LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

El ‘caballito de acero’ ahora es de madera

Este es el diseñador industrial y ciclista boyacense Cristian Neira, el emprendedor que fabrica bicicletas de madera con alto rendimiento.

  • En Sogamoso, Nodo Bike fabrica bicicletas para niños y adultos hechas en madera, con excelentes rendimientos.
  • El emprendimiento hace honor a la tierra boyacense, cuna de grandes ciclistas y amor por el campo.
  • Productos amables con el medio ambiente.

 

Por: Jaime Rivera García

SOGAMOSO, 18 ago. (Colombia-inn) – Aquella frase del famoso locutor deportivo Carlos Arturo Rueda C. en las transmisiones radiales de las primeras vueltas a Colombia cuando exclamaba emocionado: “ahí vemos al pedalista montado en su caballito de acero”, ahora debería cambiar por: “aquí viene el ciclista montado en su caballito de… madera”.

Esta novedad no podía haber nacido en otro lugar. Desde Boyacá la empresa Nodo Bike, liderada por el joven empresario Cristian Neira, diseña, fabrica y comercializa bicicletas en madera para niños y adultos.

Mejor dicho, ya está empezando a escalar los primeros kilómetros de la ruta que lo llevará a obtener la camiseta de campeón de la montaña y del emprendimiento innovador.

A Neira lo motivan varias cosas: como buen representante del equipo de Boyacá, su afición al ciclismo; su pasión por el cuidado del medio ambiente y el amor por el diseño, su profesión, en este caso aplicada a soluciones de movilidad limpia.

Nodo Bike es una empresa que nació en Duitama, Boyacá, hace dos años y ahora tiene la sede en Sogamoso.

El modelo de bicicleta para niños es enteramente en madera y no tiene pedales.

Diseño para el ciclismo

Cuando Neira estaba tratando de encontrar un proyecto para su carrera de diseño industrial en la Universidad Pedagógica Tecnológica de Colombia, (UPTC), se planteó un reto para producir algo novedoso y funcional, que se pudiera aplicar al ciclismo y sirviera a la movilidad limpia de las ciudades

“La funcionalidad es el objeto del diseño industrial. La estética es solo una parte”, afirma este boyacense alegre, descomplicado y dicharachero.

“Nuestra idea de negocio es una propuesta que contribuye al medio ambiente, en cuanto a movilidad, puesto que desarrollamos un producto sostenible, que aporta a la economía de los clientes en los tiempos de desplazamiento dentro de la ciudad. Reducimos tiempos de producción, emisión de gases tóxicos y consumo de energía”, explica.

Las bicicletas de Nodo Bike son desarrolladas en láminas de madera que permiten personalizar cada uno de los modelos fabricados, según las preferencias del cliente. “Es un vehículo que se puede actualizar cuantas veces se quiera en cuanto al color y forma”, destaca.

El equilibrio se desarrolla mejor en la infancia cuando los niños movilizan su bicicleta con impulso de los pies, sin pedales.

Para niños y grandes

Los productos de esta empresa boyacense van dirigidos a dos mercados en especial: las bicicletas para niños, que fueron los primeros desarrollos de Neira, y las de adultos.

Neira subraya que solo utilizan madera laminada certificada, con tratamiento para humedad, de cultivo responsable, recubierta por capas poliméricas con gráficas reflectantes de alto brillo. “No usamos maderas nativas porque estas deforestan al mundo. La mayoría de las láminas de madera las importamos de Chile y Ecuador”, señala.

“El principio fundamental para andar en dos ruedas es el equilibrio. Los expertos concluyen que las bicicletas sin pedal son el mejor elemento para adquirirlo y por eso la primera bicicleta de la vida no debe tener pedales”, dice Neira, al referirse a los modelos destinados a los niños.

Las bicicletas para adultos en Nodo Bike tienen un desarrollo innovador en el centro de pedaleo -expresa Cristian–. “El plato está por dentro de la madera y queda aislado de los pies y tobillos del ciclista. El sistema de relación queda por dentro del marco. Este es un factor de seguridad porque reducimos el riesgo de contacto con la cadena y el plato”.  

Las bicicletas de madera poco a poco van recibiendo la aceptación de los aficionados.

Excelente rendimiento

Ya desarrollaron varios modelos para ciclomontañismo y para ciclismo urbano con el peso adecuado para potencializar el rendimiento. La bicicleta para ciudad pesa 17 kilos y se están realizando modificaciones para bajar al máximo el peso de las de montaña.

“Hemos diseñado un sistema propio de transmisión para que dure muchísimo. El desempeño es muy suave y las bicicletas son bastante rápidas. En la ciudad se puede alcanzar una velocidad promedio de 22 kilómetros por hora”, afirma Neira.

Las bicicletas de Nodo Bike son hechas a mano y se adquieren por pedido. Si alguien está interesado se comunica con la empresa a través de la página https://nodobike.wixsite.com y a los 20 días se la entregan. Como el diseño es personalizado, las partes diferentes al marco de madera se escogen entre una amplia gama de posibilidades, (tenedor, manubrio, sillín, llantas, entre otros). El valor de una bicicleta oscila entre un millón y un millón 800 mil pesos.

Los modelos para niños sí son enteramente en madera y su costo puede ascender 280.000 pesos.

Cristian es diseñador y a la vez ciclista, boyacense y alegre. Para llevar a cabo su emprendimiento ha recibido el apoyo incondicional de su padre, un mecánico “que fabrica de todo” y de su familia.

“Tenemos como misión crecer y diversificar los productos para contribuir al desarrollo de la región con la generación de empleos directos e indirectos y conseguir el reconocimiento de nuestra marca boyacense”, expresa el emprendedor.

Ríe. Sigue trabajando en un modelo que entregará próximamente.

Lo bueno es que esto lo divierte: “El ciclismo es un motor para la vida…” Y concluye: “yo no he visto nunca a una persona triste en una bicicleta”.