LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Creativa y ambiciosa estrategia para reducir el hambre en Colombia

El gerente general de Profitline, Guillermo Angarita, manifiesta que su sueño es perfeccionar el modelo de Logística Inversa para reducir el hambre en muchas regiones del país.

  • Colombia produce 28 millones de toneladas anuales de alimentos y desperdicia el 34,8 %.
  • “Es vergonzoso que una sociedad vea morir a sus niños de hambre”, afirma el gerente de Profitline.

Bogotá, 10 mar (Colombia-Inn) – En Colombia, cerca de 9,76 millones de toneladas de alimentos se pierden o desperdician anualmente, y de esas pérdidas un 40% ocurre en los procesos de almacenamiento y distribución, con graves impactos en la economía y el hambre del país, una problemática que la firma bogotana Profitline está empeñada en resolver.

“En Colombia se producen anualmente 28 millones de toneladas de alimentos, de las cuales 9,76 millones de toneladas (el 34,8%) se desperdician botándolas o destruyéndolas”, precisa al respecto Guillermo Angarita, gerente general de Profitline.

No sobra recordar que para 2011, según la FAO, un total de 47 millones de personas sufrían de hambre en América Latina, y para entonces se desperdiciaban 127 millones de toneladas de alimentos por año. Incluso, el reporte agregaba que la pérdida y desperdicio de alimentos pér capita era de entre 200 y 225 kilos anuales.

Otras cifras señalan que, del total de pérdidas de alimentos en Colombia, un 20,6% ocurre durante el proceso de distribución, el 19,8% en el almacenamiento; 15,6% durante el consumo, 40,5% en la etapa de producción y 3,5% al momento del procesamiento.

“Con la implementación del outlet de alimentos a través de nuestra plataforma de Logística Inversa, podríamos salvar un gran porcentaje de esos productos desperdiciados y alimentar a muchos colombianos con hambre. Es vergonzoso que nuestra sociedad vea morir a sus niños por desnutrición, sabiendo que estamos botando muchos alimentos a la basura”, afirmó a Colombia-Inn el gerente de Profitline.

“Aplicando nuestra metodología contribuiríamos a solucionar el grave problema de la desnutrición en el país. Para poner un ejemplo, se evitarían muertes de niños recién nacidos en La Guajira y se acabarían los problemas de alimentación escolar en varios territorios de la nación”, recalca este emprendedor que inició el proyecto en 2015.

Profitline es una empresa outsourcing que terceriza servicios comerciales de cartera y de tecnología.

Método

El método de Profitline consiste en detectar los productos alimenticios próximos a vencerse. Luego de recogerlos entrega una parte al Banco de Alimentos y otra la distribuye a través de canales alternativos en los que el consumo sea mucho más rápido.

Para eso desarrolló una plataforma tecnológica y logística que se aplica en grandes almacenes como es el caso de Cencosud. Se publican en tiempo real los inventarios de “corta fecha” en buen estado; se comercializa con descuento y on line una parte de esos productos en sitios en donde se puedan consumir rápidamente y, la otra parte, se dona directamente al Banco de Alimentos.

Sobre el proceso, Angarita señaló: “Estamos implementando un ‘círculo virtuoso’ de recuperación en el que gana el fabricante, gana el almacén, gana el consumidor y, por supuesto, ganamos nosotros en Profitline”.

Profitline ha desarrollado un software para validar los vencimientos de algunos productos en los supermercados. Comercializa unos y los otros se donan al Banco de Alimentos.

Sueño cumplible

Profitline es una firma de outsourcing (proveedora de servicios externos a las empresas) que Angarita fundó en 2004. Actualmente trabaja en tres frentes: maneja recaudo de cartera comercial para grandes compañías a nivel nacional; ofrece soportes tecnológicos y de back office a organizaciones e implementa desde hace cinco años la Logística Inversa.

“Las compañías outsourcing tienen que estar innovando permanentemente, de acuerdo con el comportamiento de la economía y los negocios del país”, subraya Angarita, quien empezó a trabajar con medicamentos próximos a vencer, asegurando su destrucción en la industria farmacéutica, y visualizó el potencial que se podría explotar si se aplicaba de manera eficiente el proceso en la industria de alimentos.

“Nos hicimos expertos en el manejo y retorno de los productos vencidos. Primero para la industria farmacéutica con empresas como GlaxoSmithkline, Novartis, Alcon, Galderma, Farma de Colombia  y Abott que confiaron en nosotros. Hemos venido creciendo y creando proyectos en ese sentido hasta que nos planteamos el reto de reducir el desperdicio de alimentos”, recordó.

Guillermo Angarita está haciendo realidad el sueño de trabajar como independiente desde los 40 años (cuando renunció a una petrolera multinacional), hacer rentable su empresa de outsourcing y, lo más importante, aportar a reducir el hambre en el país mejorando eficientemente los modelos de devolución de productos.

“Necesitamos vincular a muchas empresas y que recuperemos el 100% de los alimentos desechados…”, concluye.

Todos esperamos que lo logre.