LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Ecovivir, los mil y un intentos que cambian el mundo

Saúl Campuzano, un emprendedor que tras muchos intentos hoy ofrece soluciones integrales en purificación, esterilización y calidad del aire interior para diferentes sectores.

Por María Angélica Huérfano B.

Medellín, 21 oct (Colombia-inn) – Thomas Alva Edison, uno de los inventores más prolíferos de la historia, gracias a que se le atribuyen más de mil patentes, tenía una respuesta memorable cuando se le preguntaba por los miles de intentos fallidos que le costó la creación de la bombilla. El científico decía “no fracasé, solo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla”.

La célebre frase de Edison refleja muy bien el carácter de los verdaderos emprendedores, a quienes la paciencia y la perseverancia nunca los abandona.

Esta es la historia de Saúl Campuzano, un profesional en comercio exterior que decidió hace ocho años lanzarse a crear su propia empresa, una apuesta que aunque no ha sido nada fácil, sí le ha dejado muchas satisfacciones.

Al igual que Edison, fueron varios los intentos que Campuzano hizo para consolidar su idea de negocio. Inició con la importación de autopartes, luego con la comercialización de productos de aseo para los sectores institucional y de automotores y, posteriormente, con un proyecto de desinfección de aire.

Aunque ninguno se consolidó, sí lo interesaron y motivaron a investigar un tema del que hoy es un completo apasionado: la purificación del aire.

Su inquietud por conocer más del tema lo llevó a descubrir que en el mundo existía tecnología de punta desarrollada exclusivamente para gestionar estos procesos, algo que en Latinoamérica era muy poco conocido.

Así se encontró con una empresa alemana llamada Bioclimatic que llevaba más de 40 años neutralizando las partículas contaminantes del aire y los microorganismos patógenos, a través de una tecnología revolucionaria que utiliza la oxidación con ‘oxígeno activado’, también conocida como ionización bipolar.

Dicha tecnología tiene la capacidad de destruir e inactivar la estructura celular de microorganismos como virus, esporas de moho, levaduras, bacterias, olores, entre otros contaminantes presentes en el aire.

Su rápido contacto con la compañía alemana y la posibilidad de empezar importar sus dispositivos fue el último empujón que Saúl necesitaba para emprender de nuevo el gran reto de hacer empresa en Colombia.

Así nació, en 2012, Ecovivir, compañía dedicada a ofrecer soluciones integrales en purificación, esterilización y calidad del aire interior para diferentes sectores.

Una vez el proyecto empezó a rodar aparecieron varias convocatorias para apoyar nuevos emprendimientos a las que Ecovivir se postuló para dar a conocer su iniciativa, una de ellas fue ´Capital en etapa temprana´ que abrió iNNpulsa Colombia, y de la cual resultaron ganadores.

“Fueron ocho meses de trabajo preparando la propuesta, una tarea que contó con el acompañamiento y asesoría de la incubadora de empresas ‘Creame’. De ahí en adelante y gracias al apoyo de iNNpulsa nuestro negocio ha crecido de manera significativa”, sostuvo Campuzano en entrevista con Colombia-inn.

La propuesta de Ecovivir es bastante innovadora teniendo en cuenta que se apalanca en la tecnología alemana para crear nuevos desarrollos aplicados a las necesidades particulares de cada uno de sus clientes, concretamente en el tema de uso e instalaciones de los dispositivos, todo con ingeniería netamente colombiana.

En la actualidad Ecovivir ofrece soluciones para las industrias de alimentos y bebidas, médica, química y farmacéutica, y los sectores comercial y financiero, entre otros.

“Algunos de estos sectores, como el de alimentos y bebidas y el médico, exigen un control microbiológico óptimo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las infecciones intrahospitalarias afectan anualmente a más de 1,4 millones de personas en el mundo, cifras que se pueden contrarrestar y disminuir gracias a este tipo de soluciones ya que permiten la eliminación de virus como el H1N1, la gripe aviar y el ébola, entre otros”, explicó Campuzano.

Adicionalmente, Ecovivir ofrece soluciones para que los sistemas de aire acondicionado logren ahorrar hasta el 50% de sus costos energéticos, además de proveer aire puro y saludable.

Hoy, la compañía ofrece sus soluciones a empresas tan importantes como Postobón, Suramericana, Bancolombia y, Arquitectura y Concreto, entre otras, y es representante exclusivo de la marca Bioclimatic GmbH para Colombia, Perú, Ecuador y Panamá.

Su apuesta en el corto plazo: ser aliado estratégico de los grandes proyectos de construcción en el segmento de los centros comerciales, espacios que demandan una altísima calidad del aire y en los que el ahorro de energía se convierte en un tema de responsabilidad y sostenibilidad medioambiental.

Aunque durante estos cuatro años de emprendimiento no todo ha sido color de rosa, el gerente general de Ecovivir asegura que todos los sacrificios han valido la pena y que, al igual Thomas Alva Edison, no importa si hay que intentarlo mil y una veces para alcanzar los objetivos propuestos.

Saúl está convencido que la única manera para alcanzar el éxito es enfocarse en un proyecto claro, tener paciencia para entender que los frutos del emprendimiento pueden tardar años y ser estrictamente disciplinado. “Trabajar bien, persistir, insistir y nunca desistir, esa es la fórmula ganadora”, puntualizó Campuzano.