LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Alpina y Ramo trabajan en conjunto para evitar desperdicio de alimentos

-A través de una convocatoria, las dos empresas escogieron dos soluciones para aprovechar los alimentos que están próximos a vencerse.

-Una de las soluciones es un software que ayuda a reducir los tiempos de entrega de los productos y puedan ser vendidos en con suficiente tiempo en las pequeñas tiendas de barrio.

-La segunda solución tiene que ver que el reciclaje de alimentos que se usan como materia prima para la fabricación de concentrados para alimentar animales.

 

A Lesmes

Colombia inn. Según un reciente estudio del Departamento Nacional de Planeación, en Colombia se pierden y desperdician 9,76 millones de toneladas de comida cada año, un problema que se evidencia desde la producción, almacenamiento y procesamiento industrial, hasta la distribución, la venta en supermercados y el manejo de los alimentos en los hogares.

Solo en la etapa de distribución y retail se desperdician 2,01 millones de toneladas cada año, es decir el 20,6%, y en los hogares, el desperdicio asciende a 1,53 toneladas cada año por vencimiento de los productos alimenticios.

Alpina y Ramo, dos empresas del sector de alimentos, que de alguna manera son competencia, se unieron en un programa de innovación abierta para identificar una problemática común, en este caso la devolución de alimentos próximos a vencerse por parte de los supermercados, y buscar soluciones conjuntas para evitar el desperdicio y las pérdidas monetarias.

“La devolución de alimentos es una problemática muy compleja en nuestra industria. Entre las empresas de alimentos participantes evidenciamos que cada año cerca de 2.000 toneladas de productos aptos para el consumo humano estaban siendo devueltas por las grandes superficies, y aunque cada compañía hacía el esfuerzo por aprovecharlas, esto no era suficiente, y por tanto, el desperdicio de algunos productos de vida útil corta resultaba inevitable”, explica Santiago Molano, director de asuntos corporativos de Ramo.

Innovación abierta para buscar soluciones

Cuando se habla de innovación abierta colaborativa en el sector empresarial se hace referencia a la acción de compartir proyectos, conocimientos, experticia e información de los emprendedores, investigadores de universidades o empresarios con el fin de darles solución a los retos o problemáticas que las grandes empresas presentan al interior de sus organizaciones, y que normalmente, no pueden resolver por sí solas, por falta de tiempo, especialización o necesidad de resultados inmediatos.

Para incentivar a las empresas a participar en este tipo de procesos, en octubre del año pasado Connect Bogotá Región y la ANDI, con el patrocinio de Colciencias, Innpulsa y la Gobernación de Cundinamarca, realizaron Circuito Innova, un programa donde se identificaron problemáticas comunes en seis temáticas, y se identificaron soluciones de investigadores y emprendedores que pretenden impactar de manera positiva a más de 200 empresas en Colombia.

Las seis temáticas que se seleccionaron en este programa correspondieron a los retos de aprovechamiento de los residuos de las pilas (alcalinas, de botón y recargables),  valorización del residuo de las llantas, aprovechamiento de envases de plaguicidas domésticos, creación de envases con diseños innovadores para el sector cosmético, disposición de residuos no peligrosos (cartón, papel y plástico) y el aprovechamiento rentable de las mermas y devoluciones de alimentos.

Luego de abrir la convocatoria, se recibieron cerca de 50 propuestas para solucionar este reto de alimentos. Se preseleccionaron 36 proyectos. Después de una evaluación detallada, se convocaron 12 solucionadores para que presentaran ante los empresarios sus proyectos.

Las dos emprendimientos que convencieron a Alpina y Ramo

Profitline

Este software se enfoca en logística inversa para empresas de consumo. La solución permite que los productos que aún están en buen estado, pero que tiene una vida corta, logren aprovecharse de una mejor manera. Actualmente hay muchas áreas y terceros involucrados que generan retrasos en el proceso de devolución. En la mayoría de casos cuando el producto es devuelto a la empresa ya ha perdido su vida útil.

Gracias a esta tecnología, el proceso reduce sus tiempos de entrega y es posible vender los productos que aún cuentan con suficiente tiempo de consumo en las pequeñas tiendas de barrio. Por otro lado, los productos que son para consumo inmediato son destinados a poblaciones de bajos recursos a través del Banco de Alimentos (ABACO), generando a su vez, un impacto positivo al medio ambiente.

“Este es un proyecto con alto contenido de responsabilidad social empresarial. Con Alpina comenzamos las pruebas piloto en abril, en un punto de venta de Cencosud, certificando devoluciones tres veces por semana. Ya hemos recuperado una buena cantidad de productos en buen estado, lo cual nos ha permitido ubicarlo al consumidor final. Industrias Ramo ya se encuentra en proceso de alistamiento para poder vincularse al piloto, lo cual nos permitirá ofrecer un portafolio ampliado de producto de diferentes marcas”, comenta Guillermo Angarita, presidente de Profitline.

SCP Alimentación animal

Este emprendimiento recicla alimentos vencidos para el consumo humano y los convierte en la materia prima para la elaboración de alimentos concentrados para animales. Esta metodología permite reutilizar alimentos procesados que ya caducaron como yogures, mermeladas y suero de queso, entre otros.

“SCP es un proyecto seleccionado por el programa de emprendimiento de la Universidad de los Andes en el 2013 y por el Circuito Innova en el reto de alimentos en el 2015. Esta iniciativa es producto de muchos años de reflexión, experiencia profesional y de diferentes ensayos a escala familiar, tanto en la piscicultura como en la producción ecológica de aves de postura y la porcicultura. Actualmente estamos en negociaciones con Alpina para evaluar diferentes posibilidades de trabajo en conjunto”, agrega Juan Camilo Mira, presidente de SCP.

La innovación abierta es la puerta que tiene Colombia para sofisticar su economía y lograr resultados de productividad mucho más exitosos. Según la consultora internacional Accenture, luego de un estudio que realizaron sobre la temática, se cree que la implementación de la innovación abierta puede elevar el Producto Interno Bruto del país entre un 2% y 4%.

“Este ejercicio de innovación abierta que hemos realizado en conjunto nos ha demostrado que sí es posible dar un manejo más eficiente a estos productos de vida corta, contribuyendo a la población vulnerable y siendo amigables con el medio ambiente”, agregó Santiago Molano, director de asuntos corporativos de Ramo.