LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

El ‘efímero’ negocio de los bolsos que llegaron a Tokio y las páginas de Vogue

Los bolsos de Fl4mingo son diseñados por Pablo Andrés Hincapié y Meylin Carballo y elaborados con fibras vegetales por artesanos de cinco departamentos. (Foto Alejandro Tovar)

  • Dos jóvenes comenzaron un negocio en su casa de Cartagena, mientras su pequeña hija podía ir al colegio. Hoy sus productos se venden en mercados internacionales y lo que sería una efímera empresa, no tiene reversa.

 

Por Carlos Osorio Pineda

CARTAGENA, 17 oct (Colombia-inn) – Tan solo 10 meses después de que Pablo Andrés Hincapié y Meylin Carballo decidieran instalar un pequeño negocio en su casa, sus bolsos artesanales elaborados en fibras vegetales ya recorrían las pasarelas de Colombiamoda 2017 y aparecían destacados en Vogue, la exclusiva revista de moda.

“Tomamos la decisión de arriesgarnos con el tema artesanal. Y así empezamos. Este es un negocio que ha crecido de manera inimaginable. Incluso el nombre inicial, Fl4mingo, era porque tenía una fecha de inicio y una fecha final. Cuando la niña entrara al colegio, cancelábamos el negocio y ya”, dijo Pablo Andrés, al recordar el inicio del emprendimiento.

“Comenzó con 100.000 pesos. Teníamos una idea, un concepto, unos diseños. Fuimos a donde los artesanos y les pedimos que nos elaboraran tres productos. ¿Cuánto valen?, preguntamos y nos respondieron que 250.000 pesos. Les entregamos 100.000 y quedamos de pagar los otros 150.000 al regreso, tal como ocurrió”, agregó el emprendedor.

Eso ocurrió entre septiembre y diciembre del año pasado. “Y como nos fue bien, le dije a mi esposa: si nosotros queremos mostrar esto, vámonos para una feria. Entonces fuimos al Fares, Feria Artesanal que se realiza en Cartagena entre el primero y el 12 de enero. Vendimos todo, absolutamente todo”, anotó Hincapié en diálogo con Colombia-inn.

Con ventas por 14 millones de pesos y una inversión cercana a los cinco o seis millones, los emprendedores ya tenían un flujo de caja, pero entonces se encontraron con un episodio de esos que a veces desestimulan a quienes quieren hacer empresa: les copiaron los tres productos que habían sido registrados como ‘diseño industrial’.

“Registrar en el tema artesanal es botar la plata. No es recomendable”, advirtió Pablo, no sin advertir que ello se debe hacer, siempre y cuando no sea con productos artesanales.

“Mi esposa lloraba y a mí me dio mucha rabia. Y dijimos, aquí lo que tenemos que hacer es innovar. Si nos quieren copiar nos van a tener que copiar con innovación. Empezamos a diseñar, diseñar y diseñar. Llegamos a tener 60 referencias diferentes”.

Pero era muy difícil coordinar a los artesanos. Entonces se limitaron a 30 productos, los más vendidos. En mayo se fueron a Ixelmoda, la feria de moda de la Costa Caribe, en donde alquilaron un estand, pero además fueron invitados al de la gobernación de Bolívar, y siguieron vendiendo.

“Nos fue muy bien. Ya la gente nos empezaba a conocer en redes sociales. Personajes reconocidos como (la exreina y presentadora de televisión) María José Barraza nos compró, y luego muchas personas querían ese mismo bolso”, señaló Pablo Andrés, un joven diseñador industrial nacido en Medellín.

A Barraza le siguieron otras famosas, exreinas del Carnaval de Barranquilla, periodistas como Andrea Guerrero, y entonces Hincapié y su esposa entendieron que el producto estaba gustando. Y siguieron para Colombiamoda, a finales de julio pasado.

“Le dije a mi esposa: “bueno mi amor, midámonos con los grandes para ver cómo nos va. Llegar allá no es fácil. Pasamos la curaduría, nos arriesgamos con el costo de un estand que no es barato… Y éxito total. Salieron una cantidad de negocios internacionales con Barbados, Estados Unidos, República Dominicana y Puerto Rico. Y también con Tokio, a donde acaban de llegar nuestros productos”, destacó Hincapié.

Fue entonces cuando Meylin sentenció: “este negocio tuvo un inicio, pero ya no tiene final”.

Y tenía toda la razón, algunas clientas que adquirieron el producto fueron fotografiadas por la revista Vogue, la más importante publicación de moda a nivel mundial. “La gente nos felicitaba porque habíamos salido en la revista, y nosotros no nos habíamos dado cuenta”.

