LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

El Carmen, un paraíso para los deportes al aire libre en Ibagué

El administrador de la Granja Piscícola El Carmen, Luis Farid Ortiz, al lado del lago principal de la finca en el que se cultivan seis mil peces.

  • En la granja piscícola El Carmen, ubicada en la capital tolimense, los visitantes y deportistas pueden pescar, nadar, montar a caballo o en bicicleta, entre otras actividades al aire libre.

Por Jaime Rivera García

Ibagué, 9 dic (Colombia-Inn). Hace 22 años el gerente de la Granja Piscícola El Carmen, Luis Eduardo Ortiz, vio una gran oportunidad de mercadeo en el cultivo de peces y complementó la explotación ganadera y arrocera de su finca con la pesca y otras actividades deportivas. Actualmente este emprendimiento es uno de los grandes jalonadores de turismo en la capital tolimense.

“Nosotros vendemos deporte”, enfatiza el actual administrador e hijo de Luis Eduardo, Luis Farid Ortiz. “Llevamos 20 años trabajando la piscicultura y la pesca deportiva”.

“Hace 22 años empezamos a cultivar peces en el reservorio de agua para la producción de arroz. Engordamos los peces y nos visitaban muchos amigos a pasar el rato y a pescar; entonces se fue generando un ingreso adicional al de la ganadería que era el negocio ancestral de la familia”, relata.

Después, los precios de venta de los pescados empezaron a fluctuar, y la familia decidió dar un toque de pasatiempo y deporte a la actividad piscicultora. Los pescadores deportivos se multiplicaron. Los Ortiz adoptaron entonces una tarifa acorde con el peso de lo extraído en el lago de la granja.

“El ingreso para la pesca no tiene costo. El interesado trae su equipo. Si no lo tiene, nosotros le alquilamos todos los implementos y se le cobra una tarifa de 6.000 por libra de lo que pesque”, explica Ortiz.

En el lago principal de la granja se encuentran unos 6.000 peces entre mojarra, cachama, carpa, bocachico y bagre.

Estanques La amplia variedad de peces está sembrada en varios estanques de la finca de 68 hectáreas, ubicada dentro del perímetro urbano de Ibagué.

Estanques. La amplia variedad de peces está sembrada en varios estanques de la finca de 68 hectáreas, ubicada dentro del perímetro urbano de Ibagué.

La Granja El Carmen tiene un área de 68 hectáreas, incluidas 13 de bosque nativo y está ubicada en el perímetro urbano de Ibagué, en las faldas de la Cordillera Central.

El lugar se ha convertido en una gran alternativa para que los ibaguereños y turistas puedan practicar la pesca y otros deportes al aire libre como la natación, la equitación, el paintball, el ciclo-montañismo, el motocross (disciplina de la que se han llevado a cabo varias válidas del campeonato nacional) y próximamente el fútbol con varias canchas reglamentarias.

Entre los planes inmediatos, Ortiz señala que “tenemos pensado hacer una manga para coleo y desarrollar unos campeonatos a finales de diciembre. Este es un montaje para un público diferente, pero seguramente aumentará el volumen de visitantes”.

La Granja El Carmen ya tiene un prestigio bien ganado. Durante los fines de semana el número de visitantes para practicar algún deporte puede ser de 2.000.

Piscina Los que no gustan de la pesca pueden practicar natación, equitación, paintball, ciclo-montañismo y motocross.

Piscina. Los que no gustan de la pesca pueden practicar natación, equitación, paintball, ciclo-montañismo y motocross.

Para los Ortiz gran parte del éxito de su negocio es la ubicación, “pues es un lugar ciento por ciento natural, con diferentes atracciones para la práctica de los deportes, dentro de la misma ciudad”.

El lugar se complementa con un gran restaurante-bar en el que se puede degustar una mojarra frita, el plato más solicitado.

Los miembros de la familia Ortiz saben que van por buen camino, pero tienen que trabajar con otros negocios similares para potencializar el turismo.

“Entre varios creamos una corporación que se llama Corposalado, unas 15 fincas de acá, del sector, que nos asociamos para ayudarnos, para crear una publicidad más amplia y aumentar la explotación del turismo. Nos sirve a todos”, explica Luis Farid.

Así pues, los ibaguereños y turistas cuentan con un lugar especial al aire libre para la práctica de los deportes relacionados con la naturaleza.