LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

El año 2013 catapultó a Medellín para ser capital de la ciencia y tecnología

Vista panorámica de la ciudad de Medellín. Foto: Luís Eduardo NoriegaVista panorámica de la ciudad de Medellín. Foto: Luís Eduardo Noriega

Medellín (Colombia), 18 dic (Colombia.inn).- La distinción otorgada a Medellín como la ciudad más innovadora del mundo permitió a la urbe colombiana, antaño una de las más inseguras del planeta, acelerar un ambicioso programa cuyo objetivo es ser en 2021 la capital latinoamericana de la ciencia y la tecnología.

Los logros se deben a “la fortuna de haber tenido buenos mandatarios de forma continua, a la gente joven que ha entrado en el Gobierno porque cree en la transformación y al sector privado que no ha dado la espalda a la ciudad”.

Así lo explicó a Colombia.inn, agencia operada por Efe, Juan Camilo Quintero, director ejecutivo de Ruta N, una corporación mixta fundada en 2009 para promover la innovación en esta ciudad del noroeste de Colombia y que ya es un paradigma en Latinoamérica.

En marzo pasado Medellín ganó a Nueva York y Tel Aviv en el concurso mundial City of the Year, organizado por The Wall Street Journal y Citigroup, que otorga el título de ciudad más innovadora.

Ese reconocimiento llevó a la Alcaldía y a Ruta N a encauzar un proyecto cuyo objetivo es tener construido en 2023 un gran distrito tecnológico de 115 hectáreas, dijo Quintero, para agregar que para ese año se habrán creado 29.000 puestos de trabajo gracias a la llegada de nuevas compañías nacionales e internacionales.

“Nuestra meta es ser la capital de la ciencia y la tecnología de América Latina en 2021, que Medellín sea un ‘hub’ para que las empresas puedan entrar en América Latina. Lo que Start Up Chile es para el emprendimiento, Medellín será para la innovación”, apuntó Quintero.

Para ello Ruta N, constituida por fondos de la Alcaldía, de Empresas Públicas de Medellín (EPM) y de la compañía de telecomunicaciones UNE, cuenta con un presupuesto de 470.000 millones de pesos (unos 247 millones de dólares) para cumplir el objetivo, según el director ejecutivo de esa corporación.

Y en el centro del plan está “conectar a Medellín con el mundo” a través de la “innovación abierta”, que no es otra cosa que hacer partícipes a los ciudadanos de la transformación de su ciudad a partir de sus opiniones e ideas, pero también tomar como referencias los mejores ejemplos aplicados en otras urbes.

Vista del metro en la ciudad de Medellín. Foto: Luís Eduardo Noriega

Imagen 1 De 1

INN02. MEDELLÍN (COLOMBIA), 18/12/2013.- Fotografía del 1 de marzo de 2013 del metro en la ciudad de Medellín (Colombia). La distinción otorgada a Medellín como la ciudad más innovadora del mundo permitió a la urbe colombiana, antaño una de las más inseguras del planeta, acelerar un ambicioso programa cuyo objetivo es ser en 2021 la capital latinoamericana de la ciencia y la tecnología. Los logros se deben a "la fortuna de haber tenido buenos mandatarios de forma continua, a la gente joven que ha entrado en el Gobierno porque cree en la transformación y al sector privado que no ha dado la espalda a la ciudad". COLOMBIA.INN/LUIS EDUARDO NORIEGA

Este plan lo forjó Sergio Fajardo cuando fue alcalde de Medellín (2004-2008) y quien, ahora como gobernador del departamento y artífice del programa “Antioquia la más educada”, destina “casi la mitad del presupuesto a educación” en becas y centros de estudio, pero también en la creación de empresas y fortalecimiento del sistema productivo, según reconoció a Colombia.inn.

Usar la educación como herramienta de transformación, la política que impuso Fajardo, ha dado lugar a la Medellín actual.

Cuando este político llegó a la Alcaldía se encontró una ciudad ahogada por la violencia y estigmatizada por la herencia del narcotraficante Pablo Escobar.

Pero Fajardo desafió los problemas y replanteó la ciudad desde la arquitectura y el transporte público, consolidó un sistema de bibliotecas en los barrios más deprimidos y apostó por reducir la brecha entre ricos y pobres.

Hoy Medellín posee uno de los sistemas de transporte más modernos de América Latina, universidades que desarrollan importantes investigaciones, una arquitectura de vanguardia, museos de prestigio internacional, un distrito financiero que alberga a algunas de las empresas más importantes de Colombia y sobre todo un futuro prometedor.

A Fajardo, un doctor en Matemáticas, le sucedió en la Alcaldía Alonso Salazar, también del movimiento Compromiso Ciudadano, y en 2012 llegó Aníbal Gaviria, gestor de la estrategia “Medellinnovation”, uno de los ejes del plan que espera catapultar a esta urbe como la capital de la ciencia y la tecnología.

“Medellín es una ciudad que se reinventa, una ciudad de proyectos pilotos que se vuelven realidad”, aseveró el director ejecutivo de Ruta N.

Eso permitirá, remarcó Quintero, que para 2021 la capital antioqueña “tenga un ecosistema de innovación consolidado para que cualquier producto, servicio o tecnología pueda ser probado en sus laboratorios y centros de investigación, amparados por los fondos de capital riesgo”, concluyó. COLOMBIA.INN