tendríamos más niños muertos por desnutrición”, afirmó categóricamente Urrego.

Después de elaborar un plan de negocios, “en 2008 pasamos de ser un proyecto a convertirnos en empresa. Gracias a unos recursos obtenidos con el fondo de inversión Capitalia, integrado por el municipio de Medellín, Confama y la Universidad de Antioquia, alquilamos una bodega, se compraron unos reactores y conformamos un laboratorio”, señaló.

Entonces empezaron a comercializar lo que llamaron el producto Ganoderma Lucidum en cápsulas, combinado con vitamina C y zinc, y el Ganogen, un alimento en polvo para mezclar con cualquier tipo de bebida, utilizado como ingrediente en alimentos y suplementos dietarios.

Pero se dieron cuenta que muy pocas personas conocían en Colombia qué era el Ganoderma y tomaron la decisión de ofrecerlo como ingrediente en grandes compañías farmaceúticas y en productoras de alimentos.

“Este producto tan valioso para la salud humana no podía quedarse solamente para el consumo dentro de un círculo de amigos, quienes eran los que al principio nos compraban el microorganismo. Decidimos mostrarlo a muchas compañías, pero las normas y las grandes empresas  no ‘comen cuento’ y nos exigieron pruebas concretas de los valores alimenticios e inmunológicos del Ganoderma”, contó Urrego.

Los estudios clínicos son necesarios

Ante esta exigencia, Urrego recopiló los cerca de 500 artículos científicos publicados en diferentes países del mundo sobre los poderes del Ganoderma y los presentó en las empresas, pero eso no sirvió para nada: “Era necesario presentar pruebas, resultados de estudios clínicos practicados en el país, con población colombiana, para que el producto tuviera validez científica y las grandes compañías lo pudieran adquirir”.

Los socios de Progal BT se preguntaron: “¿Y cómo le hacemos?”. Hacer un estudio clínico elemental, con rigor científico, cuesta más o menos 500 millones de pesos, que la empresa no tenía.

Con la misma insistencia con que habían logrado conformar la empresa, buscado los recursos y producido el hongo con métodos reactivos, acudieron a entidades privadas y oficiales y lo consiguieron.

Aparición de la Virgen

Emocionado, Urrego contó: “se nos apareció la Virgen y nos aprobaron tres estudios clínicos: uno en iNNpulsa y dos en Colciencias. Con el de iNNpulsa hicimos el estudio clínico fase uno; y con recursos de Colciencias el fase dos y el fase tres”.

En el estudio clínico fase uno, se suministró durante tres meses el microorganismo Ganogen (la marca registrada del producto) en forma de complemento nutricional tipo malteada a 52 niños y 47 adultos mayores con resultados altamente positivos. Ganogen es un ingrediente apto para ser usado en alimentos y en suplementos dietarios.

Para evidenciar los cambios en los organismos al ingerir periódicamente el alimento durante tres meses, se hicieron mediciones en la sangre de los sujetos antes y después del estudio.

“Se mejoraron significativamente las líneas de los linfocitos y de las defensas que intervienen cuando un virus o unas células malignas quieren atacar un organismo. A muchos niños se les disminuyó las alergias; a muchos adultos mayores se les acabaron dolores articulares, en fin, pudimos demostrar que el sistema inmunológico se fortalece con la ingesta del Ganogen”, aclaró el científico.

Fases dos y tres

Después vino el estudio clínico fase dos en el que se dividió un grupo de 94 niños y niñas en dos. A uno se le suministro Ganogen y al otro un placebo durante ocho semanas.

“Se encontraron diferencias significativas en los recuentos de linfocitos totales entre los niños que consumieron el granulado enriquecido con Ganogen, comparados con los que lo hicieron con el placebo”, indicó.

Para el estudio clínico fase tres se elaboró un yogurt enriquecido con Ganogen que fue suministrado a 125 niños entre los dos y los cinco años, que también fue dividido: a un grupo se le dio el microorganismo y a otro un placebo durante 12 semanas.

“El estudio demostró que el yogurt con Ganogen aumentó el número de linfocitos, demostrando eficacia en el fortalecimiento del sistema inmune de los niños, además que el producto fue bien tolerado y seguro durante las 12 semanas de suministro”, señaló.

Bienestar para la humanidad

Con esos resultados bajo el brazo, Urrego está a punto de cerrar negociaciones con un grupo industrial muy grande en Perú, una poderosa empresa láctea en Colombia, un conglomerado de productos para animales y una compañía farmacéutica multinacional que van a incluir a Ganogen como ingrediente de sus productos.

Ante estos éxitos, y ahora sí, una acogida de grandes empresas nacionales e internacionales, después de los resultados positivos de los estudios clínicos, Urrego ve una luz al final del túnel para que su producto Ganogen se masifique y Colombia y el mundo se beneficien de su trabajo científico y emprendedor.