“Estábamos en el momento justo, con la gente justa y eso se sumó a una serie de situaciones que nunca pensamos, nunca programamos. En Colombiamoda alcanzamos ventas por unos 25 millones de pesos, y luego hemos adelantado otros negocios por 20 millones, con una proyección a 100 millones de pesos”, precisó Pablo Andrés.

Ahora los emprendedores buscan ampliar el portafolio de productos con más técnicas, porque la demanda es tanta que están llegando a su capacidad máxima.

“En este momento le estamos elaborando cerca de 200 bolsos a Mercedes Campuzano (diseñadora de accesorios), mientras que a Hernán Zajar le elaboramos los bolsos que él diseñó para su desfile en el reciente Mompox Jazz Festival”, explicó el emprendedor.

Como resultado de lo anterior, Flamingo, la marca que pasará a llamarse UAIA, que significa ‘madre’ en muisca, participará entre el 23 y el 26 de octubre en la rueda de negocios que realizará Procolombia en París, Francia, en lo que convertirá en la primera salida al exterior de Hincapié y Meylin, en calidad de empresarios.

Accesorios como el bolso en forma de corazón, uno de los más vendidos por Fl4mingo, conquistan el mercado internacional y ya aparecen en fotografías de la prestigiosa revista Vogue (Foto Alejandro Tovar).

El sentido social de UAIA

Flamingo, en adelante UAIA, es una de las dos marcas que funcionan bajo la sombrilla de Huevo Creativo, como en realidad se llama la empresa de los jóvenes emprendedores, por las iniciales de sus apellidos, Hincapié y Carballo.

Un emprendimiento que se mueve bajo tres conceptos: el social, porque el objetivo desde el comienzo fue rescatar las técnicas artesanales que se están perdiendo en el país debido a que los jóvenes no quieren continuar las tradiciones.

“Los artesanos ya son personas adultas e incluso, más del 50% son personas que están entre los 50 y los 80 años”, advirtió Hincapié, tras señalar que “lo que queremos es incentivar y motivar a los jóvenes para que continúen con eso”.

Y en esa línea, actualmente entre 110 y 115 artesanos de diversas partes del país elaboran los bolsos diseñados por Hincapié y su esposa.

“Estamos trabajando con artesanos del Atlántico, en Usiacurí; con artesanos de Bolívar, en Cascajal; artesanos de Sucre, en Colosó; en Aguadas, Caldas y en Riohacha, Guajira”, explicó.

“Lo que nosotros hacemos es que vamos a los pueblos, analizamos la técnica, revisamos qué hacen esos artesanos y, con base en ello, diseñamos nuestros productos. Entonces no se trata de productos totalmente nuestros, es un 50/50. Y por eso es el tema social, porque tenemos que retribuir de alguna manera lo que estamos recibiendo”, precisó.

“Entonces, el artesano aporta toda su mano de obra, toda su tradición y nosotros el diseño y el toque de moda y de vanguardia que le impregnamos a cada producto. El artesano es el que finalmente lleva a la práctica los diseños elaboramos y es retribuido por ello”, continuó el empresario, al destacar que solamente la familia que elabora los bolsos con forma de corazón -uno de los más vendidos- gana alrededor de seis millones de pesos mensuales.

“Nosotros no escatimamos en el tema de precios. Lo que queremos es un comercio justo. Inclusive estamos en el proceso de certificación de comercio justo porque queremos mostrar y cambiar el paradigma de que el empresario se lleva todo el dinero y el artesano no. Hay una cadena y dentro de la cadena la idea es que todos estemos por igual, de ahí el 50/50”, aseguró.

Un segundo concepto es que todos los productos de Flamingo “tienen un sentido verde. Son amigables con el medio ambiente. No contaminan”.

Como materia prima, los artesanos utilizan fibras naturales de diversas partes del país. “En este momento estamos muy enfocados en la palma de Iraca, pero también estamos trabajando con cepa de plátano, cepa de maíz, palma moriche, y vamos a comenzar a trabajar con los artesanos del municipio de Filandia, Quindío, con bejucos, mimbres y otro tipo de fibras”, indicó.

Y finalmente, Pablo Andrés y su esposa tienen metido, entre ceja y ceja, “un nuevo concepto que viene con la frescura de la marca UAIA y es que por cada bolso que vendamos, nosotros vamos a donar un bolso a una niña de escasos recursos, para hacerla así poseedora de su primer accesorio”.

UAIA, exitoso emprendimiento joven, con proyección y sentido social.

Pablo Andrés Hincapié es el joven fundador de Huevo Creativo, que son su marca Fl4mingo y en solo 10 meses, obtuvo, el pasado 27 de septiembre, el Premio a la Innovación en Bolívar 2017 (PIB).(Foto Alejandro Tovar).