LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

El guacamole de Juancamole, un delicioso negocio de $5.000 millones anuales

  • Dos jóvenes estudiantes se dieron a la tarea de vender guacamole empacado y hoy son exitosos empresarios con ventas en gran parte del país.
  • Juancamole, “La fábrica de la felicidad”, con sede en Pereira, ampliará este año su planta para aumentar la capacidad de almacenamiento y producción, con miras al mercado exterior.

 

Por Carlos Osorio Pineda

PEREIRA, 7 de febrero (Colombia-inn) – ¿Quién en Colombia no se ha deleitado saboreando una papa o un pedazo de carne acompañado con un buen guacamole preparado en casa? Seguramente muchos lo hemos hecho. ¿Pero, a alguien se le ocurrió que esa delicia pudiera ser empacada y vendida a los comensales, en un negocio que en el 2016 alcanzó ventas por 5.000 millones de pesos?

Pues sí. Algún día, hace 10 años, mientras almorzaban en Bogotá, los primos Juan David Castaño, estudiante de Ingeniería Industrial y Juan Fernando Hoyos, de Administración de Empresas, se hicieron una pregunta: ¿Si bien se vende salsa de tomate, mayonesa, miel y otros productos en un empaque, por qué no puede suceder lo mismo con el típico guacamole?

Y se dieron a la tarea, en el pequeño apartamento de estudiantes en el que vivían, sin que tuvieran siquiera algún implemento de cocina -al comienzo se los prestaban los vecinos- de ensayar diferentes preparaciones de guacamole que comenzaron a distribuir entre los compañeros de clase y algunos amigos.

Ante el éxito de su fórmula, los ‘Juanes’ dieron un paso más e iniciaron el mercadeo del producto en las tiendas del sector y los pequeños supermercados, y Juancamole comenzó a crecer. Pero en ese momento tuvieron que tomar una decisión: o se quedaban en Bogotá, o regresaban a su natal Pereira, lo que les significaba volver a comenzar, aunque también un mercado de más fácil acceso y en donde tenían a su familia y, lógicamente, más recursos.

Regresaron a la capital risaraldense y su proyecto casero mutó al de una empresa, pero aún de forma muy manual, con cero  tecnología, y apenas dos personas más que les colaboraban en la labor.

Actualmente Juancamole cuenta con 35 empleados, entre personal administrativo, ingenieros de alimentos e industriales, y operarios, y ya hace presencia en gran parte del país, pero especialmente en todo el Eje Cafetero, Medellín, Bogotá, Barranquilla, Cali y Bucaramanga, a través de tiendas y supermercados como los ya conocidos D1 y Justo y Bueno.

“Estamos produciendo en promedio entre 45 y 50 toneladas del producto mensualmente”, dijo Juan David, en diálogo con Colombia-inn, tras destacar que en los últimos cinco años la compañía ha venido creciendo, en promedio, entre el 51 y el 52% anual”.

Y es que desde que se hizo realidad su idea, la fórmula de Juancamole, ha sido un éxito, como lo demuestran las cifras. “En el primer año vendimos cerca de 124.000 pesos mensuales, para un millón y medio en total, y en el 2016 cerramos con ventas por unos 5.000 millones de pesos”, reveló el joven emprendedor.

2-juancamole

Pero Juancamole ya no solo produce guacamole empacado, sino también otro tipo de salsas. También elaboran otros productos como salsas barbacoa (BBQ), queso cheddar, chimichurri blanco, salsa mexicana y salsas personalizadas “que atienden a las necesidades o a la medida del cliente”, como lo señala Angélica Villa, líder de innovación y desarrollo, quien lleva laborando cuatro años en la empresa.

“En este momento el portafolio de la compañía es muy amplio y abarca entre 85 a 86 productos que seguramente se ampliarán”, agrega Villa, una joven entusiasta que refleja el espíritu que se vive en la planta de Juancamole, y a la que se le ha denominado por sus directivos, con certeza: “La fábrica de la felicidad”.

Ese ambiente que se vive en la planta, que sólo funciona de lunes a viernes, porque dentro de la filosofía de los ‘Juanes’ hay que darle espacio a la familia, es parte del secreto del éxito de Juancamole, que para la elaboración de su producto estrella solo utiliza aguacates del tipo ‘Hass’, en su mayoría producido en la región.

Otro elemento importante es que, para su producción, “hemos tratado de mantener el proceso de elaboración del guacamole lo más natural posible. Incluso el aguacate se despulpa manualmente porque no existe un método más efectivo. Se trata de un proceso casero que se hace en forma industrial”, precisó Villa.

“El guacamole nuestro es cien por ciento con pulpa de aguacate y sólo contiene algunos elementos que le dan su sabor característico”, agregó.

Además, el proceso y la filosofía de Juancamole tiene como gran pilar la llamada ‘manufactura esbelta’ que, según una de sus definiciones, consiste en una serie de herramientas que ayudan a eliminar las operaciones que no le agregan valor al producto, al servicio o a los procesos, aumentando el valor de cada actividad realizada y eliminando lo que no se requiere. Busca, en definitiva, reducir desperdicios y mejorar las operaciones basándose siempre en el respeto al trabajador.

3-juancamole

“Se trata de un modelo adoptado de la Toyota que se adapta a la planta de alimentos. Por lo tanto, siempre estamos en procesos de mejora continua y en actividades grupales para solucionar determinados problemas desde la raíz, tomando acciones de inmediato”, anotó la líder de innovación.

En fin, Juancamole, como lo señalan sus empleados, no es solo una fábrica de alimentos, es una filosofía de vida y de trabajo en el que el ser humano y la producción van de la mano, en busca de proyectarse, en 10 años, como la empresa más grande del país, en producción de salsas.

Por lo pronto, en los próximos meses la fábrica se trasladará a unas nuevas instalaciones con un área cuatro veces mayor a la que ocupan actualmente y con una capacidad 20 veces superior de almacenamiento y producción, para comenzar, entonces, según reveló Juan David, el segundo paso de su proyecto, comenzar a exportar.