LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

El Clúster de Bucaramanga le pone dinámica al sector salud

El Clúster de Salud de Bucaramanga y su área metropolitana, se ha convertido en un poderoso instrumento para promover la innovación.

  • La iniciativa, liderada por la Cámara de Comercio de la ciudad y apoyada por iNNpulsa Colombia, se ha convertido en un poderoso instrumento para promover la innovación, la competitividad y el desarrollo de nuevos negocios internacionales en la cadena de valor del sector salud.
  • Entre los nuevos proyectos están el desarrollo de la telemedicina para el diagnóstico y tratamiento oportuno de la  hematoncología pediátrica, implante andino para la cirugía de columna, servicio de pruebas de biocompatibilidad y creación de biobancos, y centros de simulación.
  • El sector salud en Bucaramanga y su área metropolitana genera 13.000 empleos y representa ventas anuales por 1.200 millones de dólares.

 

Por Hermógenes Ardila Durán

Bucaramanga, 23 de febrero (Colombia-inn) –  Cuando se habla de calidad en el servicio, innovación en los tratamientos médicos y odontológicos y reconocimientos internacionales por el desarrollo de nuevos procedimientos, las clínicas y hospitales de Bucaramanga aparecen en el ranking de privilegio.

Y no es una distinción gratuita. Desde principios de la década de los 80, un grupo de personalidades y especialistas de la ciudad, le dieron vigor a la Fundación Cardiovascular de Colombia con el estudio y tratamiento de enfermedades del corazón. Y también surge, de la mano del industrial Carlos Ardila Lülle la Fundación Oftalmológica de Santander (Foscal). Estos dos complejos médicos son referentes nacionales e internacionales.

Pero no todo ha quedado ahí. Con el transcurso de los años, el sector salud de Bucaramanga y su área metropolitana ha seguido avanzando a pasos agigantados y se ha constituido en motor de la economía regional y de factor de innovación.

En 2014, la Cámara de Comercio de Bucaramanga con el apoyo de iNNpulsa, creó el clúster de la ciudad y su área metropolitana con el fin de aprovechar las ventajas comparativas y competitivas de la región. Una inmensa infraestructura, con estándares internacionales; un talento humano reconocido en diferentes escenarios mundiales; demostración de avances científicos; y liderazgo en temas como la tecnología y la innovación, motivaron la iniciativa.

Las fortalezas del Clúster

Hubo una confabulación de fuerzas: el aporte económico de empresarios de la región como Carlos Ardila Lülle, destacados médicos y líderes del departamento -entre ellos el exministro de Salud, Virgilio Galvis, y Jorge Ricardo León Franco-, un ramillete de médicos especialistas en diferentes áreas, y dirigentes como Juan Camilo Beltrán Domínguez, presidente de la Cámara de Comercio.

Con semejante fuerza detrás, el Clúster anda. “Estamos buscando reforzar la competitividad del sector salud, atraer nuevas inversiones, fortalecer los procesos innovativos y generar mayor valor agregado al sector”, afirma Carlos Alberto Díaz Monsalve, director de esta agrupación de empresas afines a la salud.

El ejercicio es estratégico, agrega, y explica que la salud es un sector vibrante en la región. Genera actualmente más de 13.000 empleos y las ventas de servicio superar los 1.200 millones de dólares al año. El Clúster reúne actualmente a unas 1.950 empresas, entre clínicas y hospitales, prestadores de servicios, fabricantes de equipos, centros de investigación y muchas más unidades productivas que hacen parte de la cadena de valor.

“Tenemos un gran atributo, señala: el gran reconocimiento nacional e internacional de la calidad médica”. Y aunque hay dos compañías tractoras -Foscal y la Fundación Cardiovascular-, alrededor de ellas hay otras empresas públicas y privadas que están haciendo tareas muy importantes, dice.

Enfoque hacia la innovación

Díaz Monsalve precisa que hay objetivos muy claros: seguir posicionando al sector aprovechando el reconocimiento médico que hay en la región, continuar impulsando proyectos innovadores, buscar nuevos mercados -sobre todo internacionales-, y afianzar el proceso de competitividad.

Con el apoyo de iNNpulsa, actualmente se están desarrollando tres proyectos enfocados en la innovación en la cual participan cinco instituciones: Fundación Cardiovascular de Colombia, Instituto del Corazón de Bucaramanga, Medi-Implantes S,A, Líneas Hospitalarias y Clínica Materno Infantil San Luis.

Se busca acceder a nuevos mercados con productos y servicios, y entre las líneas de acción están la telemedicina para el diagnóstico y tratamiento oportuno de la hematoncología Pediátrica, implante andino para la cirugía de columna, servicio de pruebas de biocompatibilidad y creación de biobancos y centros de simulación.

Está claro, que, en el caso del implante para cirugía de columnas, -una compleja intervención médica-, se busca atender mercados centroamericanos y a algunos países del Caribe, que vienen requerido el servicio.

2-cluster-bucaramanga

Humanizar el servicio

Pero, además, el Clúster está promoviendo el tema de “humanización del servicio”, que es una característica que algunas clínicas y hospitales de la región ya han incorporado a sus estándares, pero que se pretende masificar y convertir en ejemplo internacional.

Adicionalmente, se están concretando alianzas con institutos de investigación de Alemania para la transferencia de conocimiento y convenios con los clúster de Sajonia y de la ciudad  Leipzig.

“La idea es que con estas alianzas podamos desarrollar algunos proyectos de biobancos y centros de simulación”, señala Díaz Monsalve, tras indicar que la idea es también diversificar diversas patologías.

Los biobancos, son bancos de almacenamiento con muestras de origen humano para su utilización en investigaciones nacionales o internacionales dentro del campo de la biomedicina.

Los otros retos

Pero no todo termina ahí: se está desarrollando con el apoyo de iNNpulsa Colombia el proyecto “Reto Clúster”, que busca promover varios compontes orientados a atender nuevos mercados, como pruebas de biocompatibilidad para la creación de productos y dispositivos médicos.

“Queremos que la región cuente con la capacidad de desarrollar esos servicios, lo mismo que aquellos relacionados con una red integrados de servicios de salud que permita la articulación a la nueva normatividad que hay en el sector y poder manejar de manera eficiente el tema de pacientes”, explica.

Igualmente, se adelanta un proceso de gobernabilidad del Clúster que incluye, entre otros aspectos, la participación clara y precisa de las empresas, desarrollo de esquemas de vigilancia tecnológica y fortalecimiento de inteligencia competitiva con el fin de facilitar nuevos productos y servicios innovadores.

“La receptividad del Clúster ha sido muy grande y también se ha recibido el apoyo de las autoridades regionales y locales”, concluye Díaz Monsalve.